Bellotacon Juegos de mesa

BellotaCon 7 contra viento y marea

El pasado domingo 15 de octubre Sergio Alama y Asier Rojo, corazón y alma de la BellotaCon, aparecían en directo en el programa de Stuka Joe anunciando que la 7ª edición de esta convención de entusiastas de los wargames y de la historia se celebrará en Badajoz del 25 al 28 de enero de 2024.

Anunciaron varias novedades, las más celebradas entre los aficionados fue la contratación de un catering para mejorar la calidad y variedad de la comida ofrecida por el servicio de cafetería de IFEBA y la recuperación de la fiesta de bienvenida del miércoles por la noche para los que lleguen el día antes del comienzo del lío.

También anunciaron que se reforzaban las conferencias históricas, aumentando la cantidad y calidad de contenidos y ponentes.

Bellotacon Juegos de mesa

La inscripción

El día 2 de noviembre a las 10:00 am se abre la inscripción que tendrá un precio de 70 € para asistir los 4 días (30 € para menores de edad) y, también como novedad, el jueves y el viernes habrá entradas válidas para un sólo día por 30 € (15 € para menores de edad).

Quien formalice esta inscripción antes del 15 de noviembre tendrá la camiseta de esta 7ª edición incluida. Se ha limitado la asistencia a un máximo de 400 participantes, la 6ª edición juntó a casi 380 personas y la organización piensa que esta cantidad de asistentes es lo máximo que se puede gestionar en este tipo de evento.

El resto ya nos suena a todos (remito a los que no conozcan esta convención a buscar información en mis reseñas de ediciones anteriores o escuchando nuestro podcast Club Dante en Guerra), se celebrará en el recinto ferial de Badajoz IFEBA y hay habitaciones bloqueadas en varios hoteles de la ciudad con precios especiales para los participantes en la convención, que este año se pondrán a la venta a la vez que las inscripciones.

Las editoriales de wargames más importantes de España y algunas extranjeras ya han empezado también a mostrar su intención de acudir como otros años.

Bellotacon Juegos de mesa

Una bomba a las BellotaCon

Hasta aquí todo perfecto, pero después llegó la bomba, o el torpedo impactando justo por debajo de nuestra línea de flotación. El miércoles 18 de octubre Sergio lanzaba en el canal de Telegram BELLOTA CON y en X (la aplicación antes conocida como Twitter) un amargo comunicado denunciando la falta de apoyo del Ayuntamiento de Badajoz y el afán recaudatorio de las nuevas tarifas del IFEBA que hacen inviable un evento sin ánimo de lucro como este.

Decenas de aficionados ya se han lanzado a mostrar su apoyo a los organizadores y a la BellotaCon pidiendo al Ayuntamiento que rectifique intentando hacer ver a los responsables lo que este evento cultural aporta a la ciudad.

A ver si entre todos conseguimos que reaccionen, sólo se necesita que se mantengan las tarifas de la edición pasada, no se está pidiendo que nadie regale nada. A ver si los hoteles que llenamos, los restaurantes que también llenamos, los taxis, todo lo que casi 400 adultos de poder adquisitivo medio – alto consumen ese fin de semana de temporada baja en la que no hay nadie que visite Badajoz también inclina la balanza.

Bellotacon Juegos de mesa

Badajoz en el centro de los wargames

Badajoz está en el mapa de todos los aficionados a los wargames a nivel europeo, incluso a nivel mundial, como una de las convenciones más importantes del sector, y eso tiene un valor que no me explico cómo los gerentes de la ciudad no lo ven. A los políticos se les llena la boca cuando exageran su apoyo y subvenciones a la Cultura y a los eventos culturales, el problema es que algo sólo es cultura si a ellos se lo parece, si es políticamente correcto y si permite fotos bonitas en una alfombra roja.

Afortunadamente puede que algo de esa presión haya tenido su efecto y poco antes de la edición de este artículo se anunciaba una reunión entre los organizadores y la concejala del Ayuntamiento encargada del IFEBA, espero que esto traiga buenas noticias, os lo contaremos en cuanto sepamos algo más.

Pero que no cunda el pánico, Sergio tiene un plan B y ya está trabajando en él, no nos ha contado nada ni falta que hace, sólo nos ha dicho lo importante, que la BellotaCon 7 “se hace SEGURO con o sin el apoyo del Ayuntamiento”. ¡ADELANTE SERGIO! Y aquí estamos para lo que necesites.

