Human Punishment es un juego autopublicado por el Autor Stefan Godot, que nos mete de lleno en un juego de roles ocultos con aspecto muy futurista. 

Human Punishment ¿Robot, humano o forajido?

Human Punishment juego de mesa

Ficha

Human Punishment

  • Editorial: Godot games
  • Autor: Stefan Godot
  • Ilustrador: Tithi Luadthong, Karsten Schulmann
  • 4-16 jugadores
  • 15-90 minutos de duración

¿De qué va?

Human Punishment es un juego de roles ocultos en el que encarnamos a Robots, Humanos o forajidos, en una lucha sin igual por la supervivencia.

Aunque el juego ofrece más personajes, estos son los 3 elementos principales de la partida.

Al principio y a diferencia de otros juegos de este tipo, se repartiran 3 cartas a cada jugador. Estas 3 cartas determinarán que somos, por lo menos temporalmente, ya que, durante la partida, puede ser que cambiemos de facción.

Una vez que sepamos esto, comenzará la partida en el que nuestro objetivo, dependerá del bando que seamos. En gran medida, la idea principal es lograr que nuestro bando gane, matando a todos los jugadores que pertenezcan a otros bandos.

Para esto el juego dispone de una serie de armas, que se colocan en el centro de la mesa y que en su turno un jugador puede coger y utilizar para disparar a otro jugador.

En nuestro turno, básicamente podemos coger un arma, disparar, robar una carta de programa o mirar una de las cartas de otro jugador.

Como ya hemos dicho, las armas sirven para disparar a los otros jugadores y las cartas de programa ( que es donde está la mayor gracia del juego) tienen un sinfín de efectos de diferente índole.

Estas cartas se podrán resolver en un momento determinado que viene delimitado en la propia carta.

Con estos elementos, iremos jugando una partida y cada vez que un jugador muera, este verificará si alguno de los bandos ha ganado la partida. En caso contrario, se continuará, hasta que se resuelva una de las condiciones.

Human Punishment juego de mesa

Estética y componentes

Uno de los aspectos más cuidados de este Human Punishment es su estética. El juego cuenta con infinidad de ilustraciones personalizadas, en unas cartas sin marco.

Esto le da un aspecto visual increíble y a la vez muy inmersivo, que nos mete de lleno en esa lucha de poderes futurista.

Escalabilidad

Un juego de roles ocultos normalmente funciona bien a un número alto de jugadores. En esta caso, no es una excepción pero con sus matices.

El sistema de juego de Human Punishment ayuda a que los jugadores se integren bien, sin necesidad de una interacción social muy alta. Podrías participar en la partida sin prácticamente ni hablar y solo ejecutando acciones.

Esto lo convierte en un juego con tintes tácticos que hace que escale relativamente bien a número bajo de jugadores. Pero ojo, su número óptimo de jugadores sigue siendo a partir de 6, aunque con una pega, su sistema de eliminación.

El juego tiene un sistema de eliminación que deja a jugadores fuera de la partida, aunque luego tiene ciertos giros argumentales que pueden devolver a los jugadores al juego. 

Este doble juego, es realmente interesante pero a la vez nos deja con ciertas dudas en partidas que se hagan largas.

Human Punishment juego de mesa

Lo mejor y lo peor

Pros

  • Las cartas de programa, dan multitud de posibilidades al juego.
  • Su trama y giros argumentales.

Contras

  • Su sistema de eliminación.
  • El reglamento, deja muchas dudas.

Contexto

Un juego de sesión de tertulia post partidas o post cena, que puede echar para atrás por su temática menos accesible que otro tipo de juegos de este tipo.

Por sus reglas se puede jugar en casi cualquier ambiente, tanto con gente menos habituada a los juegos de mesa, como con los más expertos. 

Los que si dejaríamos fuera de la ecuación sería a los más peques, que aquí se mata gente a sangre fría. 

Human Punishment juego de mesa

Conclusión

Human Punishment supone un soplo de aire fresco dentro de los juegos de roles ocultos. Un juego con una idea bastante original y que se preocupa mucho de ser lo bastante diferente como para encajar bien en el sector.

La idea principal del juego está bien concebida y de inicio ya da al jugador propuestas que lo hacen diferente. Comenzando por nuestro propio rol, que puede cambiar varias veces en la partida o mantenerse firme durante la misma.

Además, nuestro rol se compone de 3 cartas y esto alimenta más las especulaciones y elucubraciones que tan bien le sientan a este tipo de juegos.

Pero, la esencia del juego está en un mazo enorme de cartas de programa que se convierten en el eje interactivo del juego. Estas cartas ayudan y alimentan a que la partida coja fluidez y no se estanque.

Human Punishment juego de mesa

Nota genial, la carta que revive a un muerto, que encima revive sabiendo toda la información sobre el resto de jugadores (recordemos que durante su muerte ha tenido que verificar si se cumple alguna de las condiciones de victoria).

Estas cartas obligan a los jugadores a interactuar, haciendo que aquellos que les cueste mas integrarse en este tipo de juegos, deban participar de manera activa.

En definitiva, Human Punishment supone una idea original y divertida dentro de los juegos de roles ocultos, con una temática que da mucho juego y con un sistema de juego que provoca la interacción entre jugadores. Un título muy a tener en cuenta dentro de la categoría de los roles ocultos.

 

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

1 Comentario

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!