Whale Riders parece ser la propuesta más ambiciosa de Reiner Knizia para 2020 junto a My City, un juego que nos trae Grail Games y que ilustra de maravilla Dutrait.

Whale Riders, Knizia en estado puro

Ficha

Whale Riders

  • Editorial: Grail Games
  • Autor: Reiner Knizia
  • Ilustrador: Vicent Dutrait
  • 2-6 jugadores
  • 30-45 minutos de duración

Las fotos de esta reseña, son fotos del prototipo, no serán los artes ni calidades finales del juego

¿De qué va?

Whale Riders nos plantea una temática un poco loca, en la que nos meteremos en la piel de unos personajes a lomos de diferentes tipos de animales marinos. 

Nuestra labor, recolectar objetos, comidas y tesoros que podamos utilizar para intercambiarlos por gemas, el objeto más valioso de estas tierras.

Whale Riders, se presenta como un juego de movimiento y recolección con sistema de pago.

El juego consta de un camino de ida y vuelta, en el que los jugadores tendrán que medir muy bien que pasos dar, puesto que no hay marcha atrás. Haremos el mismo camino, dos veces, a la ida y a la vuelta y al final del trayecto se termina nuestra partida.

Los jugadores básicamente, podrán hacer en su turno 2 acciones de las siguientes que detallamos (pudiendo repetir acción):

  • Moverse un espacio.
  • Ganar una moneda.
  • Comprar loseta.
  • Descartar cartas.
  • Cumplir objetivos.

Al final de cada turno, siempre el jugador repondrá su mano de objetivos hasta tener 3 cartas.

La idea con esto, es ir consiguiendo los objetos necesarios para cumplir nuestras cartas de objetivo, teniendo en cuenta, que cada parada, tendrá objetos más baratos y más caros.

El mercado de cada uno de los puntos, incluye losetas de valor 0,1,2 y 3.

El equilibrio en el mercado, hace que cada vez que compremos una loseta, todas las demás se rueden hacia la izquierda, haciendo que bajen de valor.

Además, dentro de la bolsa de donde se van reponiendo las losetas, habrá una las losetas de tormenta, que cuando salgan, se colocaran en dicho mercado, bloqueando casillas.

Con esta mecánica, los jugadores irán realizando turnos hasta que hayan hecho el camino de ida y vuelta, terminando en una localización final, que nos permite comprar perlas (Este es el objeto que marca los puntos en la partida).

Como añadido, el juego incluye unas losetas de acción adicional que se activan en cada uno de los mercados, cuando compramos el objeto más caro.

Whale Riders juego de mesa

Estética

Que Vincent Dutrait es uno de los grandes artistas en la ilustración de los juegos de mesa, ya lo sabíamos todos y aquí, lo ha vuelto a demostrar.

Whale Riders es un juego realmente bonito y visualmente llamativo. Con una paleta de colores totalmente reconocible en los diseños de Dutrait y que nos encanta cada vez que la vemos.

Además, Iconográficamente el juego funciona perfecto y todos los elementos son claros, sin necesidad de acudir al manual nunca.

Escalabilidad

Si hay algo que Knizia lleva bien, es las matemáticas y en ellas la escalabilidad siempre la borda. Aquí lo ha vuelto a hacer, Whale Riders es un juego que llega hasta 6 jugadores con una fluidez de juego y una duración contenida que sigue siendo la envidia de muchos diseñadores.

Es cierto, que los diseños de Knizia, nunca son demasiado complejos y eso siempre ayuda.

Whale Riders, tiene una gran competición a 6 jugadores y aunque el baile de losetas es mayor, toda la tensión que le añade le da un punto que se puede llegar a perder en partidas a menos jugadores.

El juego fluye bien, pero para nosotros su número ideal es de 4 jugadores en adelante.

A 2 el juego descafeína algo, porque se pierde parte de la tensión de la carrera.

Lo mejor y lo peor

Pros

  • Su escalabilidad, apenas una hora para partidas a 6 jugadores con la justa toma de decisiones.
  • Sus ilustraciones, la mano de Dutrait es un espectáculo que siempre nos engancha.

Contras

  • Las losetas de bonus de acción son relativamente pocas, al juego le hubiera sentado de maravilla, añadir más.
  • A 2 el juego pierde parte de las sensaciones que lo hacen fluir bien.

Contexto

Un Knizia de los buenos y como buen Knizia es un título de los que se paladea bien en cualquier contexto.

Knizia suele ser uno de esos autores que te da juegos con muy pocas reglas, pero que enclavan una toma de decisiones muy poco banal y con bastante interés.

Esto hace que Whale Riders se le pueda enseñar a cualquiera, pero que en cierto modo, jugadores más experimentados, puedan tomar cierta ventaja.

Si el grupo de juego es homogéneo, es disfrutable en casi cualquier elemento.

Whale Riders juego de mesa

Conclusión

Whale Riders es un juego de los que le gusta hacer a Knizia. Todos los años, el autor nos obsequia con un gran número de buenos juegos y con algún juego excelente (muy rara vez, le vemos fallar).

Este 2020 parece que Knizia tendrá sus dos grandes apuestas en My City y en este Whale Riders.

Este 2020 parece que Knizia tendrá sus dos grandes apuestas en My City y en este Whale Riders.

Whale Riders tiene todo lo bueno que tiene Knizia y todo lo malo (si no nos gustan sus diseños) de el tambien.

En base, el juego es muy sencillo de reglas, apenas 5 minutos y ya estamos jugando, pero con una profundidad de toma de decisiones, lo suficientemente ajustada para que brille.

El movimiento punto a punto, lejos de ser banal, nos presiona para tomar diferentes estrategias que nos penalizarán  o ayudaran casi que a partes iguales, pero que serán decisivas a la hora de jugarme la partida.

Si tomo la delantera muy rapida, ganare cierta ventaja de compra con respecto a mis rivales y además, estare mejor colocado para cuando llegue al final. Pero, retrasarme también puede permitirme, no competir por la compra de losetas, lo que abaratara el mercado.

Como siempre, Knizia presiona lo justo, pero presiona. Si estas dos decisiones, fueran solo esto, quedarían bien, pero es que además, le mete la presión de las losetas de tormenta, que pueden hacer que nuestros planes se vean perjudicados, ese toque de push your luck que Knizia mete de vez en cuando.

Como elementos negativos, están los de siempre en los juegos de este autor y es que Whale Riders, no mete un juego de reglas profundas y toma de decisiones complejas. Se basa en una toma de decisiones sencilla y ajustada, que presiona a los jugadores pero no los ahoga.

En definitiva, Whale Riders es un gran Knizia con una escalabilidad a rango alto de jugadores muy buena y que se puede convertir en un juego importante en cualquier colección.

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!