Corduba juego de mesa

Corduba 27 AC, reseña by David

En Corduba lucharemos por el favor del pueblo y de la insigne Roma con el fin de conseguir el puesto de Gobernador, una lucha de poderes que nos trae Ediciones Masqueoca.

Corduba 27 AC, una lucha en el senado

Corduba juego de mesa

Ficha

Corduba

  • Editorial: Masqueoca
  • Diseño: Manuel Martinez Aranda
  • Ilustración: Jesús Gutiérrez Llorente
  • 1-4 jugadores
  • 90-180 minutos de duración
  • +14 años

¿De qué va?

En Corduba trataremos de agradar al pueblo y a la ilustre Roma en una lucha de poderes por conseguir ser el gobernador de la región.

Corduba se divide en 3 eras que a su vez se dividen en una serie de rondas: 3 en la primera, 3 en la segunda y 2 en la tercera para quedarnos con un total de 8 rondas de partida.

A lo largo de cada una de las rondas los jugadores irán haciendo acciones hasta que todos los jugadores pasen, momento en el que se produce el mantenimiento de ronda. A su vez, al final de las rondas 3, 6 y 8 se producirá el final de década que tendrá su propio desarrollo y mantenimiento.

Cada era comienza con una serie de pasos previos al inicio de la ronda:

  • Revelamos una carta de exigencias que nos indicará el pago común que deben hacer los jugadores y a su vez cuales son los premios y penalizaciones. Si cumplimos la demanda tendremos un bonus en función de quien ha entregado más y quien menos, y si no lo cumplimos todos los jugadores tendrán un penalizador independientemente de cuánto han entregado.
  • Abastecimiento del mercado, el juego dispone de un mercado común de recursos que al principio de cada ronda se reabastece en función del número de jugadores y de la disponibilidad.
  • Beneficios de los especialistas, durante la partida podremos desbloquear algunos especialistas, estos nos otorgarán beneficios.

Tras estos pasos comenzamos la ronda de juego.

Una ronda de juego sigue el siguiente desarrollo:

  • Las revueltas se expanden, durante la partida si no mantenemos a nuestros trabajadores o si no cumplimos las demandas recibiremos revueltas que son un penalizador común. En esta fase, cada una de las zonas con revuelta crece en una más y si en algún momento las 3 zonas de juego tienen revueltas, se para la partida y hemos perdido todos.
  • Revelar una loseta de Macellum, esta hace variaciones en los costes de los recursos en el mercado.

Tras estos pasos comenzaremos la fase de acciones en la que los jugadores irán haciendo acciones hasta que todos hayan pasado el momento en el que se acaba la ronda.

En su turno el jugador activo podrá hacer una de estas acciones disponibles:

  • Construir un edificio pagando sus costes, lo colocaremos en el tablero y podremos desbloquear ínsulas si generamos espacios de una sola casilla, estas ínsulas nos otorgan beneficios. Además, los edificios al construirlos generan nuevos espacios de acción y nos otorgan puntos para subir en el track de la zona donde hemos construido.
  • Activar edificio, colocaremos los trabajadores necesarios en un edificio activando su efecto.
  • Reclamar un objetivo, una de las maneras de conseguir puntos es reclamar estos objetivos que nos otorgan un punto cada uno.

Además como acciones gratuitas podremos:

  • Enviar a nuestro comerciante a la zona del mercado para comprar o vender recursos.
  • Activar la habilidad de nuestro personaje.

Al final de la ronda comprobaremos la felicidad, deberemos tener el mismo nivel de felicidad que trabajadores desbloqueados (tanto normales como especialistas), si no lo tuviéramos deberemos pagar en comida o dinero y si tampoco tuviéramos recibiremos marcadores de revuelta.

Al final de cada década ajustaremos nuestros recursos al máximo permitido y el jugador con más prestigio en cada barrio conseguirá un senador.

Al final de la partida los jugadores recibirán un punto por cada senador y objetivo además de conseguir otros puntos por mayorías en ciertos elementos.

Corduba juego de mesa

Estética y componentes

Difícil llegar a este punto de la reseña y es que tras los grandes trabajos que habíamos visto en los diseños de los últimos wargames de la editorial, había una esperanza de que en Corduba se viera reflejado ese trabajo.

