Noruega 1940 juego de mesa

Noruega 1940, reseña by Toni

Noruega 1940, traslada a la mesa una de las grandes operaciones que planeo Hitler durante la Segunda Guerra Mundial, un juego de autoria española y edición por parte de Trafalgar Editions.

Noruega 1940, la gran operación

Noruega 1940 juego de mesa

Ficha

Noruega 1940

  • Editorial: Trafalgar Editions
  • Diseñador: Jose Antonio Luengo
  • Ilustradores: Juan Delgado
  • 2 jugadores
  • 240 minutos

¿De qué va?

El 9 de abril de 1940 la Alemania de Hitler invade Noruega en la segunda gran operación de la Segunda Guerra Mundial, y fue la primera en la que actuaron de forma coordinada unidades de tierra, mar y aire. Este juego te pone en la piel de los participantes en la campaña. Un jugador asumirá el papel de las tropas alemanas y otro el de los aliados (Francia, Reino Unido y Noruega). Utilizando los mismos medios que se emplearon históricamente tienes la posibilidad de cambiar la historia o de demostrar que no es posible parar a los alemanes.

Este es un juego para 2 jugadores aunque cada bando se puede partir para jugar 2 equipos de varios jugadores cada uno.

¿Cómo se juega?

No voy a entrar aquí a detallar las reglas del juego aunque sí vamos a explicar algunas cosas. El tablero es el mapa de Noruega y el mar circundante, está dividido en tres partes, norte, centro y sur que tendrán influencia para el movimiento naval y para el clima. El mapa está divido en zonas y marca las diferencias de altitud con un color marrón más oscuro cuando más alto, aunque sólo se utiliza con las reglas opcionales.

En el mapa podemos ver las ciudades, los puertos y baterías costeras, puntos fuertes y puntos de victoria, además de las carreteras y el ferrocarril que nos ayudarán en el movimiento. Se juega a lo largo de 21 turnos que representan un día de guerra cada uno hasta el turno 17 y cinco días por turno desde el 18 al 21. Los turnos se dividen en 2 segmentos (uno por bando) que a su vez se dividen en fases. En la contraportada del libro de reglas puedes encontrar una secuencia de juego detallada pero para los propósitos de esta reseña basta decir que que hay tres fases importantes:

  • La Fase Naval en la que los jugadores organizan sus puntos navales en grupos de combate por medio de marcadores de flotas ocultas que pueden tener unidades o señuelos y que cada jugador tiene apartados de la vista de su oponente. En esta fase se mueven y atacan a las flotas enemigas y actúan los submarinos.
  • La Fase Aérea en la que los aviones disponibles de cada bando llevan a cabo sus misiones de reconocimiento, escolta y bombardeo, y transporte aéreo en el caso del alemán.
  • La Fase Terrestre en la que los jugadores moverán y combatirán con las unidades de tierra, infantería y artillería principalmente.

Noruega 1940 juego de mesa

El principio de la partida tiene reglas especiales para simular la sorpresa en el asalto inicial alemán y a partir de ahí se suceden los turnos en los que el jugador alemán intenta cumplir con sus objetivos militares y el aliado evitarlo. Los combates se resuelven mediante tablas sencillas. En el combate naval es la diferencia entre los puntos de combate naval (PCN) empleados por cada bando lo que modifica la tirada del dado y en el combate terrestre cada unidad implicada también lanza un dado con algunos modificadores y se mira en la tabla el resultado dependiendo de la diferencia entre las tiradas modificadas de los dos bandos.

En este juego no hay combate aéreo, los aviones son muy importantes para localizar y bombardear tropas enemigas y para apoyar a las tropas terrestres en los combates, pero el combate aire – aire no está representado, simplemente cada caza hace abortar su misión a un avión enemigo, empezando por la escolta.

También quiero mencionar el abastecimiento, a partir del turno 6 el jugador alemán tiene que llevar suministros para abastecer a sus tropas si no logra conquistar Oslo y mantener una linea de comunicación desde allí.Si el jugador alemán controla sus objetivos durante dos turnos seguidos o el aliado durante uno sólo a partir del turno 10 obtienen una victoria automática, además el jugador alemán tiene que tener un mínimo de puntos de victoria y haber tomado unas ciudades determinadas para no perder por muerte súbita en los turnos 11, 14 y 17.

Noruega 1940 es un juego estratégico, no ponemos la lupa en el detalle de los enfrentamientos directos, muchas funciones directas están abstraídas por las reglas. Sus mecánicas sencillas y la poca densidad de fichas lo hace apto tanto para jugadores experimentados como para debutantes en este mundo de lo wargames. Me dejo muchas cosas, submarinos, paracaidistas… eso ya te toca descubrirlo a ti.

Rejugabilidad y jugabilidad en solitario

No lo he jugado lo bastante como para estar seguro al 100% pero yo le daría una rejugabilidad media, sobretodo por lo diferentes que pueden ser los resultados si las tropas de invasión alemanas son descubiertas antes de tiempo.

En cuanto a jugar en solitario, aunque hay verdaderos especialistas en jugar los dos bandos a la vez desdoblándose, creo que la información oculta de las flotas es lo bastante importante como para hacerlo difícil. Le daría jugabilidad en solitario baja.

