Tang Garden nos embarca en la última preciosidad fruto de la colaboración entre Thundergryph Games y TCG Factory, un juego abstracto, lleno de colorido.

Tang Garden, un precioso jardín oriental

Tang Garden juego de mesa

Las fotos de esta reseña son obra de Doctor Meeple, web de referencia en el mundillo lúdico. que os recomendamos visitar.

Ficha

Tang Garden

  • Editorial: TCG Factory
  • Autor: Francesco Testini, Pierluca Zizzi
  • Ilustrador: Matthew Mizak
  • 1-4 jugadores
  • 40-60 minutos de duración

¿De qué va?

Tang Garden es un juego de corte abstracto que utiliza como mecánicas principales, la colocación de losetas y el set collection aunque lo adereza con algunos toques más.

La idea principal del juego es la composición de un mapa, al más puro estilo Carcassonne, que nos otorgará beneficios y monedas (puntos de victoria). Por otro lado, tendremos un set collection de cartas de objetivo que hilará con el tablero, ya que iremos necesitando colocar adornos en el mismo.

Esta sería la base principal del juego que añade algunos elementos más como los paisajes y los personajes que hilan entre sí, ya que los segundos obtienen puntos de los primeros principalmente.

La mecánica del juego es muy sencilla, en su turno, el jugador activo podrá hacer una de dos acciones principales y hasta 3 secundarias.

La principal es obligatoria y puede ser:

  • Colocar una loseta de uno de los 4 mazos, siempre y cuando esté activo
  • Coger cartas de objetivo, dependiendo de una serie de condiciones quedarnos con una y bajarla (Para esto, deberemos poder colocar el adorno indicado en la carta y esto nos otorgará puntos al final de la partida.

Las losetas al colocarlas, nos otorgaran monedas o nos harán subir en los tracks de terrenos, todo depende de las adyacencias al colocarlas. Estos tracks de terrenos nos permitirán conseguir personajes, cuando lleguemos a ciertos tramos y también monedas.

Las acciones adicionales que podremos hacer son:

  • Conseguir los personajes que comentamos con anterioridad.
  • Utilizar una de las 4 habilidades que tenemos disponibles, que se bloquean al utilizarlas.
  • Reactivar las habilidades utilizadas.

Aunque Tan Garden incluye algunos detalles más a tener en cuenta, esta es la base fundamental del juego.

Tang Garden juego de mesa

Estética y componentes

Salvaje, el nivel al que ha llegado aquí la editorial es una auténtica brutalidad. Tanto a nivel visual como a nivel componentes, Tang Garden muestra un despliegue enorme y visualmente espectacular.

Cuando pensábamos que no podía dar más de si, vemos edificios en 3D y miniaturas.

Escalabilidad

Tang Garden es un juego que utiliza diferentes mecánicas que aunque esten hiladas entre sí, funcionan de manera separada y pueden provocar varios desbarajustes, desde que nos toca un turno hasta que nos llega el siguiente.

La misma colocación de losetas resulta más precisa y más interesante si podemos tener cierto control sobre lo que está en el tablero y sobre lo que se puede usar.

Cuando perdemos esta esencia, perdemos un poco el tempo del juego y nos vamos más a un juego basado en “a ver qué hacemos con lo que nos llega”.

Teniendo esto en cuenta, preferimos Tang Garden a dos jugadores, aunque 3 sigue siendo un buen número.

Tang Garden juego de mesa

Lo mejor y lo peor

Pros

  • Sus componentes, aquí Thundergryph y TCG han rozado el límite de la locura, con un despliegue salvaje.
  • El tira y afloja presente entre las mecánicas de colocación de losetas y el set collection.

Contras

  • El Setup es demasiado farragoso para la duración de la partida.
  • Los paisajes, un aderezo estético que no aporta nada al juego y que es complicado hasta de distinguir para las puntuaciones.

Contexto

En su base, Tang Garden es un juego sencillo pero con una serie de atrezos que complican un poco su explicación y montaje. Esto lo aleja un poco del público tradicional llevándolo más hacia los más jugones.

Es cierto que si eliminamos de la ecuación algunos elementos, podríamos jugarlo en familia perfectamente. 

Pero, si queremos jugarlo tal y como viene en las reglas, deberíamos dejar de lado el público más familiar.

Conclusión

Arghhhh!!! Sabéis de esa sensación agridulce en la que un buen juego, acaba estropeándose por un par de decisiones que afean el resultado final.

Pues este es el caso de Tang Garden, el ejemplo claro de que menos es más que tan bien funcionó en Iwari, se queda a medio camino, se deja de lado en este título para añadirle un par de atrezos que afean lo que hay debajo.

Vamos a analizar esto, Tang Garden es un juego de corte abstracto que se basa en dos mecánicas principales: la colocación de losetas y el set collection de cartas. Si nos centramos exclusivamente en lo que aportan las mecánicas principales, el juego funciona y funciona bien.

La colocación de losetas típica de Carcassonne se une a una mecánica de set collection para formar un entramado resultón. Esto es debido a que si nos dedicamos a la colocación de losetas, esta se va menguando en posibilidades hasta llegar al límite de no poder usarla. Además, cuanto más la usemos más posibilidades daremos a los que vayan a por las cartas y esto sucede a la inversa, ya que cada vez que vayamos a por cartas activaremos de nuevo los mazos de losetas que se han ido escondiendo.

Con esta simple idea tenemos un tira y afloja muy divertido que propone cosas interesantes y que obliga a los jugadores a estar pendientes constantemente de lo que quieren los demás. Además el mapa común plantea siempre el dilema de si colocar más losetas que me permitan avanzar en mis tracks y conseguir monedas, a riesgo de abrirles más posibilidades al resto de jugadores.

En esto, como las losetas que se pueden colocar son visibles, tenemos un mayor control de la situación, que nos permite medir mejor los movimientos.

En cuanto a las cartas, aunque las robamos de manera oculta, cuanto más se use la mecánica de las losetas más cartas podremos robar y por tanto más posibilidades de conseguir lo que queremos.

Esta es la base del juego y de un juego bueno que funciona con este concepto y si me apuras, añadiéndole las 4 habilidades que podemos usar durante la partida.

¿Dónde está el exceso? Pues en los personajes y en los paisajes, sobretodo en los segundos. No es necesario añadirle más y más cosas a un juego cuando este funciona bien. Más no siempre es mejor y este es un claro ejemplo. Tang Garden utiliza una mecánica de colocación de paisajes que concatena con los personajes, estos personajes que podremos ir ganando durante la partida nos otorgarán puntos adicionales mientras los tengamos en nuestro poder y una puntuación de final de partida si los colocamos en el tablero.

Pero, es tan confuso el tema de los paisajes y la orientación de los personajes, que resulta incómodo y le quita fluidez y gracia al juego.

En definitiva, Tang Garden es un que luce precioso en mesa, con una de las mejores producciones que hemos visto para un juego abstracto y que resulta divertido, tenso y fluido si eliminas de la partida los dos elementos discordantes.

 

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

1 Comentario

  1. Madre mía, que vosotros le deis «Lo de buen juego», es lo que se viene diciendo de este juego…
    Más o menos viene a ser algo como que es malo como un demonio…
    Te están clavando 50 pavos por un juego insulso y mediocre…

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!