Nada más lejos de la realidad y es que estamos ante un diseño gráfico y de componentes que no le hace ningún favor al juego.

Corduba comienza con una portada interesante y vistosa encuadrada en una caja blanca que resalta los elementos de la ilustración, a partir de aquí comienzan los problemas que ahora te voy a relatar.

Estamos ante un juego con una mala toma de decisiones sobre todo a nivel gráfico. El diseño e iconografía del juego no ayudan en absolutamente nada y tras varias partidas sigue siendo un quebradero de cabeza la resolución de los edificios y cómo funcionan.

La iconografía es complicada y la tipografía es mala, es prácticamente imposible saber el coste de un edificio de manera cómoda y mucho menos ver qué acción tiene disponible, ¿Qué supone esto? pues que estés constantemente consultando la hoja de ayuda que para más inri también es incómoda, por un lado el coste de los edificios y por otro la acción que realizan ¡¡NO!! Todo esto acaba derivando en que tengas que ir aprendiéndote los edificios de memoria, pero esta no es la solución.

Por otro lado, en un tablero que no es extremadamente grande, no se comprende que una parte fija como es donde está el senado y el mercado se haya hecho en un aparte del tablero, si no cambia y es siempre igual ¿Por qué no has hecho el tablero más grande incluyendo esa parte?

Como decimos lo malo hay que decir partes buenas, como la gran cantidad de madera que trae el juego o los tableros troquelados, incluso el resumen de ronda y de década que te viene en el tablero personal está genial y es una gran ayuda a la hora de seguir de una manera cómoda el desarrollo de la partida.

No se si es inexperiencia o porque pero incluso el diseño de la madera en algunos sitios es mayor que la casilla que deben ocupar, son detalles, pero que uno tras otro denotan que algo ha pasado aquí.

Escalabilidad

Corduba es un juego tirando a durete no tanto en la comprensión del juego sino más bien en su desarrollo, cada una de las rondas lleva una toma de decisiones importantes que unida al diseño gráfico del juego, hacen que las partidas al juego se alarguen mucho.

Esta duración no se compensa con los beneficios de una partida a 4 jugadores, cada partida que juego a Corduba pienso que 3 es su número perfecto, por todo, por duración por competencia, por desarrollo, etc.

No aprecio nada que me haga que merezca la pena meterse en un berenjenal de posiblemente una hora más de duración, cuando las sensaciones son prácticamente las mismas. 

3 es su número ideal, 2 no es que me termine de encajar porque falta lucha y a 4 excesivamente largo.


La Cueva Roja


Contexto

Corduba es un eurogame de corte duro que aunque no tiene una curva de aprendizaje muy grande si que tiene una toma de decisiones durante la partida bastante imponente.

Además, el juego aprieta y agobia, no resulta cómodo, alejándose bastante del rango familiar.

Sin duda, Corduba es para los amantes de la exigencia, eurogamers de pura cepa que les guste el sufrimiento.

Conclusión

Posiblemente estemos ante una de las reseñas más complicadas de escribir, de esas que te dejan un sabor agridulce porque ves como un juego que podría ser una auténtica maravilla se ha quedado en un buen juego eso sí, pero que iba para estrella.

Estamos ante un juego relativamente accesible de entender en cuanto a reglas de juego se entiende, no es que estemos ante una locura de manual y de detalles en las reglas sino que más bien, la dureza del juego viene determinada por lo que sucede en la partida, algo que por lo menos a mi, me parece muy atractivo.

De entrada tenemos un eurogame con una puntuación muy corta, lucharas por cada punto hasta tal punto que con 11 puntitos podrás ganar una partida.

A partir de aquí partimos de un juego exigente en el que cada ronda deberemos mantener el bienestar de nuestros trabajadores, esto nos obliga a un desarrollo contenido en el que intentaré conseguir más trabajadores porque me permiten hacer un buen número de acciones pero siempre teniendo en cuenta que debo mantener su bienestar. Si no logro esto, las penalizaciones a nuestra partida llegan a ser muy imponentes.