Pero todo esto me ha llevado a otra reflexión. Yo he asistido a todas las Bellota salvo la primera, 5 ediciones llevo hasta ahora, y espero asistir a muchas más, soy un apasionado de esta convención y considero amigos a los organizadores, por lo menos a los que más conozco.

Cuento esto para que se entienda bien lo que viene ahora, ¿sabéis eso de primero la zanahoria y después el palo? Pues vamos a ello.

El futuro de las BellotaCon

Sin anestesia, ¿Las Bellota saben a dónde van, a dónde quieren ir? Y si lo saben, ¿aficionados y editoriales irán con ellos? Hemos pasado de una reunión de amigos en un hotel para pasar unos días jugando, saludando a amigos con los que interactúas mucho por redes pero ves poco, charlando y disfrutando de una afición a veces incomprendida por la gente que tienes cerca en tu vida “normal” a una Feria con Editoriales nacionales e internacionales exponiendo sus catálogos, sus novedades y sus próximos lanzamientos y con un ciclo de conferencias de historia militar.

Pero los organizadores  no han cambiado, siguen siendo igual de amateurs y además los años han traído familias y más responsabilidades laborales a sus vidas por lo que todavía es más costoso sacar el tiempo necesario para que un evento de este tamaño sea perfecto.

En 2018, cuando nacieron las Bellota, no había muchas oportunidades de celebrar encuentros wargameros y pasar 3 o cuatro días sumergidos en nuestro mundo, sólo los afortunados que vivían en Madrid o Barcelona tenían acceso a potentes clubes en los que desplegar nuestros juegos monster y la única convención wargamera era la tristemente desaparecida Antebellum, en Almería.

Sergio llegó en un buen momento y apoyado por su canal de youtube, muy activo en aquellos tiempos, y el boca-oreja a partir de la primera edición logró lo que parecía imposible, reunir a mucha gente, invitar a grandes figuras internacionales y hacer que todos buscásemos un hueco en nuestras agendas a finales de enero para viajar a Badajoz y añadir una estrella a nuestra camiseta, hasta hubo una larga lista de espera para poder inscribirse.

Llegó la pandemia y también sobrevivimos gracias a una edición digital con un gran éxito de participación y colaboraciones. Creo que, por lo menos en parte, esa gente que se quedaba fuera cada año, el gran interés suscitado por la BellotaCon 4 online y las restricciones impuestas por el Covid todavía vigentes en enero de 2022 hizo a la organización tomar la decisión más importante de su historia: buscar un escenario más grande y mover la convención al recinto ferial, IFEBA.

Por un lado tenemos ventajas evidentes como el mayor espacio para editoriales y jugadores, la posibilidad de desplegar grandes exposiciones como las de Romanus Rom de Málaga, salas de conferencias y una atención y recepción a los asistentes más profesional.

Pero también hemos perdido mucho, ya no estamos todos en el mismo hotel (es imposible dada la cantidad de asistentes), el horario de juego se ha restringido un poco y somos demasiados como para conocernos e intercambiar conversaciones entre todos.

Se ha perdido parte de la convivencia, ya me ha pasado conocer a gente que ha estado conmigo en las Bellota pero ni siquiera nos hemos visto allí, esas tertulias matutinas en los desayunos del hotel siguen estando, pero sólo con los que coinciden en el mismo lugar que tú, y te pierdes las de los otros. Ya no estamos en el centro de la ciudad para dar un paseo a la hora de comer y disfrutar de la oferta gastronómica que ofrece Badajoz sin alejarnos demasiado del recinto de juego. 

Bellotacon Juegos de mesa

Las alternativas

En un momento de flaqueza en que parecía que Sergio tiraba la toalla, el Club Batalladores de Zaragoza decidió tomar el relevo y anunció que la convención wargamera se celebraría allí, Sergio dió marcha atrás, pero Batalladores mantuvo su convocatoria, el grupo de wasap Vassal For Ever, gestionado entre otros por el gran Espinete Wargamero, dado el gran número de miembros que tiene también decidió organizar unas jornadas wargameras que se celebraron con gran éxito y van a tener continuidad, Vis Lúdica tiene su Campamento Barton y su lado más guerrero, Vis Bélica (para mi los grandes culpables del auge de los wargames en España, sobre todo entre jugadores de menos de 40 años) reclama su espacio y también organiza su fin de semana de wargames, Pax Lúdica en Cádiz tiene su fin de semana de partidas, David Gómez también hace pequeñas reuniones de fin de semana para aficionados a los wargames en su hotel rural de Dobro (lanogala.com), y seguro que hay muchos más que olvido o que no conozco.

