Ahora o nunca juego de mesa

Ahora o nunca, reseña by Gixmo

Toca hablar de Ahora o Nunca, juego que nos llega en castellano de la mano de Devir, juego de 1 a 4 jugadores y que tiene ya una duración curiosa, a 3 jugadores te puedes ventilar una partida en 90 minutos, pero es bastante factible que se te vaya a las 2 horas.

Empecemos hoy con un disclamer, no he jugado a ninguno de los otros dos juegos de la trilogía (Cerca y Lejos, Arriba y Abajo), y aun no he jugado la campaña del juego.

Ahora o nunca, la trilogía de extremos

Ahora o nunca juego de mesa

Ficha

Ahora o Nunca

  • Diseño Ryan Laukat
  • Ilustración Ryan Laukat
  • Devir
  • 1-4 Jugadores
  • 90-180 minutos
  • +13 años

Introducción

¿De qué va este Ahora o Nunca? Pues aquí nos metemos en un héroe que va a intentar reconstruir el pueblo de nuestros ancestros, que ha sido destruido por un meteorito, y está ocupado por muchos monstruos. En el camino viviremos muchas aventuras y nos pegaremos con esos malditos monstruos mientras intentamos reconstruir el pueblo.

Componentes

Empecemos con los componentes, porque el juego trae componentes para aburrir, en una caja del estilo Catan (ya está el pesado este con las cajas estilo Catán) no nos va a sobrar aire, la caja pesa bastante y trae muchas cosas, para ahorrarme ponerlo varias veces, diré que todo es de buena calidad.

Tenemos varios tableros, como uno para cada personaje, los tableros del pueblo y los tableros centrales, que vienen a doble cara, para poder jugar en el inframundo de la zona. También tenemos muchas piezas de madera, con formas diferentes según el recurso que son o lo que representan, muchas cartas que son las gestas que vamos a ir resolviendo, y muchos tokens de cartón, ya sea para los especialistas que nos van a ayudar, para los monstruos, para las búsquedas…

Ah, y un buen reglamento y varios libros para los diferentes episodios de la campaña.

Insisto, hay mucho material y de buena calidad. A nivel gráfico cumplidor, eso ya es cuestión de gustos.

Ahora o nunca juego de mesa

¿De qué va?

Para empezar en condiciones, vamos a empezar criticando el juego. Si, el juego trae muchos componentes, muchos de ellos del inframundo y de la campaña, pero también requiere mucho despliegue en la mesa. Si vas a jugar a 3 o 4 jugadores asegúrate de tener una mesa bastante grande, además que la preparación, aunque se va agilizando con las partidas, puede resultar un pelín pesada. Tienes que colocar muchas cosas en el tablero, varias reservas y el mazo de cartas.

Comentado esto, vamos a hablar de cómo se desarrolla una partida de Ahora o Nunca.

Una partida nos va a llevar a lo largo de 6 estaciones, vamos, 6 rondas que aquí se llaman estaciones. En cada una de ellas vamos a hacer turnos alternos entre los jugadores, hasta que todos hayan pasado, que pasaremos a una fase de producción y limpieza.

Tengo que decir que las reglas del juego son super sencillas, pero si que te van a dar muchas cosas en las que pensar y cómo planear cada uno de tus turnos. Y digo que son sencillas porque en tu turno solo vas a hacer una acción de especialista o vas a mover tu héroe, aunque en cada una de ellas tengas varias opciones.

Primero el uso de los especialistas, estos son gente que te va a ayudar a construir, a recuperar vida, a conseguir habilidades, a conseguir experiencia. Empezaremos con 2 iniciales para construir y para curarnos, y podremos ir adquiriendo más, hasta un máximo de 4. Eso sí, cada uno de ellos solo trabaja una sola vez cada estación, y hay que pagarles. Aquí tenemos una cosa que está muy guapa en el juego, y que ya empieza a darnos algo de interacción, y es que podremos usar los especialistas de los demás, pagando su coste y dejándolo usado para la estación, el propietario cobrará una cantidad de dinero en compensación por haber prestado sus servicios. Si que tengo que decir que no es engorroso saber que especialistas tienen los demás jugadores, es fácil verlos .

