Salton Sea Devir Juego de mesa

Salton Sea, reseña by Aida [Jugar y Leer]

No se como catalogar este salto inexplicable, nuestra compañera Aida (Especialista en juegos familiares e infantiles) da un salto sin paracaídas con el último lanzamiento de Devir. Hoy, sorprendentemente, reseñamos ¡Salton Sea!

Salton Sea, las energías renovables y el futuro

Ficha

Salton Sea

  • Diseño David Bernal
  • Ilustración Amelia Sales
  • Devir
  • 1-4 Jugadores
  • 120 minutos

Introducción

Sí, lo sé, te ha sorprendido tanto como a mí ver mi nombre en este tipo de reseña y no es para menos. Es la primera vez que me atrevo a hacer una reseña a un juego que no es infantil/familiar y por si fuera poco, voy y no me lo pongo nada fácil… ¡Oiga, a mí… póngame un Salton Sea! Jejejeje.

Bueno, solo puedo deciros que le deis mucho amor y que no me lo tengáis en cuenta si no estoy a la altura de mis compis del club.

Mathom juego de mesa

¿De qué trata?

Entrando ya en materia, estamos frente a un eurogame tematizado que nos sitúa en el lago de Salton Sea, California, donde tomaremos el papel de centrales geotérmicas que aprovechan recursos naturales como la salmuera y el litio para producir energía renovable. 

Así que nuestro objetivo durante toda la partida será gestionar de la mejor manera nuestra empresa.

Mi opinión del juego

En primer lugar, he de reconocer públicamente que Salton Sea a medida que lo he jugado me ha ido enamorando cada vez más, ya que la primera vez que lo jugué, no me gustó nada. 

«Lloré» mucho, no de llorar como tal, pero sí de sentirme totalmente inútil  jugándolo. Tal vez fuese que eran las 3 de la madrugada y mis neuronas ya estaban fritas de todo un día jugando, pero tuve la sensación de que el juego apretaba… ¡y mucho! Me faltaba constantemente dinero (esencial como principal motor del juego) y sin él no podía hacer nada de lo que quería. ¡Maldito dinero! 

Pero suerte que los juegos hay que jugarlos  varias veces antes de poder hacer su valoración final, pues la segunda vez que lo jugamos, entendí cómo se debía jugar y ya me robó el corazón. 

Por otro lado, contenta puedo afirmar que escala bien tanto a una como a cuatro personas, pues para poder dar mi opinión completa, por primera vez he jugado a un juego en todas sus versiones, incluyendo el modo solitario. ¡Y oye… que ni tan mal! ¡Que me ha gustado la cosa! 

He disfrutado mucho llevando al autómata, en este caso a Green Minerals Incorporated GMI y viendo lo bien que le iban las cosas y lo poco que sufría.

El panorama podría resumirse en: yo por un lado devanándome los sesos y él, como si nada. Vamos, como en la vida misma, que parece que a los demás todo les va bien y la vida les sonríe. ¡Pero, no!

En definitiva, me ha encantado ver lo bien que le salían las acciones que estaban gestionadas por cartas que se iban mostrando aleatoriamente. 

Por si te lo preguntas, sí, me ha ganado. Pero eso no cuenta.

Aunque, como ya he dicho, escale bien a cualquier número de personas, hay una razón que me hace preferir jugarlo a dos como primera opción y se trata de la duración de la partida. Estamos frente a un juego largo, que supera con creces los 120 minutos que dice en el reglamento. Solo las partidas a dos pueden llegar a conseguirlo incrementando el tiempo unos 30 minutos por cada jugador extra. 

Estética y componentes

A nivel de estética, personalmente me maravilla el resultado final del juego. La ilustradora Amelia Sales lo ha vuelto a hacer. Ha conseguido que algo como una central geotérmica que en nuestra mente puede visualizarse con colores grises y apagados, tenga estos colores pastel que nos evocan a puestas de sol en plena naturaleza. Yo me veo allí, con mi sombrero de paja, mi peto tejano y montada en mi caballo, mirando al horizonte. ¡Jajajaja! Aida, deja de ver películas…

Por no hablar de la maquetación que tan bien ha hecho el equipo de Meeple Foundry. Un tablero muy limpio e intuitivo donde todo se conecta gráficamente con la misma gama cromática de la acuarela de la portada y donde, además, visualmente todo se entiende muy bien y cobra sentido. Personalmente, ver trabajos tan milimétricamente pensados me hace explotar las neuronas. Es como ir descubriendo Easter eggs.

A nivel de componentes, me encanta ver cómo cabe todo dentro de esta caja tan pequeña y bien optimizada. Pues está repleta de componentes y de manuales en cinco idiomas distintos. Siempre puedes hacer como yo y quedarte solo con los que realmente te… interesen para que el resto no te quite espacio.

En cuanto al tablero, no me termina de convencer el track de puntuación. Es muy pequeño y dificulta mover los marcadores que son muy pequeñitos. Ya sé que tal vez eso facilite que el tablero sea pequeño y que quepa en esta caja pequeña que tanto nos gusta… Pero yo por pedir, ¡que no quede!

