Rune es un minijuego abstracto que con apenas una baraja de cartas y unos pocos meeples nos sumerge en un título con cierta enjundia, un título de Little Rocket Games que se lanzó en Kickstarter.

Rune

Rune juego de mesa

Ficha

Rune

  • Editorial: Little Rocket Games, Zemilio Entertainment
  • Diseñador:Zemilio
  • Ilustradores: Tristam Rossin
  • 2 jugadores
  • 5-15 minutos

¿De qué va?

Rune es un juego de corte abstracto en el que con unas reglas muy sencillas nos batiremos el cobre con nuestro rival por el control de las runas.

Rune es un juego que contiene un mazo de cartas y meeples de dos colores, cada jugador recibe al principio de la partida 3 de estas cartas y los meeples del color elegido.

Al inicio de la partida se coloca una carta sobre la mesa y a partir de ahí, los jugadores irán turnándose hasta que se provoque el final de partida.

En su turno el jugador activo deberá hacer dos acciones:

  • La primera será colocar una carta superponiendose sobre la carta o cartas que hay sobre la mesa pero nunca tapando completamente una carta. Siempre tenemos que tener en cuenta que la carta que coloquemos debe cumplir una de dos condiciones posibles.
    • Que al tapar una o varias runas estas coincidan en color con las runas que la tapan.
    • Que al colocar una carta, las runas que estén adyacentes a otra carta coincidan en color.

–  Posteriormente podremos robar una carta o colocar un meeple sobre una runa, teniendo en cuenta que, este meeple va a puntuar por las runas o grupos de runas que estén adyacentes a él y que no puede haber dos meeples adyacentes al misma runa o grupo de runas.

Cuando un jugador coloque su último meeple el otro jugador continuará hasta que haya colocado todos los meeples pero no podrá robar cartas durante esos turnos.

Al final de la partida, los jugadores conseguirán puntos por las runas que controlen otorgando 3 puntos las runas rojas, dos las verdes y uno las azules.

Rune juego de mesa

Estética y componentes

El aspecto más flojo del juego donde se nota mucho el carácter indie del mismo. Un título de cajita pequeña con unas ilustraciones algo sosas y que aunque no tiene unos componentes de mala calidad, si se nota que van bastante justitos.

El juego además trae una microexpansion, que son básicamente 2 tokens de cartón que sirven para cubrir una runa en un momento dado de la partida y ya ( Pocas veces verás una expansión tan pequeña).

Lo mejor y lo peor

Pros

  • Una toma de decisiones interesante con apenas dos reglas
  • Su carácter de microjuego que permite jugarlo en cualquier sitio, hasta la bandeja de un avión cabe este pequeñin.

Contras

  • La calidad de componentes y el aspecto gráfico, algo justito.
  • Ver los grupos que se van formando y estar atento a que no se solapen entre sí, es algo complicado de ver.

Contexto

Rune es un juego que puede llevar a engaño, aunque sus reglas son muy sencillas su carácter de puzle y las múltiples posibilidades de colocación de las cartas pueden llevar a partidas un poco más alargadas de tiempo de lo que el juego necesita.

En su contexto las reglas son fáciles, pero aun así la profundidad de posibilidades lo hacen un juego más acercado a los jugadores más experimentados que busquen un juego con una cierta toma de decisiones en partidas cortas que a un juego familiar.

Rune juego de mesa

Conclusión

Estamos ante un microjuego de estos que te llevas en el bolsillo y sacas en cualquier lugar. Toca viajar en avión, tren, coche… pues un jueguito de estos de caja pequeña y con poca necesidad de mesa y te llevas unas partidas bajo el ala bien disfrutables.

No perdamos la perspectiva de lo que es esto, Rune es un juego ligero con una toma de decisiones en consonancia con lo que ofrece y que no llega a tener un sentido estratégico, sino más bien se desarrolla como un juego táctico con cierta toma de decisiones en el que tendrás que aprovechar muy bien las posibles zonas de puntuación.

Pero ojo, detrás de este pequeñin se esconde un pica gusanillos del que no te echarás una partida sola y que por ligereza y facilidad de sacar a mesa nos recuerda a algunos de los juegos de la serie de Salt & Pepper Games como puede ser el Expansiopolis (aquí su reseña).

En su parte negativa, hay que decir que Rune es un juego muy indie y que eso se nota en sus componentes y en su aspecto visual, que cumplen con lo justo pero poco más.

Además es un juego, que no saldrá a mesa porque directamente te nazca a jugar a él salvo que sea por su duración, hay opciones en juegos abstractos que ganan con cierta facilidad la batalla a este juego.

Pero, en su contexto adecuado y con su facilidad de transporte, Rune es un buen juego que te hará estrujarte las neuronas para ganar a tu rival y al puzle en muy poco tiempo y en un espacio muy reducido.

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!