Dungeon Academy, reseña by David

Dungeon Academy nos traslada a los juegos de mazmorreo de una manera muy sencilla. Un juego basado en una mecánica de roll & write, que nos trae Gen X Games.

Dungeon Academy, mi primera aventura

Dungeon Academy juego de mesa

Ficha

Dungeon Academy

  • Editorial: Gen X Games
  • Diseñador: Julian Allain
  • Ilustradores: Régis Torres
  • 1-6 jugadores
  • 20 minutos

¿De qué va?

Dungeon Academy es un juego de mecánicas roll & write con un toque de tiempo real. Un juego de carácter sencillo que se explica en muy poco tiempo.

Al principio de cada partida, los jugadores reciben un héroe, que les otorgará una habilidad, este héroe nos acompañará durante las 4 fases del juego.

En cada fase del juego, se tiran todos los dados dentro de una caja adaptada que viene en el juego, esta caja se tapa y se le da la vuelta, permaneciendo oculto, las caras de los dados que han salido. Estos dados formarán una cuadrícula de 5×5.

Al unísono, se levanta la tapa y se echa andar el cronómetro, con el tiempo por ronda que hayamos elegido (30, 45 o 60 segundos), cuando un jugador acabe cogerá la carta con el número 1 y así sucesivamente todos los jugadores, hasta que todos hayan acabado o se haya acabado el tiempo.

Por orden de quien cogió la carta, resolveremos nuestro turno.

La idea, es que durante la cuenta atrás, todos los jugadores deberán haber marcado un camino en su hoja, que recorra los dados por los que queremos pasar, teniendo en cuenta que:

  • No se puede pasar dos veces por el mismo lado
  • Tenemos que entrar por un dado que este en el borde exterior de la cuadrícula.
  • Tenemos que salir por un dado que este en el borde de la cuadrícula.

Dungeon Academy juego de mesa

Cuando nos toque resolver, principalmente lo que haremos será ganar vida o mana, si pasamos por pociones de vida o mana.

Perder vida o mana, si pasamos por casillas con monstruos (1 si el monstruo es pequeño y 2 si es grande).

Cada monstruo por el que pasemos nos dará un punto de victoria.

Adicionalmente, en las siguientes rondas se sustituirán dados, que nos pondrán restricciones o que nos dejarán coger tesoros.

Si durante la resolución de nuestro turno, bajamos nuestra vida o mana a 0, perderemos el turno y todo lo obtenido en el.

Con esto conseguiremos puntos por los monstruos que hayamos matado y por otros bonificadores que hayamos utilizado o conseguido.

Al final de la ronda, se desvelan tantos tesoros como jugadores + 1 y comenzando por el jugador que cogió la carta número 1, irán cogiendo tesoros que les darán habilidades o bonificadores.

Después de 4 rondas, haremos la puntuación final y el jugador con más puntos de victoria, ganará la partida.

Dungeon Academy juego de mesa

Escalabilidad

Dungeon Academy es un roll & write con mecánica de tiempo real, en el que la única interacción entre jugadores que hay son los bonus a los que podemos acceder en función de cómo acabemos la ronda.

Esto hace que el juego funcione como la mayoría de los juegos de este estilo y que la duración no se resienta dependiendo del número de jugadores.

Si queremos añadirle más competencia, será más interesante cuantos más jugadores haya, pero lejos de esto, el juego no mete ningún elemento más a tener en cuenta.

Estética y componentes

Uno de los apartados más divertidos del juego es su apartado visual y sus componentes, que claramente están enfocados hacia el público más familiar e incluso infantil.

A nivel de ilustraciones, están llenas de colorido y recuerdan en cierta medida a la estética más chibi, como las representadas en juegos tipo Arcadia Quest. 

Dados personalizados y una caja que representa una mazmorra para encajar los dados en cada ronda.

Visualmente y a nivel de componentes, de los mejores R&W, pero también esto redunda en una caja más grande.

Dungeon Academy juego de mesa

Lo mejor y lo peor

Pros

  • Su original sistema de dungeon por niveles.
  • La mecánica de tiempo real, obliga a los jugadores a tomar decisiones rápidas que pueden llevar al error,  de lo contrario, el juego sería demasiado fácil e incluso tedioso.

Contras

  • Solo hay 2 tipos de monstruos y cada uno de ellos en versión fácil o difícil, una oportunidad perdida para añadirle unas cartas que den variedad a los monstruos.
  • Pocos tipos de puntuación, que limitan el juego.

Contexto

Dungeon Academy no deja de ser un R&W bastante sencillo y accesible, un juego de corte familiar, que divertirá en alguna ocasión a los jugadores más experimentados, pero que no terminará de encajarles.

En su contexto, el juego representa un reto lo suficientemente exigente, como para que pueda haber errores y por consiguiente ganas de repetir.

El juego es sencillo y se explica en muy pocos minutos. Su iconografía no representa ninguna dificultad para jugarlo y es muy accesible.

Un juego que encaja muy bien, en un contexto familiar.

 

Conclusión

nos propone una suerte de mazmorreo muy sencillo, a través de una creación de mapas en función de la tirada de dados.

Esta tirada de dados crea una cuadrícula de 5×5 que compone lo que supondría nuestro dungeon y por el que nosotros y nuestros rivales, deberán pasar.

La gracia de este R&W es su original propuesta de creación del mapa, que aunque podría tener algo más de recorrido si supone un divertido reto, sencillo y de carácter familiar.

No nos confundamos con esto, pensando que Dungeon Academy se nos va a quedar corto. El juego se fundamenta en el tiempo real y por lo tanto, incita a los jugadores a cometer fallos que sin cronómetro seguramente no tendríamos.

En su esencia el juego, es una propuesta de camino, en el que tenemos que medir lo que perdemos en mana y vida, por los ataques de los monstruos y compensarlo con las pociones que recogemos. Nunca podemos pasarnos de nuestro máximo, aunque consigamos de más y si nos quedamos a 0, perdemos el turno.

Esto es muy sencillo, si tenemos tiempo, pero con apenas 30 segundos hay que mirar rapido y escribir aún más rápido.

Además, el juego tiene premio para los más rápidos, lo que incita aún más a correr y por ende… al error.

La pena, de lo que podría ser un juego con mucho más recorrido es no haber añadido variedad de monstruos con diferentes efectos o algún tipo de cara de dado más.

No haber hecho esto, lo deja en un terreno más familiar, alejándose del público más experto.

En definitiva, una propuesta que para el ámbito familiar o con los peques representará un juego divertido, ágil y de risa nerviosa por el tiempo, que en apenas 20 minutos, no dará una pequeña sensación de mazmorreo, que con los niños funcionará de maravilla.

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!

Más artículos
Julius Caesar juego de mesa
Julius Caesar, reseña by Toni
A %d blogueros les gusta esto: