Santa Maria American Kingdoms juego de mesa

Santa Maria American Kingdoms, reseña by David

Santa Maria American Kingdoms, mete un punto más de complejidad a uno de los juegos más acertados de la editorial Arrakis Games.

Santa Maria American Kingdoms, subiendo el nivel

Santa Maria American Kingdoms juego de mesa

Ficha

Santa Maria American Kingdoms

Cuestionario

¿De qué va?

Santa Maria American Kingdoms es la expansión para el juego base Santa Maria (aquí su reseña) que incluye diferentes módulos al juego para dotarlo de mayor variabilidad.

Como elementos adicionales a los módulos esta expansión incluye unas nuevas losetas de terreno, unos envíos especiales y un nuevo recurso: el cacao. Cada uno de estos elementos se incluyen directamente en la partida y no son dependientes de los módulos.

Los Módulos

El primer módulo es el Gobernador, para el cual se incluye una peana que representa al gobernador y que colocaremos en la esquina superior izquierda de nuestro tablero personal.

Este gobernador se moverá cada vez que activemos la fila o columna donde se encuentre, si el gobernador entra en una casilla con efecto lo resolveremos.

Al final de la partida, dependiendo donde se encuentre el gobernador, sumaremos o restaremos puntos.

El segundo módulo es los Especialistas, que incluye unas losetas que se asocian a lo dados blancos. Cuando un jugador robe uno de estos dados podrá adquirir la loseta asociada y resolver su efecto.

Estos efectos son de producción de recursos o de construcción de unas losetas especiales que tienen la peculiaridad de que se pueden construir sobre losetas ya existentes en nuestro tablero.

El tercer módulo el los Embajadores, que incluye dos losetas sobre las que colocaremos un dado blanco y un dado azul al comienzo de cada ronda.

La peculiaridad de estos dados es que son de uso común para todos los jugadores y que el jugador que escoja el dado podrá influir sobre su valor, estando el resto de jugadores obligados a usar este valor.

Santa Maria American Kingdoms juego de mesaEl módulo del jugador indígena, es un modulo totalmente asimétrico en el que un jugador podrá jugar con un tablero totalmente diferente al resto de jugadores.

El objetivo de este jugador será construir templos y conseguir puntos jugando cartas que reporten beneficios al final de cada ronda.

El jugador indígena no recibe fichas de recursos, sino que utiliza losetas de almacén, de forma que cada loseta puede almacenar una unidad de su recurso correspondiente.

El tablero de este jugador contiene unos caminos, estos caminos son donde el jugador colocará los dados que vaya escogiendo, con la peculiaridad de que podrá escoger donde parar y resolver la acción correspondiente.

Adicionalmente podrá ir construyendo los niveles de los templos adyacentes a donde termine el camino de cada una de sus acciones. Estos templos otorgan beneficios al jugador.

Cada uno de los módulos se puede integrar de manera independiente o combinar, lo que aporta al juego multitud de variantes posibles.

RejugabilidadSanta Maria American Kingdoms juego de mesa

Santa Maria American Kingdoms aporta una gran variabilidad a las partidas del juego base.

Estamos hablando de varios módulos que se pueden integrar de manera independiente o conjunta y en el que cada uno de ellos, mete al juego elementos muy diferenciadores.

Poder decidir qué sensaciones queremos integrar al juego, pocas veces se puede conseguir de una manera tan sencilla.

Estética y componentes

No nos vayamos a engañar, aunque hay jugadores a los que la estética de Santa Maria les atrae, la realidad es que esta, siempre ha jugado en su contra.

El año que este título se presentó en Essen, levanto cierta expectación que luego se diluyo cuando se veía el juego presentado en mesa.

Por suerte, conforme la comunidad lo fue jugando, se fueron descubriendo todas sus virtudes.

En este caso, la expansión sigue los mismos derroteros, con una estética bastante desacertada y un arte bastante difícil de asimilar.

Para bien, los componentes y la iconografía, que sin grandes alardes cumplen su función sobradamente.

Lo mejor y lo peorSanta Maria American Kingdoms juego de mesa

Pros

  • A una expansión se le pide que aporte cosas diferentes y los módulos de esta, realmente le dan un salto diferencial.
  • Los módulos se pueden añadir individualmente o combinar lo que le aporta al juego multitud de variantes posibles y un gran poder de elección al usuario.

Contras

  • Algunos de los módulos realmente aportan muy poco o prácticamente nada.
  • La estética siempre le ha restado a este juego y la expansión no soluciona este aspecto.

Conclusión

Santa Maria American Kingdoms nace con la premisa de aportar cosas a un juego que ya de por sí, funcionaba muy bien. Esto siempre nos mete en el dilema ¿Es necesaria esta expansión? ¿Realmente aporta cosas al juego?

Hechas las preguntas, vamos con las respuestas:

La realidad, es que Santa Maria (aquí su reseña) es un juego que funciona muy bien y en el que todos sus elementos funcionan de manera notable.

Un título que se convirtió en uno de los tapados de Essen 2017 y que fue ganando adeptos conforme fue apareciendo en las mesas.

Dicho esto, Santa Maria no necesita una expansión para solucionar nada, es un juego que no tiene fallos de concepto ni errores que subsanar, un gran título que por sí solo tiene facilidad para ver mesa.

Resuelta la primera pregunta, vamos con la segunda: a sabiendas de que Santa Maria no es un juego que necesite una expansión por sí solo, el reto se hace mayor, hacer una expansión que aporte cosas interesantes a un juego que funciona muy bien.

¿Lo consiguen? Si. Sin duda, tras ver el funcionamiento de los diferentes módulos de este Santa Maria American Kingdoms, nos descubrimos ante una expansión que aporta al título original un plus más de profundidad a la par que varios caminos más para explorar.

Santa Maria American Kingdoms juego de mesaSin pecar de sobrecargar el juego, esta nueva expansión propone nuevos retos que no aparecen como pegados al juego, sino que, por el contrario, se integran sutilmente en las partidas haciendo que te parezcan mecánicas originales del propio juego, algunas de ellas incluso las recomendaríamos para incluirlas siempre, por lo bien integradas que están.

Vamos a hacer un pequeño resumen de estos módulos:

El Gobernador

Bajo nuestra opinión el módulo que mejor queda encajado en el juego y un elemento que ya lo incluiríamos siempre en las partidas.

Obliga a los jugadores a pensar un poco más allá, para poder explotar los beneficios de este gobernador a la par que intentamos maximizar el máximo posible sus movimientos, que van a suponer un buen puñado de puntos.

Los Especialistas

Este módulo añade un set collection que nos proporciona ciertas posibilidades, sin ser muy relevante, se integra muy bien en el juego y aporta un nuevo camino para conseguir recursos y bonificadores.

Los Embajadores

La gracia de este módulo es que va al grano, si echabas de menos la interacción entre jugadores en el juego base, aquí tienes un toque para que los jugadores se tengan que adaptar a las situaciones que le vienen. Muy directo, si quieres interacción ponlo y si no, descártalo.

El Indígena

Aquí es donde, los diseñadores han dado un giro de tuerca brutal al juego. Un módulo totalmente asimétrico que hace que uno de los jugadores juegue de manera totalmente diferente.

Diferente y original, no mejora al juego base, pero esa posibilidad de explorar otra forma de jugar a Santa Maria, le da una rejugabilidad que se agradece mucho.

Vamos finalizando, Santa Maria American Kingdoms venia con la difícil tarea de aportar a un gran juego y vaya que si lo ha hecho.

Esta expansión para el juego base, no es imprescindible, pero una vez que la pruebas, empiezas a incluir módulos adaptando la partida al estilo que más te divierte y luego, muy posiblemente, jamás se los vuelvas a quitar.

Hay pocas expansiones para los juegos que realmente se hagan notar, pero este Santa Maria American Kingdoms se ha propuesta brillar.

Si quieres leer más reseñas y primeras impresiones, no dejes de visitar nuestra sección de reseñas

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!

Más artículos
Black Sonata juego de mesa
Black Sonata, reseña by Montse