¿Qué quiere decir esto?

Que ahora casi todo el mundo tiene donde reunirse para jugar con los compañeros de afición sin necesidad de esperar a las Bellota y en lugares más accesibles y mejor comunicados qué Badajoz.

¿Cuál ha sido la respuesta de la BellotaCon?

Pues dar un paso al frente e intentar convertirse en el gran referente en España (¿en Europa?) para aficionados a wargames y a la historia militar, han potenciado al máximo su carácter internacional con la ayuda de Stuka Joe (viene a todas las Bellota desde 2019) y de Volko Ruhnke que asistió a dos ediciones y siempre que puede habla bien de nosotros (permitidme que me incluya aunque yo sólo sea un aficionado más), ofrecer a editoriales españolas europeas y americanas espacio y mesas para enseñar y vender sus juegos, para probar sus prototipos e incluso (este año como novedad) para hacer grabaciones profesionales de estas presentaciones.

Como he dicho en el primer párrafo, también se quiere ahondar en el carácter cultural de nuestra afición a través de conferencias y mesas redondas sobre historia militar invitando a expertos reconocidos a nivel nacional y mejorando en general la calidad y el nivel de acogida a los asistentes, no me olvido de la degustación de productos extremeños.

Pero tengo dos preguntas:

  • ¿Lo están haciendo bien?
  • ¿Los aficionados van a dar a ese esfuerzo el valor que tiene?

Contestando a la primera, yo pienso que para dar un salto de calidad en condiciones hace falta profesionalizarse, creo que la muy buena voluntad y el dedicar “todo el tiempo que tengas” no es suficiente, hay que dedicar todo el tiempo que requiera el evento, no el que tú tengas y opino que esto sólo puede hacerse si es tu primera actividad, no tu segunda o tercera, por lo menos durante la duración de la organización del evento.

Y una profesionalización de verdad tiene que venir de la mano de la industria, son las empresas que gana dinero con los juegos de guerra de tablero (y tal vez con libros y revistas de historia militar, las que deben pagarlo, si quieren tener un Essen de wargames en España deben mojarse y ¿hay una industria en España lo bastante potente como para hacer esto? Lo dudo. Y entonces vamos a otra de las patas de este negocio (sí, lo siento pero si las Bellota quiere crecer y mantenerse como Feria de nivel europeo en un recinto como IFEBA ya debe pensar en ello como un negocio), las tiendas.

Han sido las grandes olvidadas de las Bellota y deberían participar, bien es sabido que los aficionados a los wargames sufrimos de una fiebre compradora que no se agota y que muchas veces suplimos nuestra falta de partidas con un afán loco de llenar nuestras estanterías con juegos que tampoco podremos jugar.

Tiendas físicas, tiendas online, tiendas de segunda mano, creo que todas podrían tener un hueco en las Bellota y lo rentabilizarían. Las conferencias sobre historia militar son muy interesantes y una gran apuesta de la organización pero ¿Cuánta gente asiste a ellas?

Mi experiencia personal es que si sólo tengo 4 días (o 3) al año para jugar y charlar con todos no se me hace rentable asistir a esas conferencias, ya buscaré un podcast u otro recurso online en los que obtener esa misma (o parecida) información en otro momento. ¿Qué tal organizar tutoriales o AARs en salas con pantalla grande? ¿Y grabaciones en directo de reseñas en directo de Julius Fairfax, Stuka Joe o Wargame Reviewer? ¿Y de Podcasts también en directo de Vis Béllica, Territorio Grognard (no sé si este daría tiempo) o de Los Abuelos? Y no hablo de colaboraciones voluntarias y gratuitas, hablo de invertir dinero en mejorar la convención y diferenciarla del fin de semana en un hotel para jugar con unos amigos.

Seamos realistas, somos aficionados a la historia pero lo que nos lleva a la convención son los juegos de guerra.