Antes de pasar al héroe tenemos que hablar sobre la construcción. Todos los jugadores tienen un set de edificios y un tablero para construirlos. Estos estarán colocados aleatoriamente en una matriz de 4×5, así que, aunque los edificios sean los mismos, la colocación no lo será. Para poder construir, vamos a empezar eligiendo uno de los edificios del exterior, a partir de entonces tendrás que seguir con edificios adyacentes al espacio que ya has construido, por lo que vas a tener que planear bien cómo quieres construir. No solo por los beneficios del edificio, sino porque hay que ver donde lo vas a colocar en tu tablero (si, algunos edificios te darán puntos por edificios adyacentes).

Dicho esto, pasemos a hablar del tablero de héroe. En Ahora o Nunca tenemos 4 héroes diferentes, cada uno de ellos tendrá una cantidad de puntos de vida diferente, una cantidad de maná diferente, una pequeña habilidad, diferentes puntos de movimiento y diversas habilidades de ataque, los espacios para las habilidades de defensa tienen los mismos espacios todos y vienen vacías de mano. Además, cada uno tiene su set de habilidades que pueden aprender con experiencia y que van a potenciar las cosas que pueden hacer, aunque estas habilidades se pueden comprar en la taberna (no, en el juego no se llama así, pero mola más), las específicas del personaje se adquieren con experiencia. Esto hace que, aunque la mecánica sea la misma para todos, cada uno de ellos tenga algo de asimetría.

Ahora o nunca juego de mesa

Y ¿Qué puede hacer el héroe en su turno? Decíamos que, en tu turno, o usas un especialista o activas a tu héroe. Cada héroe se va a poder activar 3 veces por turno (si, hay habilidades que te van a permitir más, pero en principio son solo 3), para ello hay unas flechitas que se usan para indicar que acción de movimiento usan, y cada héroe tiene valores diferentes. Si activas a tu héroe, mueves una de estas flechas, haces el movimiento, y luego eliges qué acción hacer, eso sí, si llegas a algún lugar interesante puedes usar una carta de gesta que hayas adquirido previamente.

Estas acciones también son muy sencillas, ya que se trata de usar la acción de la localización a la que hayamos llegado (conseguir libros, ciudadanos para nuestros edificios, recuperar vida, conseguir gestas…), hacer una búsqueda o pelearnos con un bicho.

Sobre las búsquedas, son pequeñas fichas que hay en el tablero, en casillas con letra, y que nos van a dar un beneficio si pagamos los puntos de vida requeridos, para darnos dinero en cada fase de producción.

Hablemos del combate pues, aunque sea muy sencillo es muy interesante. Cuando llegamos a la casilla de un monstruo (que cada uno tiene diferente nivel y diferente recompensa) podemos enfrentarnos a él, también podemos salir huyendo, pagando vida, pero esa es otra historia.

Si decidimos enfrentarnos al monstruo, se hace de forma ágil, no te va a generar mucho entreturno. Cada héroe tiene 4 casillas de habilidad en la parte de ataque, estas ya vienen con alguna cosa, y las podremos ir mejorando. Se tira un dado de 4, y, según el resultado del dado, aplicaremos la habilidad que tengamos asociada a ese número, a la vez, el bicho nos pegara de vuelta.

Abstenerse gente con alergia al azar, ya que puede que quieras matar un bicho, pero resulta que vas con lo justo y el dado no te acompaña, así que, es divertido, pero puede que no le guste a todo el mundo.

Si lo derrotamos conseguimos la recompensa, que suele ser experiencia y ciudadanos que tenía apresados. Si no, pues a recuperarse del golpe.

Y hacemos todo esto hasta que llegue el final de la última estación, en la que pasaremos a hacer un recuento final de puntos. Vamos a conseguir puntos por, y aquí hay un poco de ensalada, las cartas de gesta que hayamos hecho, fichas de misión que hayamos conseguido, el dinero que tengamos, sets de ciudadanos que hayamos conseguido colocar en nuestros edificios, filas de edificios que hayamos conseguido construir enteras y, por último, por algunos bonos de edificios que tengamos.

