Regicide juego de mesa

¿Una baraja común puede ser la reina de la BGG? Regicide, reseña

Regicide se presenta como un juego de cartas con ambientación de mazmorreo en el que tendremos que enfrentarnos a 12 rivales de la realeza, un juego sorprendente de Badgers from Mars.

Regicide, cuando una baraja común conquisto el mundo

Regicide juego de mesa

Ficha

Regicide

  • Diseño Paul Abrahams, Luke Badger, Andy Richdale
  • Ilustración D.J. Phillips, Sketchgoblin
  • 1-4 jugadores
  • 10-30 minutos
  • Badgers from Mars
  • +10 años

Regicide es un juego cooperativo que se puede jugar en solitario o en partidas de hasta 4 jugadores. En él, los jugadores intentan acabar con la oscuridad que preside un reino que antaño era muy querido.

Introducción

Derrotar a la nueva monarquía asaltando el castillo puede costar la vida de intrépidos aventureros, así que deberás preparar bien tus combates y liberar tus mejores poderes para estar preparado. 

Contrata a nuevos y valientes guerreros en la taberna o incluso haz que la realeza anteriormente caída se una a tus filas. Acompáñate de tus fieles mascotas, de los halflings y hasta de los bufones; elige bien tus batallas y cede terreno cuando haga falta, solo cuando el último Rey de este mundo siniestro caiga, saldrás victorioso.

¿De qué va?

Es difícil no caer en cierta exageración cuando hablamos de una idea tan sorprendente como clásica a la vez, algo que ha estado delante de nuestros ojos durante toda la vida y que unos autores han sido capaces de convertir en un juego de mazmorreo con cartas.

Cuando lleguéis a esta parte es el momento en el que deberéis decidir si seguir leyendo o parar, es muy posible que si continuas, tengas una alta necesidad de hacerte con Regicide ¡Quedas avisado!

La configuración inicial del juego nos enfrenta a un mazo de 12 cartas que representan a la realeza, para ello se utilizan los típicos triunfos de las barajas: Jotas, reinas y reyes.

Además se utilizaran los ases como si fueran los animales de compañías y los comodines como si fueran los bufones.

Se reparte una configuración de cartas según el número de jugadores y se revela nuestro primer rival, una Jota.

La secuencia de turno de Regicide es muy sencilla, en el turno de cada jugador podrá jugar cartas de su mano con el fin de infligir daño al enemigo actual, el valor de las cartas implica el daño y el palo de la baraja otorga una habilidad especial.

Como es normal, no se puede compartir información sobre qué cartas tenemos en la mano.

La secuencia de turno sería la siguiente:

  • Jugar una carta
  • Activar poder
  • Infligir daño
  • Sufrir daño

Regicide juego de mesa

Habilidades

Los corazones curan y para ello lo hacen recuperando cartas a la baraja.

Los diamantes nos sirven para robar nuevas cartas.

Las picas se utilizan como escudo para defendernos de los ataques del paso 4.

Los tréboles son un arma especial que hace el doble de daño.

Secuencia final

Si derrotamos a nuestro rival con un valor exacto a su vida, pasa a ser una carta para nuestro mazo, en caso contrario se descarta y si por el contrario sigue en pie, dará lugar a su ataque que dependerá del tipo de carta que sea. El daño se resuelve eliminado tanto valor en cartas como el daño recibido y si durante este paso bajamos a 0, morimos y perdemos la partida.

Los enemigos son inmunes a las cartas de su mismo palo y es por esto que cuando se juega una carta que coincida con el palo del enemigo, se le hace el daño pero no se activa la habilidad. Para esto, sirve el comodín que desactiva esta inmunidad.

Por último, los animales tienen un doble uso y es que además de sumar 1 al valor de ataque también activan la habilidad de su palo, por lo que cuando son jugados ejecutaremos dos habilidades la de la carta y la del animal.

Combos

Las cartas del mismo número se pueden jugar a la vez siempre que su suma total no supere 10, con esto activaremos el valor total de ataque y todas las habilidades de los palos jugados.