En este punto es donde se desarrolla una de las ideas más interesantes del juego, yo debo mantener a mis trabajadores y si no lo hago se produce lo que viene siendo revueltas que afectan a todos los jugadores y que bloquean acciones, incluso pueden hacer que la partida se acabe y todos los jugadores pierdan. Pero, antes de llegar a lo que son las revueltas yo debo pagar todo lo que tengo disponible por lo que el castigo llegará a ser común no sin antes reventar mi suministro.

Esto que acabamos de contar obliga a medir muy mucho como desarrollarme, no puedo conseguir trabajadores a lo loco, necesito un crecimiento progresivo.

Pasados este punto que nos apretara en cada una de las rondas, llega la lucha por los puntos de victoria.

Poco más de 3 tracks y unos objetivos comunes serán los elementos que nos permitan conseguir los senadores que nos puedan dar la victoria.

Esto convierte Corduba en una semicarrera con dos objetivos principales: los objetivos y mantener el pulso en los tracks para cuando llegue las rondas de puntuación conseguir alcanzar senadores.

En los tracks creceremos principalmente a través de la construcción de edificios, una invitación a crear el mapa de acciones, recordemos que en el juego empieza con una serie de acciones básicas y que las acciones potentes vendrán con los edificios que vayamos construyendo.

No se si me termina de resultar interesante que haya 3 zonas diferenciadas donde puedan estar los edificios, se llega a montar un tablero con demasiadas acciones en diferentes sitios que unidas a la complicada iconografía ralentizan enormemente el desarrollo de la partida.

Es posible que esto se solucionara con una sola zona de construcción, porque salvo el elemento temático y la asociación a los tracks no hay ningún motivo más para que haya 3 zonas con sus consiguientes edificios.

El problema de esto y no queremos redundar mucho porque ya lo hemos comentado antes, que Corduba es engorroso sobre todo por su diseño gráfico y se hace lento no porque el juego lo sea sino porque las zonas de acción son muy complicadas de entender y nada accesibles, esto acaba derivando en un entreturno mortal.

El objetivo común de ronda es uno de los grandes aciertos del juego, mantiene un punto de atención en él y un pequeño juego de politiqueo en el que los jugadores o cumplen la demanda o el castigo es mortal, pero siempre existe el tortugueo de pasar de ese objetivo cumplir con lo mínimo para que no te penalicen e ir a otras cosas.

Vamos terminando con esto que nos liamos, Corduba es un gran acierto en muchos aspectos de su diseño de juego. Un título que exige mucho a los jugadores y en el que cada punto se suda, tanto es así que en algunas rondas irás poco más que a sobrevivir que ya será suficiente. La parte negativa es una triple zona de acciones central que entorpece la fluidez de la partida no solo por sus posibilidades sino sobre todo por un diseño gráfico muy complicado y engorroso.

Un título que posiblemente se encumbraba si es revisado en una segunda edición.

Valoración Subjetiva

Corduba juego de mesa
CORDUBA 27 AC
CONCLUSIÓN FINAL
Corduba es un juego exigente que nos obliga a mantener un desarrollo de juego equilibrado. No solo compites contra tus rivales sino también contra el propio juego que en ocasiones nos exigirá bastante más que nuestros competidores. El diseño gráfico del juego penaliza mucho la experiencia de juego haciéndolo engorroso y complicado acentuando la duración de la partida. Si unimos esto a la sobreexposición de acciones que llega por las 3 zonas de juego, nos da un juego que aunque propone cosas muy interesantes, no termina de fluir como debiera.
MECÁNICAS
85
ESCALABILIDAD
65
ESTÉTICA Y COMPONENTES
50
REJUGABILIDAD
80
Nota de lectores3 Votos
79
PROS
Sistema de puntuación corto, exigente y con mucha competencia entre los jugadores.
El sistema de exigencias común y su sistema de puja oculta a la hora de pagar, un punto muy interesante.
El desarrollo controlado que te pide el juego, necesitas mantener equilibrio
CONTRAS
El diseño gráfico del juego entorpece su fluidez
Algunas decisiones de componentes podrían haber estado mejor
La triple zona de acciones en el tablero lo hace engorroso, quitándole dinamismo al juego y generando demasiadas posibilidades.
70

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!