Dungeon Fighter, reseña by Gixmo

Everybody is Dungeon Fighter!!!! Bueno, la letra de la canción no es exactamente así, pero no creo que a los Foo Fighters les de por protestar en exceso.

Dungeon Fighter, un juego de mesa donde sobra la silla

Dungeon Fighter juego de mesa

Las fotos de esta reseña son cedidas por Doctor Meeple, web de referencia en el mundo lúdico que os animamos a visitar

Ficha

Dungeon Fighter

  • Diseño Aureliano Buonfino, Lorenzo Silva, Lorenzo Tucci Sorrentino
  • Ilustración Giulia Ghigini
  • Devir, Horrible Games
  • 1-6 Jugadores
  • 45-60 minutos
  • +8 años

Introducción

Vamos a tocar el Dungeon Fighter (en las salas del magma perverso) hoy, un juego que nos trae Devir en castellano, de 1 a 4 jugadores y que te puedes ventilar una partida en eso de 1 hora, mas o menos, pero tienes que venir preparado para hacer algo de ejercicio, que los dados del suelo no se recogen solos.

Mathom juego de mesa

Estética y componentes

Y, como es de rigor, empecemos con los componentes. En la caja de Dungeon Fighter, que es de tamaño más bien pequeño, sobre todo para lo que trae (del estilo caja de Catan, pero más delgadita), tenemos bastantes cosas dentro. Unas cuantas cartas con los monstruos, el Dungeon y objetos de calidad bien y con dibujos monos (los nombres también molan), unas cuantas fichas de cartón, unos corazoncitos de plástico muy monos para marcar los puntos de vida, un tablero estilo puzle que representa una diana, unos cuantos dados y varios troqueles y piezas de plástico para colocar en la mesa según nos lo vaya requiriendo la partida.

Preparación

Bien, toquemos el tema de la preparación, que es un tema que cada vez tengo más en cuenta. En el caso de Dungeon Fighter no es un tema que nos va a preocupar en exceso, vemos muchos componentes, pero se hace una preparación rápida. Solo es colocar el tablero, hacer el mazo de monstruos, elegir personaje y prácticamente está todo listo. Para un juego de estas características y esta duración, es más que adecuada.

El reglamento te puede asustar de mano, porque son unas cuantas páginas, pero es que viene con ejemplos, muy bien explicado todo y fácilmente encontrable en caso de que te surja alguna duda.

Dungeon Fighter juego de mesa

Dicho esto, ¿de qué va este Dungeon Fighter?

Pues, como su propio nombre indica, es un juego en el que nos ponemos en el papel de una compañía de héroes que entran en una mazmorra a saquear, por la gloria y los tesoros, así de simple, así de sano.

La partida se va a desarrollar de forma muy sencilla, ya que cada ronda, hasta que consigamos entrar en 3 mercados y derrotar al jefe final, consiste en preparar la habitación de la mazmorra, pegarnos con un bicho y descansar después del ajetreo. Por el medio tendremos alguna ronda de mercado para poder conseguir cosas.

Así que, lo primero es preparar la habitación de la mazmorra. El que sea el líder del grupo va a coger 2 cartas de mazmorra, elegir una y devolver la otra debajo del mazo. Las reglas ponen que lo hace en secreto, así que la decisión la toma sin preguntar a los demás. La habitación nos va a indicar algo especial, tanto en recompensas, como en como va a ser el combate con el monstruo.

La decisión en este caso es curiosa, porque las habitaciones tienen ciertas dificultades, y también indican los pasos para llegar al mercado, a mayor dificultad, más rápido se llega al mercado, pero más peligroso es a lo que te enfrentas.

Una vez hecho eso, nada, simplemente sacamos un monstruo y estamos listos para el combate.

El combate es la fase principal en Dungeon Fighter, no solo por lo que implica, sino porque es donde vendrán todas las risas. El desarrollo de la fase es muy sencillo.

Empezando por el siguiente jugador al líder, cada jugador va a lanzar uno de los dados al tablero (¡sí, lanzar!) o recogerlos todos. Decíamos que cada jugador va a tener un héroe, como es obvio, cada uno de estos héroes tendrán habilidades diferentes según el dado que lancen.

Pues tenemos 3 dados (rojo, verde y azul) y la opción de coger algún dado blanco que tengamos en el cofre del tesoro. Estos dados, que son de 8 caras, tienen algunas con un ojo dibujado. El jugador va a coger el dado que quiera y lo va a lanzar al tablero, muy importante, haciendo que rebote en la mesa. Allí donde caiga el dado, allí estará el daño que le va a hacer al monstruo (porque no hemos dicho que los dados tengan números), y si encima el dado muestra su lado con el ojo, entonces activará la habilidad del héroe en ese color en concreto, por lo que es importante ver que jugador va a lanzar según que dado.

Esta es la parte divertida del juego (bueno las otras también, pero esta es la más) ya que para que le podamos hacer daño hay que lanzar el dado rebotando en la mesa, aconsejo jugar con un tapete y que se practique un poco el rebote antes de empezar. Pero eso no es todo, porque según en que habitación nos encontremos o contra qué monstruo estemos luchando, el lanzamiento puede ser peculiar. Puede ser que tengamos que lanzar de pie, que otro jugador nos sujete la mano, que haya que pasar por el aro de fuego, o haya que sortear un muro de fuego, todo ello para poder asestar un buen golpe al bicho, ya que, si fallas, ay, amigo, si fallas vas a recibir daño.