Y con esto, ya tenemos nuestra partida ¿Podremos derrotar a las 12 cartas de la realeza?

Regicide juego de mesa

Escalabilidad

la propuesta de Regicide tiene un equilibrio de juego por el cual finalmente te enfrentaras a las 12 cartas, como es habitual en este tipo de cooperativos cuantos más jugadores haya en la partida mas difícil será el reto, no diremos que a 2 jugadores es fácil ni muchísimo menos, pero es que a 4 es lo que viene siendo criminal.

De momento, nos gusta el reto en todos los sentidos, es como cuando nos echamos unas partidas a La Tripulación, sabes que a 5 la cosa es muerte, pero te gusta tanto el reto que no le pones pegas.

Si me das a elegir, te diría que el equilibrio ideal es 3 jugadores, pero échatelo a cualquier rango que no tendrás problemas… o si.


La Cueva Roja


Estética y componentes

No podemos hablar mucho de la estética, porque hemos jugado con una baraja de poker común y partidas en Tabletop Simulator y claro ahí no hay estética que valga.

Pero vistas las ilustraciones en la BGG, de primeras la ambientación y el tipo de diseño encaran muy bien lo que propone el juego, pero como comentamos, no queremos hablar de unas ilustraciones que no hemos tenido en la mano todavía, en cuanto consigamos comprarlo actualizaremos la reseña.

Conclusiones

Las sorpresas en el mundo de los juegos de mesa suelen ser cada vez menos habituales cuanto mayor es la experiencia.

Es algo lógico y un peaje a pagar cuando te gusta tanto una afición y el tiempo hace su trabajo.

Pero tranquilos, unas compensan otras. Aun así, cuando de vez en cuando un juego te logra sorprender siempre se agradece y este Regicide ha llegado a un punto al que solo puedo compararlo con tres títulos, las joyas de Skull King, La Tripulación y Los Inseparables.

Regicide es un juego de gestión de mano que representa una suerte de mazmorra que te conoces de antemano porque la secuencia de los rivales ya se ve venir.

De hecho una de las mayores preocupaciones que me da el juego es la rejugabilidad que puede soportar una secuencia de malos predefinida. 

Esta secuencia hace que durante la partida tu ya sepas que va a venir y lo único que es oculto es el palo de la baraja del rival, te sirve para prepararte pero en cierta medida porque el daño es algo relativo y más bien es el palo y su posible inmunidad lo que más te interesa.

He de decir que las ilustraciones del juego cuando hemos podido catarlo en digital sirven muy bien de ambientación y sobre todo son mucho más representativas de la habilidad que hace cada palo de la baraja.

Dicho esto, Regicide es una de las grandes sorpresas del año que nos ha enganchado sobremanera, un reto difícil y exigente que te obliga a una gran coordinación entre los jugadores. 

Como no puede ser de otra manera, lo mejor que se puede decir del juego es que ganaras muy pocas veces y aunque parece que todo está predefinido y que debería jugarse en automático, no es así y es que lo que parece una bobería que es el palo de la baraja de los enemigos, es realmente la clave por el sistema de inmunidades.

Valoración Subjetiva

Sello Boom

Regicide juego de mesa
REGICIDE
CONCLUSIÓN FINAL
En definitiva, Regicide es de esos pocos juegos que arrancas con un vamos a probar y acabas con 6 o 7 partidas en una sola sesión, un concepto que estaba delante de nuestros ojos y que estos chicos han sabido convertir en genialidad.
MECÁNICAS
94
ESCALABILIDAD
80
REJUGABILIDAD
97
Nota de lectores2 Votos
94
PROS
Una mecánica genial dentro de una baraja de sobra conocida
Su dificultad, imprescindible en los cooperativos
Su equilibrio, siempre difícil pero siempre con la sensación de que se puede conseguir
CONTRAS
El azar del robo de cartas
Una propuesta de rivales siempre con el mismo orden
90

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!