Por otro lado y si seguimos analizando los componentes, el juego una vez destroquelado solo tiene dos bolsitas para guardar la cantidad de componentes que trae. Suerte que en casa acumulamos millones de bolsas de otros juegos que nos han servido para separarlo y organizarlo todo por colores o tipos. Aunque ya os digo que he visto un inserto perfecto que seguro que cae en breve. Aixxx… es que no solo es más práctico a la hora de montarlo y jugarlo, sino que visualmente me encanta verlo todo tan bien recogidito. 

Y qué decir de las «cartas de ayuda», que te  ayudan a medias pues te sirven para saber a qué corresponde cada imagen, pero si de verdad tienes una duda, te dirigen directamente a la hoja del manual. A ver, que por un lado está bien porque te facilita la búsqueda en las instrucciones, pero no como para que cada jugador tenga una. Con una sola de un tamaño más grande sería suficiente. 

Y ya por último, el marcador inicial «fantasma». Mira que yo no soy de marcadores iniciales, pero oye, en este juego me falta uno, pues llega un momento en el que ya no sabes a quién le toca. 

Así que gente que hace insertos para el Salton Sea, ¡incluyan uno! Así ya hacemos el dos por uno. 

Salton Sea Devir Juego de mesa

Mecánicas

Como te estarás imaginando, la mecánica principal es la de colocación de trabajadores. Esas mini personitas (meeples) que trabajarán duro para ti y tu empresa de energía renovable.

ALTO. Gente de Devir, ¡tengo la necesidad de tener pegatinas para estas criaturitas tan adorables! FIN. Podéis seguir leyendo…

Así que en un principio empezaremos con 4 meeples y a medida que vayamos evolucionando en el juego, iremos desbloqueando y contratando a nuevas personitas hasta tener un total de 7 que nos servirán para poder activar las 12 posibles acciones distintas de nuestro tablero. Sí, sí, lees bien. ¡Doce!

Obtener licencias de perforación, perforar, extraer salmuera, procesar la salmuera en litio o energía geotérmica, reparar la… Maquinaria que se nos va estropeando (sí, como en la vida misma), vender la salmuera, el litio o la energía geotérmica, adquirir un contrato, investigar, comprar participaciones en las corporaciones, desarrollar el proyecto empresarial, financiarse y repetir la acción. 

Hasta aquí fácil, créeme. Espera que ahora viene lo bueno.

Estas acciones se combinan y evolucionan gracias a la segunda de las mecánicas: la gestión de mano. Pues podremos obtener del mercado cartas que nos permitan hacer las acciones anteriores con más potencia en función de su valor. Y es que estas a su vez son el dinero con el que pagamos. Siendo proporcional el valor del dinero que hay impreso por un lado de la carta a la mejora de las acciones por el otro lado. 

¡Booooooooom! ¿Has notado cómo te ha explotado la cabeza? A mí me implosionó el primer día, no te preocupes.

De esta forma, si utilizo las cartas como Acciones, no puedo pagar con dinero otras y viceversa. Si gasto el dinero, ¡me quedo sin  acciones potentes! ¡S.O.S! ¡Qué decisiones tan importantes hay que tomar! 

Y aquí un consejo gratis: si en tu vida diaria te cuesta tomar decisiones, ya te digo de entrada que este juego o bien no es para ti (sobre todo por el AP que van a sufrir tus amistades. ¡Pobres almas en desgracia!) o por el contrario, te hace evolucionar dentro de la especie humana.

Peeeeero esto no acaba aquí, porque también está la última de las mecánicas: la gestión de recursos. Así que aparte del ya nombrado don dinero, también tendremos  salmuera, litio y energía geotérmica. Siendo la salmuera la más directa de conseguir a partir de excavar el subsuelo de Salton Sea y el resto una transformación o evolución de la misma. Estos recursos sobre todo servirán para venderlos y obtener dinero o cumplir contratos al vendérselos a las empresas que te  los solicitan.

Y por último, también tendremos objetivos que se pueden cumplir durante o al final de la partida.

Salton Sea Devir Juego de mesa

Conclusiones

Es un juego que entra directo en la lista de mis juegos top (muestra de ello es que estoy aquí reseñándolo) y que además creo que va a dar mucho que hablar durante todo el 2024, pudiendo ser candidato a llevarse más de un premio en varias categorías. 

Además, es un juego con suficientes estrategias, objetivos y variedad entre partidas, lo que hace que tenga una buena rejugabilidad. Incluso, aunque su duración sea larga, te deja esa sensación de querer volver a jugarlo para combinar diferentes estrategias.

Valoración Subjetiva

Sello Web Excelente
Salton Sea Devir Juego de mesa
SALTON SEA
CONCLUSIÓN FINAL
Nunca digas nunca a un juego en tu primera partida, te sorprenderá ver cómo tus percepciones pueden cambiar tanto a medida que lo juegas.
MECÁNICAS
90
ESCALABILIDAD
85
ESTÉTICA Y COMPONENTES
95
REJUGABILIDAD
80
DIVERSIÓN
90
Nota de lectores10 Votos
76
PROS
La estética y los componentes
Temática original
Escala bien
Caja pequeña
Evolucionas dentro de la especie humana si no implosionas antes.
CONTRAS
Te implosiona la cabeza y fin.
Tiene una larga duración
Falta la ficha de jugador/a inicial
Track de puntuación pequeño
88
COMPRALO EN

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!