Noruega 1940 juego de mesa

Estética y Componentes

Por empezar por el principio, el diseño de la caja me gusta mucho, sobria y dominada por el color blanco. El tablero es de buena calidad, montado y partido en dos partes con lo que es más fácil su manejo, los colores elegidos son correctos, a mi me gustan. Lo que es mejorable en el diseño gráfico del tablero son las fronteras entre zonas que a veces no están muy claras y el ferrocarril que creo que se debería haber dibujado en un color diferente al de las fronteras.

Las fichas y marcadores son buenas, troqueladas una a una y no como grupos que después hay que separar, la información que contienen es clara y perfectamente funcional para el juego.

En el troquel viene una regla con la que medir el alcance de los aviones, es lo primero que no me gusta del juego. No me parece un accesorio útil para un juego de tablero, es incómoda, si tratas de ajustarla bien para medir correctamente la distancia lo normal es que acabes moviendo alguna (o todas) de las fichas que hay sobre el tablero, de hecho aconsejo a todos que la reemplacéis por un hilo en el que se pueden hacer unas marcas con un rotulador a la distancia necesaria.

El diseño y calidad de los materiales del libro de reglas, las hojas de puertos y las hojas de despliegue (que también se utilizan para ocultar las hojas de puertos) son correctos, del contenido voy a hablar en el siguiente apartado. El juego también trae seis dados de 6 caras de buena calidad, 2 negros, 2 rojos y 2 blancos. Podemos decir que en su conjunto los componentes están algo por encima de la media de los wargames de este tipo.

Noruega 1940 juego de mesa

Libro de reglas y ayudas

Me caracterizo por ser bastante directo, pues allá va: Noruega 1940 no merece este libro de reglas ni estas ayudas. Las hojas de puertos y las hojas de despliegue no ayudan nada, casi confunden. El funcionamiento básico del juego está bien explicado, pero los detalles y sobretodo el despliegue inicial y las excepciones de los primeros turnos están desorganizadas y poco explicadas.

El apartado 18 (Primer turno de juego) y las hojas de despliegue contribuyen a convertir el inicio de la partida en un infierno, los primeros turnos se hacen interminables consultando dudas continuamente en un reglamento mal organizado y esto traba la partida empeorando la experiencia de juego. Tengo que decir, por experiencia propia y por testimonios de otros, que la editorial e incluso el autor están bastante disponibles y dispuestos a ayudar a resolver cualquier duda que surja. También hay varios vídeos y reseñas fácilmente encontrables en Youtube que aclaran alguna cosa, y para el resto pues aplicamos la lógica y la experiencia de otros juegos y ya está, pero todo esto no debería hacer falta.

Veo imprescindible, si la editorial quiere darle algo más de vida a este juego que creo que ha recibido poca atención, que rediseñen las hojas de puertos y de despliegue y las pongan como material descargable en su web, y no estaría de más darle un buen repaso a la redacción del reglamento y hacer lo mismo.

Lo mejor y lo peor

Pros

  • Sin duda lo mejor es el juego en sí y la mecánica de los combates, muy sencilla pero sin quitar ni un ápice de incertidumbre ni de épica a las batallas.

Contras

  • ¿Adivinas lo peor? La redacción de las reglas y las hojas de ayuda. Reitero que deberían darles una vuelta y rediseñarlas.

Conclusiones

El juego me ha gustado, creo que sería una buena puerta de entrada al mundo de los wargames pero también que cualquier jugador experimentado disfrutará de una partida a Noruega 1940 aunque hay algunas cosas mejorables. No me gusta que se utilicen elementos más propios de un juego de miniaturas como la regla para medir el alcance de bombarderos y cazas, en un juego de tablero creo que el diseñador debería buscar otras soluciones más cómodas.

También puede que los combates navales sean un poco demasiado aleatorios, una buena racha con los dados puede hacer que una flota pequeña destruya a una mucho más grande, aunque esto no es del todo malo. Una vez has podido lidiar con las reglas y las excepciones de los primeros turnos todo fluye bien y sin complicaciones excesivas en un constante juego del gato y el ratón entre las dos armadas para encontrarse en el mar.

En tierra las tropas alemanas son potentes y el ejército noruego no es rival aunque debe intentar hacer valer su inicial superioridad numérica y aguantar hasta la llegada de los británicos y los franceses. Es un buen juego lastrado por un mal reglamento y unas pésimas hojas de ayuda.

Ninguno de los problemas que he encontrado es lo bastante grande como para no jugar, Creo que hay que darle una oportunidad y, ¿quién sabe?, a lo mejor toda la confusión y mala información que he encontrado en las reglas y hojas de ayuda a ti no te afecta y lo coges pronto. Aunque una primera partida entre dudas y consultas podría llegar a las 6 horas, a dos jugadores que conozcan el juego no debería llevarles más de tres o tres horas y media terminar la campaña.

Ya he dicho antes que es un juego para todo tipo de jugadores, amigo eurogamer, no te asustes y si el tema te intriga o te interesa lánzate y engaña a algún amigo para explorar este Noruega 1940. Sólo reiterar un llamamiento a la editorial para que mejore las hojas de ayuda sobretodo y el libro de reglas.

Y está es mi opinión, ahora tienes que jugarlo y rebatirla o darme la razón.

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!

Más artículos
Magic Maze On Mars, reseña by David
A %d blogueros les gusta esto: