Woodcraft juego de mesa

Woodcraft, reseña by David

En Woodcraft nos convertimos en un elfo del bosque que ha decidido instruirse en el noble arte de la carpintería, un juego de mesa que en castellano nos llega por Arrakis Games.

Woodcraft, el carpintero del bosque

Woodcraft juego de mesa

Ficha

Woodcraft

  • Diseño Ross Arnold, Vladimír Suchý
  • Ilustración Michal Peichl
  • Arrakis Games
  • 1-4 Jugadores
  • 60-120 minutos
  • +12 años

¿De qué va?

En Woodcraft representaremos a un elfo carpintero el cual se dedica a hacer encargos para los enanos del lugar, desde juguetes pasando por muebles, herramientas o incluso juegos de mesa.

Woodcraft es un juego de gestión de rondel de acciones que funciona bajo un sistema similar al utilizado antes por el autor en juegos, el más reconocido de ellos Praga Caput Regni.

A lo largo de las rondas de juego, los jugadores irán seleccionando acciones de este rondel con el fin de cumplir los contratos. Adicionalmente tendremos una serie de acciones gratuitas que podremos realizar siempre y cuando tengamos las mejoras en nuestro taller.

Cada jugador dispondrá de un tablero de juego donde tendremos diferentes herramientas que nos permitirán interactuar con los dados, dichos dados nos sirven para cumplir los contratos (elemento principal del juego).

Explicamos un poco el tema de los dados, hay 3 colores de dados que representan 3 tipos de madera, estos dados nos sirven para cumplir los contratos antes nombrados, en dichos contratos tendremos que entregar una serie de dados de un valor y color determinado.

Pues dicho esto las herramientas nos permiten dividir los dados, sumarlos y convertirlos en un dado mayor. Por otro lado, las macetas (empezamos con una) nos permiten poner dados en ella que irán aumentando de valor cada ronda.

Dicho esto la secuencia de juego es la siguiente:

  • Primero aumentamos de valor los dados que están en nuestras macetas.
  • Antes o después de la acción principal podemos hacer todas las acciones gratuitas de nuestro tablero que queramos y/o cumplir contratos.
  • En la acción principal cogeremos una loseta disponible en el rondel y la ejecutaremos.

Acciones del rondel

  • Contratar ayudantes (van a nuestro tablero y nos dan mejoras).
  • Comprar herramientas para nuestro tablero.
  • Coger contratos
  • Comprar dados y vender.
  • Plantar dados en nuestras macetas y/o producir bonificaciones de nuestros trabajadores.
  • Comprar materiales, estos sirven para hacer funcionar nuestras herramientas.

Al final de nuestro turno, podremos pagar el coste de la compra de puntos asociado a nuestro tablero y pasar al siguiente jugador.

Un elemento importante del juego es que tiene varias fases de mantenimiento donde recuperaremos las herramientas usadas, los contratos que estén en nuestro tablero bajarán una casilla haciendo que su bonificación por cumplirlo empeore o incluso sea negativa, por último bajaremos un contrato.

Dos elementos más a tener en cuenta es que hay unos objetivos de final de partida comunes que podremos colocarnos en ellos si cumplimos ciertos contratos y además hay un tablero de bonificaciones para cada jugador que nos dará beneficios si conseguimos hacer set collection de diferentes elementos sin repetirlos.

Woodcraft juego de mesa

Estética y componentes

Delicious Games, editorial matriz de este título y encargada de la producción siempre ha adolecido de hacer producciones reguleras y aquí no ha cambiado el tercio.

Woodcraft es un juego con unos materiales bastante mejorables donde casi estamos al límite de una producción aceptable en algunos casos. Si acaso, lo único salvable son los dados por que lo que es el resto podría ser muy mejorable y todo tiene un grosor de material bastante pequeño y de calidad regulera.

Si a esto le añadimos que las ilustraciones del juego son de lo peorcito de la casa, estoy completamente seguro que nadie comprará este juego por su aspecto o su calidad de componentes.

Muy mejorable, el elfo de la portada miedito.


La Cueva Roja


Escalabilidad

Woodcraft es un juego con una toma de decisiones importante en el que hay ciertos apartados que interactúan entre los jugadores.

El rondel de acciones tiene ciertos beneficios si las acciones se van quedando sin utilizar, lo que propicia ese manejo de ver cuando es interesante aparcar una acción si vemos que más adelante la podremos hacer y no nos la han quitado. Además, el mercado de objetivos, el de trabajadores y el de dados es común, una circunstancia que siempre propicia la vigía.

Cierto es que Woodcraft tiene muy pocas acciones durante la partida y la mayoría de las veces nos tendremos que adaptar a las circunstancias.

Es muy posible que por esa relación de dureza/duración con la interacción en el juego, su mejor número sea 3 jugadores, a 4 las veces que lo he jugado se me ha hecho pesado algo pesado y a 2 aunque con menos interacción pero como el peso del juego esta en tu puzle, se disfruta bien.

Woodcraft juego de mesa

Conclusiones

Woodcraft es el nuevo título de Vladimir Suchy, un autor que siempre tenemos en estima por su gran acierto con juegos como Underwater Cities o Praga Caput Regni, pero al que también hay que marcar bien porque no siempre ha funcionado, como vimos en el caso de Mesina.

Woodcraft es un juego que ya nos resulta reconocible en cosas del autor, el rondel de acciones se nos parece a títulos anteriores y su forma de funcionar o interactuar con ellos es muy similar.

Aquí vamos a tener un juego bastante más seco que los anteriores y eso que no es que Suchy destaque por hacer juegos en el que el tema esté muy presente, el mejor en este sentido posiblemente sea Underwater Cities.

La idea principal es intentar generar un motor de en nuestro tablero que permita acompañar a las poquisimas acciones que hacemos durante la partida, todas las acciones gratuitas y las macetas donde plantamos los árboles son vitales en un juego con tan pocos turnos.

Medir durante cuánto tiempo estamos mejorando nuestro tablero y cómo lo combinamos con la consecución de los objetivos es el quiz de la cuestión y donde esta la salsa ¿Sigo mejorando mi tablero? ¿Me rentara? y así durante toda la partida.

Una de las grandes cosas que echo de menos en este juego es que haya varios caminos, la cuestión son los contratos y todo lo que no sea centrarnos en eso es derrota segura, eso marca mucho el devenir de la partida y por mucho que yo ande pargueleando con otras cosas solo los contratos y un tema adicional que ahora comentaremos nos darán la gran mayoría de los puntos.

Comentamos que los contratos son vitales, pero hay otro elemento muy importante por el escalado de puntos que nos da y es un sistema de pagos en el que al final de cada ronda, podremos pagar una cantidad de la moneda del juego a cambio de puntos ¡Vaya pegote!

La sensación de que este sistema de puntuación no tiene nada que ver con el juego es bastante horrible, ¿En serio Suchy? un pago de monedas por puntos al final de cada ronda.

Pero vayamos al meollo de la cuestión, Woodcraft es un juego de motor en tu tablero en el que el rondel de acciones es importante pero en el que como decíamos anteriormente todo lo que añadamos a nuestro tablero nos permitirá ahorrar acciones vitales en el juego. La parte más disfrutable es la contratación de ayudantes que marcaran como va a funcionar nuestra estrategia permitiendo obtener bonificaciones instantáneas, pasivas o añadidos. Además el sistema de herramientas y las macetas nos ahorrarán un trago largo de nuestro trabajo.

Toda esta parte del juego es la parte vital y la más llamativa en cuanto a funcionamiento, engranar esto con las acciones marcará nuestra posibilidad de victoria. 

¿Funciona?

Tengo sensaciones encontradas con esto porque el motor del tablero que tanto hablamos me gusta, aprieta y demanda de los jugadores cierta exigencia en cambio la parte de cumplir los contratos se me llega a ser repetitiva porque no hay más y no es algo poco relevante en el juego. Me explico, cuando vemos los contratos del Marco Polo o de Clanes de Caledonia, estos son importantes en el juego pero hago muchas otras cosas mientras género los recursos para cumplirlos, aquí no, aquí centro todo en conseguir lo que necesito para cumplir los contratos y aunque el motor me satisface el resto se me repite.

En definitiva, Woodcraft navega en un término medio entre lo que ofrecen los grandes juegos del autor y los que han pasado desapercibidos, un título que parece que le ha faltado pulir detalles para llegar a ese escalón dorado, lo juegas se disfruta y es exigente, pero es una compra a pensar.

Valoración Subjetiva

Sello Web Buen Juego

Woodcraft juego de mesa
WOODCRAFT
CONCLUSIÓN FINAL
Woodcraft se sitúa claramente en el rango medio de los juegos de Suchy. Muy por encima de Messina pero sin llegar a los grandes como Underwater o Praga, un título con mucho motor pero que parece que no termina de estar rematado.
MECÁNICAS
75
ESCALABILIDAD
82
ESTÉTICA Y COMPONENTES
50
REJUGABILIDAD
74
Nota de lectores3 Votos
81
PROS
Aprieta mucho en cuanto a turnos.
Los ayudantes, es la parte más combera e interesante del juego.
El rondel de acciones que con el añadido de los bonificadores te obliga a manejarlo muy bien
CONTRAS
Los componentes, Delicious en su mal nivel de siempre.
La compra de puntos de final de turno, un pegote.
Pocos caminos a la victoria.
70

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!