Por último debo decir que el marketing y las relaciones nunca han sido la especialidad de la BellotaCon o de las personas que se asocian con ella, o por lo menos esa es la impresión que me da. Creo que la colaboración institucional debería haberse trabajado desde hace tiempo, casi cualquier asociación cultural consigue algún tipo de colaboración con cualquier ayuntamiento, y es raro que esta convención no la tenga, aunque si esperas que sea el Ayto. el que te llame a ti no lo lograrás nunca.

Detalles casi tontos como cobrar 1 euro por un dado conmemorativo de la Bellota parecen poco pensados, por ejemplo ¿cobrar 1 euro más por la inscripción y regalar el dado igual que la camiseta? Me dirás que el que no quiera el dado no tiene porqué pagarlo (¿Qué jugador no quiere un dado?), pero yo te diré que al 80% de los que sí lo quieren les puede haber parecido un detalle feo el tener que pagar habiendo pagado la inscripción. Sólo es un detalle en el que a lo mejor sólo me fijé yo (no, me lo ha dicho más gente) pero quería ponerlo como ejemplo.

Tal vez contratando a un profesional del sector de la organización de Ferias y eventos se podrían pulir estas cosas y crecer hacia la profesionalización que estoy reclamando. Se puede argumentar que todo eso cuesta mucho dinero y que no hay de donde sacarlo, pues lo que yo contesto es que si nuestra afición no genera los suficientes recursos para hacer una Feria en condiciones, quedemos en la reunión de amigos en un hotel, que eso lo bordamos, en vez de en algo que se queda a medias.

Frente a un detalle un poco feo también pongo los grandes detalles positivos que ha tenido la organización con nosotros, la degustación de jamón y otros productos de Señorío de Montanera (¡qué bueno todo! Frank Espárrago ¿Qué pasa con el Congreso de Viena?), el vino extremeño o la cerveza artesana Ballut, el reparto con la entrada del juego de Daniel Hernández El Camino Español, el gran esfuerzo para que los carteles de las últimas ediciones los firmen afamados diseñadores wargameros como Iván Cáceres o Nils Johanson muestran que estamos por el buen camino, pero no es suficiente, desgraciadamente hace falta más tenemos que pedir más si queremos tener más.

Y me contesto a la segunda pregunta: pues a lo mejor los aficionados no necesitamos una Feria más profesional. El aficionado medio, como yo, sólo necesita un lugar lo más cómodo posible (¿un hotel?) al que sea fácil de llegar desde su casa sin gastarse demasiado dinero para reunirse con más aficionados y pasar unos días de partidas, de charlas y de risas, y eso es básicamente lo que queremos todos. Todo lo demás está bien pero no es lo que hace a un asistente decidir si va a esta o a esta otra convención y desgraciadamente (o afortunadamente) de esto no hay mucho más que decir ni que argumentar.

Pero enlazando con lo que dije antes del marketing, una necesidad no existe hasta que alguien la crea y la BellotaCon podría crearla, pero es imprescindible la colaboración de todos, (y ahora voy a repetirme) sobretodo de la industria del wargame, editoriales y tiendas, de las instituciones locales y de la organización que si quiere de verdad crecer debe mirarlo desde un punto de vista mucho más profesional. ¿También deben colaborar la afición? No, la afición está ahí expectante a ver lo que pasa y con unas ganas locas de jugar y pasarlo bien en las Bellota o donde sea pero no serán nunca los responsables de la viabilidad o no de un evento. Sergio, “Constrúyelo y ellos vendrán” , si os suena esta cita es que sois muy mayores.

Voy a empezar a concluir, me encantan las Bellota, iré a todas las que pueda ya sea un un hotel, en el IFEBA o es casa de Sergio y espero que este artículo haya dado alguna idea, por lo menos es mi opinión sincera. Soy de los que estaba muy bien y muy cómodo en el hotel subiendo a mi habitación desde la sala de juego para ir al baño o para cambiarme de camiseta, y acepté al cambio al IFEBA como un primer paso para llegar a alguna parte porque moverse para hacerlo en círculo no me parece rentable.

Ahora les toca hablar y trabajar a otros, sólo me queda decir que a primeros de noviembre (no sé si podrá ser el 2 o tendrá que ser el 6 cuando vuelva de viaje) sólo exclamaré “shut up and take my money” al formalizar mi inscripción.

Y a todos, nos vemos en Badajoz el próximo 25 de enero de 2024, sólo con que tengas un mínimo interés en los wargames no te lo pienses, te lo vas a pasar genial y te va a encantar.

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!