Maestros del Renacimiento juego de mesa

Maestros del Renacimiento, reseña by David

Maestros del Renacimiento es la versión de cartas del genial Lorenzo el Magnífico, que en este caso tenemos en español gracias a Maldito Games.

Maestros del Renacimiento, la versión Lite de Lorenzo el Magnífico

Maestros del Renacimiento juego de mesa

Ficha

Maestros del Renacimiento

  • Editorial: Maldito Games
  • Autor: Simone Luciani, Nestore Mangone
  • Ilustrador: Klemens Franz, Roberto Grasso
  • 1-4 jugadores
  • 30-45 minutos de duración

¿De qué va?

Maestros del Renacimiento es lo que llamaríamos el Juego de Cartas de Lorenzo El Magnífico.

La idea parte de la misma premisa de combos con cartas de la que parte Lorenzo, pero con un sistema de recursos diferente. 

La partida de Maestros del Renacimiento se compone principalmente de las cartas del mercado central y de un mecanismo de recursos hecho con un sistema de bolas, establecidas en una cuadrícula 3×4 por el que el jugador podrá coger recursos, en función de la fila o columna que elija y posteriormente modificará la configuración de este “mercado” de recursos.

Maestros del Renacimiento es un juego de corte eurogame, bastante sencillo y de duración muy ajustada, apenas 45 minutos por partida. El juego se irá jugando durante una serie de rondas indeterminadas, hasta que se produzca el final de partida.

Principalmente los puntos de victoria del juego vienen determinados por factores: las cartas que consigamos comprar y el valor que tengamos en el track de fe.

En su turno, el jugador activo podrá realizar una de 3 acciones posibles:

  • Recoger recursos, siguiendo el sistema que comentamos anteriormente con el mercado de bolas.
  • Comprar una carta y colocarla en nuestro tablero personal (siempre teniendo en cuenta, que las cartas tienen 3 niveles y que para poder comprar la carta de nivel 3, deberemos tener la carta de nivel 2 del mismo color y lo mismo para comprar la carta de nivel 2).
  • Producción, con esta acción activamos todas las cartas, que nos sirven principalmente para intercambiar recursos y subir en el track de fe.

El momento en el que un jugador ha comprado 7 cartas o ha llegado al final del track de la fe, se produce el final de partida.

Estética

Maestros del Renacimiento es de esos juegos coquetos de por si, no resalta por nada en especial, pero todo, desde que lo montas deja un despliegue muy elegante.

El soporte de las bolas incluye un troquel que ayuda a mantenerlo más firme en mesa y  que lo hace más visual.

Iconográficamente el juego funciona bien y es bastante claro. 

Como pero, los marcadores del track de la fe, son excesivamente pequeños.

Escalabilidad

Maestros del Renacimiento es un juego de cartas de mercado visible, pero en el que cada tipo de carta se coloca en un mazo que sólo deja visible la primera carta.

Entre este efecto y el del mercado de bolas, que cambia con cada compra de recursos, hacen que el juego modifique más su estructura cuantos más jugadores haya.

Normalmente esto deriva en un juego más caótico, pero como los jugadores tienen varias opciones, no siempre hay tantas modificaciones. Esto hace que el juego se vuelva más plano y multisolitario a 2 jugadores y funcionando más ágil e interactivo en partidas a 4 jugadores.

Nosotros recomendamos como su mejor número 4 jugadores, funcionando más o menos bien a 3.

Maestros del Renacimiento juego de mesa

Lo mejor y lo peor

Pros

  • El juego acerca los euros a un termino más familiar, con una explicación muy sencilla y de fácil comprensión.
  • El sistema de bolas, es algo poco visto y con un diseño sencillo pero con una interacción a 4 jugadores interesante.

Contras

  • A 2 se convierte en un juego casi multisolitario, con muy poca interacción que queda bastante descafeinado.
  • Si buscas un Lorenzo el Magnifico sintetizado y basado en la potencia de las cartas, este no es. Este se aleja bastante, acudiendo a un juego de producción y transformación bastante sencillo.

Contexto

Estamos ante un juego que supone una gran simplificación de Lorenzo il Magnifico (un eurogame bastante exigente en cuanto a presión).

Esto lo lleva directamente a convertirse en un juego casi familiar, que no requiere de un gran conocimiento de los juegos de mesa y que aunque pide que creemos un motor, este no es muy complicado.

Explicar Maestros del Renacimiento, no va a llevar más de 10 minutos y enseguida el juego se entiende.

Es por esto que bajaríamos un escalón de eurogame, convirtiéndolo en un familiar plus de corta duración.

Maestros del Renacimiento juego de mesa

Conclusión

Hay veces que las expectativas sobre un juego pueden jugar una mala pasada y este Maestros del Renacimiento es un claro ejemplo de ello.

Cuando te enfrentas por primera vez al juego, te esperas un Lorenzo el Magnífico, sintetizado a su base fundamental, las cartas. Las cartas de Lorenzo tenían una configuración muy atractiva, con elementos y apuestas diferentes, que permitían diferentes caminos hacia la victoria: producción, mercadeo, transformación, etc.

Este elemento y la presión es lo que hacen que Lorenzo brille en cada partida y estos dos mismos elementos, no están presentes en este Maestros del Renacimiento.

Superado este escollo/trauma, lo que nos depara Maestros del Renacimiento es un buen acercamiento a los juegos de corte eurogame mediante un planteamiento de recolección y producción. 

La base del juego es sencilla y se basa en dos elementos para conseguir dos objetivos. Producir recursos y transformarlos, para poder comprar cartas y subir en el track de la fe.

Esta forma de funcionar lo hacen un juego mucho más familiar y simplificado que el anterior, convirtiéndolo en una carrera por conseguir uno de los dos objetivos que provocan el final de partida.

Su problema, es sin duda el tener como referente a Lorenzo el Magnifico, juego al que no se le parece y que se basa en elementos, totalmente diferentes a este. No vamos a ver la magia de las cartas de Lorenzo el Magnifico, ni vamos a notar su tensión.

 A partir de aquí, lo que tenemos es un juego tirando hacia un filler, de corta duración (apenas 30 o 35 minutos), al que hay que entrar sin pensar en su antecesor. Un juego que se queda corto para los jugadores más experimentados, pero que sirve bien como juego de iniciación o familiar, por su sencillez y rapidez.

 

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!

Más artículos
Orleans Historias juego de mesa
Orleans Historias, reseña by David
A %d blogueros les gusta esto: