My City juego de mesa

My City, reseña by David

My City es lo que podríamos llamar el sueño dorado de cualquier seguidor de Reiner Knizia, un Citybuilding con sistema Legacy basado en la colocación de losetas que en castellano edita Devir Iberia.

My City, una ciudad en constante desarrollo

My City juego de mesa

Ficha

My City

  • Editorial: Devir Iberia
  • Diseñador: Reiner Knizia
  • Ilustradores: Michael Menzel
  • 2-4 jugadores
  • 30 minutos

¿De qué va?

Hay que tener en cuenta que My City es un juego de sistema Legacy que propone dos modos de juego. Para poder hacer esto cada tablero personal de jugador cuenta con doble cara, una de ellas para la campaña y la otra para utilizar en partidas sin modo campaña/legacy.

My City será en su modo campaña un juego de 24 episodios, durante los cuales, los jugadores irán evolucionando su ciudad desde que llegamos por primera vez a nuestro lugar de asentamiento hasta que vivimos toda una era de la industrialización.

Cada vez que pasemos un episodio, evolucionará el juego, añadiendo diferentes tipos de edificio, condiciones de juego y eventos. Para ello, el juego viene con 8 sobres que traen todos los componentes y la información necesaria para el desarrollo de las partidas, cada sobre 3 partidas.

My City juego de mesa

Pero, cómo se juega a My City en reglas generales. El juego utiliza un sistema similar a otro juego de Devir Iberia, como es NMBR9. En cada ronda se sacará una carta de un mazo común que tendrá representado, un tipo de edificio. 

Los edificios que componen el mazo, estarán disponibles, en las reservas de cada jugador. Cada jugador deberá colocar dicho edificio en su tablero, teniendo en cuenta que, al final de la partida, los jugadores restan puntos si dejan visibles las rocas de su tablero y sumarán puntos por lo bosques que queden visibles en su tablero.

La norma básica de colocación es que cada vez que coloquemos un edificio, deberá estar adyacente al menos a otro que ya hayamos colocado previamente y que el primer edificio que coloquemos debe estar adyacente al río… o por lo menos es así, durante las primeras partidas 😉

Al finalizar cada partida, los jugadores obtendrán pegatinas de terreno en función de su posición en la partida, que harán que los tableros individuales, vayan evolucionando de manera asimétrica.

Esta es la base fundamental, de My City, a falta de ver todo el desarrollo que propondrán los sobres del sistema legacy y que vamos a procurar no desvelar en esta reseña.

My City juego de mesa

Escalabilidad

Como ya dijimos anteriormente, My City utiliza el mismo sistema de juego que NMBR9 y aunque a diferencia de este, si que hay una carrera por objetivos comunes, no es suficiente para notar una interacción grande en el juego.

Esto unido a que los turnos se producen de manera simultánea, hacen que no notemos en absoluto diferencias en el rango de jugadores. 2,3 o 4 jugadores te van a dar igual, no hay diferencias y solo los objetivos cambian. Eso sí, ten en cuenta que la interacción es prácticamente nula.


La Cueva Roja


Estética y componentes

La estética de My City a nivel visual se hace cómoda para cada una de las partidas, todo lo que se desarrolla durante el juego incluyendo los elementos como las pegatinas dejan muy a las claras cómo va funcionando todo.

Además hay que agradecer mucho que cada sobre contiene una nueva hoja de ayuda que te hace un repaso muy rápido y muy visual de todo lo que se mantiene o cambia de una partida a otra.

Para los más fans del juego, tendremos un tablero de doble cara que nos permitirá seguir jugando a una versión intermedia de My City una vez que acabemos la campaña. Nos hubiera encantado que se mantuviera el juego final, pero no ha sido así.

No obstante 24 partidas para un juego de campaña dan para una experiencia más que agradable.

Contexto

My City es un juego familiar de mecánicas muy sencillas que tiene como peculiaridad el desarrollo que se va produciendo tras cada partida. Esto nos permite empezar a jugarlo dentro de un contexto muy familiar que irá aprendiendo y creciendo junto con el juego.

Por otro lado, el público más jugón lo disfrutará y verá lo que ofrece el juego tras varias partidas, por lo que, hay que tener cierta paciencia ya que en las primeras partidas nos puede llegar a parecer un juego algo corto de desarrollo.

No obstante, nunca llegaremos a tener un juego de los denominados duros o con una mecánicas muy profundas, pero si notaremos un crecimiento muy interesante.

My City juego de mesa

Conclusión

En el mundo de los juegos de mesa hay autores a los que ya reconoces bajo algunos de sus diseños. Al igual que en la literatura reconocemos la manera de escribir y la forma de interpretar lo que sucede.

Reiner Knizia es un autor de sobra conocido con una gigantesca trayectoria plagada de grandes éxitos y un estilo que siempre tiene una definición por bandera “la elegancia”.

My City se puede definir de muchas formas y la elegancia con la que funciona es la que sin duda mejor representa al juego.

Estamos ante un juego familiar como mucho familiar plus y teniendo en cuenta esto, el juego invita una y otra vez a seguir explorando cómo se modifica, como incluso se reinventa tras la apertura de algunos sobres.

Si le pedimos a los juegos de campaña con sistema legacy es que notemos la sensación de desarrollo, de cambio y de evolución. Esas tres patas están totalmente cubiertas y aunque los más avezados y jugones notaran que al principio el juego es bastante sencillo harán clic tras cierto momento de la campaña (No queremos hacer spoiler).

Cierto es, que el juego adolece de ser muy poco interactivo y que apenas veremos competencia en las carreras por llegar a los objetivos, pero a nosotros nos ha dado igual, la sensación de ver crecer la ciudad y querer saber a donde va ha sido el verdadero triunfador.

My City es un juego de colocación de losetas tipo tetris, como referente habitual esto es lo que vamos a vivir durante toda la campaña. Ten en cuenta esto, porque si este tipo de juegos no te encajan, empezamos mal. Pero si esta mecánica principal te encaja, estamos ante un juego de campaña legacy que realmente hace lo que muchos no han sabido hacer.

Prepara una mesa en un entorno familiar y disfruta de lo que verás crecer este juego de loseteo, la experiencia merece mucho la pena.

VALORACIÓN SUBJETIVA

Boom

My City juego de mesa
MY CITY
CONCLUSIÓN FINAL
En definitiva, My City es posiblemente el juego de Sistema Legacy familiar mejor concebido. Un diseño que ha sabido vencer a juegos como Charterstone o Seafall con una elegante concepción del desarrollo y sobretodo con un sistema que invita a jugar partidas una de otras. El concepto de exploración y descubrimiento está presente en cada partida y te va llamando una y otra vez. De nuevo Knizia ha sabido dar con la tecla.
MECÁNICAS
85
ESCALABILIDAD
85
ESTÉTICA Y COMPONENTES
90
REJUGABILIDAD
88
Nota de lectores1 Vota
48
PROS
La sensación de exploración de cada sobre que nos enfrenta a nuevos modos de enfocar el juego.
Los diferentes modos que ofrece de llegar a la victoria final, renunciar a victorias parciales será realmente importante.
El desarrollo real del juego que comienza como un juego muy sencillo que va a apretando tras cada partida.
CONTRAS
Poca interacción, más allá de la carrera por ciertos objetivos.
Cuando terminas la campaña no puedes jugar a la versión final, si no a una intermedia.
87
COMPRALO EN

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!

Más artículos
Pitch & Plakks juego de mesa
Pitch & Plakks, reseña by David