El que más tenga gana, es una pequeña ensalada, pero no me ha dejado sensación de ser tan ensalada como en otros juegos, es decir, tengo varias formas de conseguir llegar a la victoria, pero todas tienen un sentido y van relacionadas con lo que estamos haciendo.

Ahora o nunca juego de mesa

Conclusiones

Porque el juego tiene su tema, en la versión no campaña vemos a los héroes competir corriendo por el mapa para hacer sus cosas, vale que una mente de euro puro puede abstraerse, pero todo tiene su aquel. Si nos metemos en la versión de campaña, las cosas cambian un poco, porque ya cambia algo la preparación de la partida y tiene una cosa que me parece chulísima, cada episodio de la campaña viene con un libreto, este sustituye a las fichas de búsqueda que mencionábamos antes. En lugar de darnos una bonificación al azar cuando la conseguimos, cada personaje tiene algo diferente en cada espacio, así que, si llegamos a la casilla L y hacemos una búsqueda, cogemos la ficha, pero miramos en el libro que es lo que sucede con ese héroe en concreto.

Mathom juego de mesa

Rejugabilidad

Entonces, la rejugabilidad es finita. Pues, que quieres que te diga, pero ya solo en el modo no campaña tienes multitud de partidas a jugar, en el modo campaña puede que te acabes aprendiendo lo que le pasa a cada héroe en cada casilla, pero, si consigues hacer eso, igual te has confundido de profesión y te podrías dedicar a otra cosa, como aprenderte todas las respuestas del trivial y participar en concursos.

Escalabilidad

Un poco sobre la escalabilidad, ya que el juego va de 1 a 4 jugadores. El juego escala bien, como tiene su interacción mola que haya más jugadores, pero a pocos también va genial. Los turnos son muy dinámicos y ágiles, hasta los de combate, así que no vas a tener mucho entreturno. Un pequeño truco que aprendí más tarde de lo debido, me daba la sensación que saber dónde estaba cada localización que hay en el tablero para hacer las cartas de gesta era un poco infierno, pero resulta que las cartas tienen dibujos que coinciden con la localización, así que eso ayuda mucho.

A mas jugadores, mas gente haciendo cosas por el tablero, más gente usando especialistas, y más pegando a los monstruos que tu querías, aparte de quitarte los ciudadanos que hay disponibles o las habilidades que te molan para tu héroe.

En solitario tiene un mazo de cartas indicando las acciones que hace el jugador fantasma, y créeme que dan mucho por saco. Ya que tiene para usar tus especialistas, quitar los suyos o matar bichos, encima más fácil que tú.

Esto es Ahora o Nunca, un juego delicioso que te hace pasar buenas aventuras maquinando el uso de los especialistas, pegándote con bichos, haciendo gestas o disfrutando del modo de campaña para ver lo que cada personaje hace. Tiene una asimetría que lo hace mas divertido, siendo cada personaje algo diferente a los demás y potenciando parte del tablero, sin hacer que solo tenga que hacer eso, sino que todos pueden jugar a todo. A pesar de la preparación, el disfrute merece la pena

Valoración Subjetiva

Sello Web Excelente
Ahora o nunca juego de mesa
AHORA O NUNCA
CONCLUSIÓN FINAL
Esto es Ahora o Nunca, un juego delicioso que te hace pasar buenas aventuras maquinando el uso de los especialistas, pegándote con bichos, haciendo gestas o disfrutando del modo de campaña para ver lo que cada personaje hace. Tiene una asimetría que lo hace mas divertido, siendo cada personaje algo diferente a los demás y potenciando parte del tablero, sin hacer que solo tenga que hacer eso, sino que todos pueden jugar a todo. A pesar de la preparación, el disfrute merece la pena
MECÁNICAS
85
ESCALABILIDAD
80
ESTÉTICA Y COMPONENTES
75
REJUGABILIDAD
75
Nota de lectores1 Vota
70
PROS
Muy sencillo de reglas
Modo campaña para darle un toque personal a cada héroe
Divertido y casi sin entreturno
CONTRAS
La preparación es algo tediosa, aunque mejora con partidas
Necesita mucho espacio en mesa
Si no te gusta el azar, aunque sea poco, no te acerques
78
COMPRALO EN

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!