Shinkansen juego de mesa

Shinkansen, primeras impresiones by Montse

Shinkansen es el nuevo eurogame de los Branjelie de los juegos de mesa. Sin duda, Isra y Shei vuelven a sacar otro pepinazo de la mano de Ludonova

Shinkansen: Zero Kei, un eurogame de trenecitos

Shinkansen juego de mesa

Ficha

Shinkansen: Zero Kei

  • Editorial: Ludonova
  • Diseño: Isra C, Shei S.
  • Ilustración: Loka Made Studio
  • 1-4 jugadores
  • 60 minutos de duración
  • +12 años

¿De qué va?

La línea de tren de Tokaido del Shinkansen comenzó a construirse en 1959. La idea de este tren es que estuviera listo para los juegos Olímpicos de Tokio en 1964.

En Shinkansen Zero Kei, los jugadores nos encargamos de construir las diferentes líneas de tren y sus estaciones. Tendremos también que tener en cuenta que además podemos contribuir en la sede olímpica. El jugador que mejor haga su papel será proclamado el ganador.

El juego en sí es muy sencillo, tienes que hacerte a la idea de que un tren sin vía no va a ninguna parte así que construir vías va a ser una de las acciones más importantes, pero claro, para hacerlo, antes tienes que recoger el material para luego poder ponerlo en su lugar.

Con esta primera premisa nos encontramos con un eurogame más sesudo de lo que parece y con una interacción bastante puñetera. 

No voy a entrar a detallar cada acción, pero sí que quiero que os podáis hacer una idea de la mecánica principal. 

En el tablero general, antes de empezar a jugar, en la fase de preparación, salen 5 cartas, que son las que nos van a preparar de cara a cada ronda (5 rondas – 5 cartas). Estas cartas se disponen en la parte superior del tablero. Os comento este detalle, y no otros de la preparación, ya que me parece importante que sepáis que las acciones no son siempre las mismas y que dependen totalmente de qué cartas han salido en la preparación. 

Shinkansen juego de mesa

Primero de todo, los jugadores, por orden de turno, pondremos nuestro tren (cada jugador tiene el suyo propio con su color identificativo) en una carta de vagón del Shinkansen, de los disponibles en el mercado. 

Las cartas de Shinkansen están puestas una al lado de la otra, así que una vez todos los jugadores han escogido cuál se quedan, otra vez volveremos a mirar quién es el que ha puesto su ficha más a la izquierda y será el que empezará a hacer sus acciones – cuando digo más a la izquierda es básicamente quien ha escogido la carta que está más a la izquierda.

Cogerá la carta y la añadirá a su tren. En esta carta lo que podemos ver es una acción nueva que hemos conseguido (o una mejora de una acción que ya tenemos).

Sabiendo que en la preparación han salido 5 cartas, miraremos la que corresponde a la ronda en la que estamos. En ella, por ejemplo, nos dice que podemos hacer 3 acciones. En ellas tendremos varias opciones, como son:

Poner vías, recoger vías, comprar cartas de tren del descarte, comprar estaciones, etc.. Podremos hacer las acciones que dispongamos en nuestro tren y la de la cabeza de tren del resto de jugadores. Esto nos proporciona muchas opciones, pero ojo, que el dinero va muy justito. 

Así que espero que con este resumen breve pero que MUY breve hayáis podido entender un poco por encima la mecánica y como funciona este pepinazo de juego que se han marcado Isra y Shei. 

Espero que no tengáis en cuenta sólo mi opinión y que busquéis mucho más, el juego tiene muchísima profundidad, la forma de puntuar, las diferentes acciones, pero tendría que hacer un artículo de 20 páginas para poder explicar todo en detalle. 

Shinkansen juego de mesa

Primeras impresiones

Solo he podido jugar 1 partida pero tuve la suerte de hacerlo con sus autores, Isra y Shei, y con la persona más molona que conozco, que es Benja.  Así que la partida empezó de la mejor forma posible. Con una partida tampoco puedo entrar a valorar muchísimas cosas, pero sí sensaciones, que espero que os molen y os creen un poquito de Hype. 

Tengo que decir que no andaba yo con mi mejor forma… volvía de un viaje intenso lleno de cerveza y amigos brutales (Sí, estoy llorando.. DEJADME LLORAR).

Así que para meter un poco de caña, decir que de Isra y Shei me espero mucho. No me vale un mojoncete, es decir, para mi están siendo  de los autores españoles más regulares, han sacado varios juegos que me han gustado mucho y su último Red Cathedral los pone en el TOP. Así que si después de ese pepino me sacaban un mojón iba a deprimirme seguro. 

Así que la pregunta es ¿Red Cathedral o Shinkansen?

Pues tengo que decir que me quedo con Red Cathedral, me parece un juego más redondo, y su mecánica del rondel me alucina al máximo. Pero tengo que decir que se han sacado otro juegazo que no tiene nada que envidiar a Red Cathedral.

Quizás pensáis, ¿en serio? ¿Otro juegazo en tan poco tiempo?

Pues yo estoy con vosotros, no entiendo de donde les sale esta creatividad, pero no es que sea otro juegazo, es que no tienen nada de parecido al Red Cathedral. Es decir, que juegos que hacen, mecánicas nuevas que piensan. Me tienen bastante loca, tengo que decir que de mayor quiero ser como ellos. 

Ahora entro un poco en detalle en…

Shinkansen juego de mesa

¿Qué me ha parecido Shinkansen?

Sinceramente, me ha gustado muchísimo, me lo pase genial, aunque tengo que decir que me quedé con ganas de una segunda partida. Hay algunas cosas de puntuación que no recordé hasta el final, demasiadas cosas para acordarme, y la cabeza no estaba en su sitio xD.

Así que la sensación fue de, mierda, podría haberlo hecho mejor, pero vaya, voy a dejar de llorar, ¿vale? xD 

La sensaciones de este juego son de que vas apurado de acciones y dinero, quieres hacer mil cosas, pero no puedes, así que te toca intentar pensar qué es lo más óptimo y lo que más puntos te va a dar. Me encanta esa sensación de tener que contar todo el rato monedas y qué puedes comprar para hacerlo lo más óptimo para conseguir el máximo posible. 

Luego es un juego que tiene MUCHÍSIMA interacción. Al principio empiezas más de tranquis, pero llega un momento en que hay un track que para moverlo va a ser como vivir la tercera guerra mundial. 

En resumen y para no enrollarme más, me ha gustado mucho el juego. Me lo he pasado bien y, a falta de echarle más partidas, creo que lo que sí que puedo decir es que tiene interacción y rejugabilidad como para poder disfrutarlo mucho tiempo. El arte es precioso y la iconografía es muy clara. Hay alguna cosita a mejorar del diseño gráfico, como el track de puntos, pero creo que en general es un gran juego.

No pondré puntuación pero sí que diré algo: este juego SE VIENE a mi ludoteca.

Si quieres leer más reseñas y primeras impresiones, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!