Dungeon Fighter juego de mesa

Conclusiones

Si en alguna ocasión habéis oído eso de que los juegos de mesa son sedentarios, este no es el caso, no será la primera vez, ni la última, que alguien tire el dado demasiado fuerte, o que calcule mal y este se vaya al suelo, así que toca agachar el culo y recogerlo.

También puede ser la fase que pueda frustrar a algún jugador, si ve que no es bueno a la hora de lanzar los dados, pero aquí hemos venido a divertirnos, ¿no?

¡Oh! Que no se me olvide decir que los dados blancos activan la habilidad que se quiera.

Tampoco se me puede olvidar que solo tenemos 3 dados de color, si no hay dado de color, podemos recogerlos todos y volver a lanzarlos, pero el monstruo nos hará daño.

Nos quedan 2 cosas sobre el desarrollo de la partida, la primera es si nuestro héroe cae derrotado, bueno, la vida es dura, en ese caso se levanta, coge una ficha y la coloca en su hoja de personaje, Esto hace que tenga 2 puntos de vida menos, y una de las habilidades canceladas, así que podrá seguir un poco más.

La segunda es que pasa después, muy sencillo, si conseguimos derrotar al monstruo conseguimos el tesoro que guardaba, y si no lo conseguimos, pues entonces es que hemos caído en combate, ¿de forma honrosa? Teniendo en cuenta el lanzamiento de dados te diría que no, pero al menos te lo has pasado bien.

Si después de derrotar al monstruo tenemos 10 símbolos de mercado en las cartas de mazmorra, habremos llegado a un mercado, nos pertrechamos con el dinero que tengamos, y seguimos adelante. Si es el tercer mercado, nos pegamos con el monstruo final.

Esto es Dungeon Fighter y como se desarrolla, así que toquemos el tema de la interacción, escalabilidad y rejugabilidad.

Interacción

La interacción, pues es un juego cooperativo, vamos a jugar juntos y hablar de que dados vamos a lanzar, discutir qué objetos nos vamos a equipar y poco más, en este tipo de juegos no podemos esperar nada más, pero es que no lo necesitamos.

Rejugabilidad

El juego es muy rejugable, cada partida vamos a tener diferente orden de las habitaciones, los bichos no van a salir igual y puede que no estemos con la misma destreza que la última partida, de hecho, lo más seguro es que acabes jugando alguna partida detrás de otra, pero no te recomiendo que abuses mucho del juego de seguido. NO es un fallo del juego, sino que este tipo de juegos te pueden llegar a cansar si abusas muy de seguido.

Dungeon Fighter juego de mesa

Escalabilidad

Sobre la escalabilidad, creo que lo más divertido es al máximo de jugadores, te puedes atrever a jugar a un nivel más difícil porque los monstruos no suben de vida y hay más gente haciendo cosas, aparte de gente más inútil lanzando dados, es decir, más opciones y más risas. Pero a menos jugadores también funciona bien, incluso a 2 jugadores, pero no creo que sea su fuerte.

Me queda comentar, o repetir, más bien, ese detalle del lanzamiento de dados. Es importante recalcar que es un juego de lanzar dados, y que es muy importante donde se lanzan. Es un juego de esos de habilidad, tenlo muy claro a la hora de ponerte a jugar. Y ponte en modo diversión, que si no si que mejor te vas a jugar a otra cosa.

Esto es Dungeon Fighter, en las salas del Magma Perverso, un juego de mazmorreo que está pensado para provocar risas lanzando dados a una diana y matando monstruos mientras buscas excusas de por que tu lanzamiento no ha salido tan bien como sonaba en tu cabeza. Con una sencillez de reglas más que adecuada te presenta una partida con alguna que otra decisión, pero con mucha diversión, que a eso hemos venido.

. Es un juego que no esperaba mucho de él, pero me ha parecido bueno y bonito.

Valoración Subjetiva

Sello Web Buen Juego
DUNGEON FIGHTER
CONCLUSIÓN FINAL
Esto es Dungeon Fighter, en las salas del Magma Perverso, un juego de mazmorreo que está pensado para provocar risas lanzando dados a una diana y matando monstruos mientras buscas excusas de por que tu lanzamiento no ha salido tan bien como sonaba en tu cabeza. Con una sencillez de reglas más que adecuada te presenta una partida con alguna que otra decisión, pero con mucha diversión, que a eso hemos venido. . Es un juego que no esperaba mucho de él, pero me ha parecido bueno y bonito.
MECÁNICAS
80
ESCALABILIDAD
70
ESTÉTICA Y COMPONENTES
75
DIVERSIÓN
80
Nota de lectores1 Vota
80
PROS
Sencillo de reglas y preparación adecuada
Diversión asegurada cuando lanzas dados
Mucho componente adecuado para disfrutar la partida.
CONTRAS
Si no controlas el lanzamiento de dados te puedes frustrar
Estate listo a hacer un poco el tontete
No es un fallo, pero no busques una profundidad excesiva
76
COMPRALO EN

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!