Lanzeloth nos traslada a las antiguas justas, luchas épicas entre caballeros que la editorial Games 4 Gamers nos muestra en un juego de cartas.

Lanzeloth, arma a tu caballero

Lanzeloth juego de mesa

Ficha

Lanzeloth

  • Editorial: Games 4 Gamers
  • Autor: Friederike Claas, Michael Loth
  • Ilustrador: Alba Aragon, Anna Oeldig, Meike Paczkowski
  • 2-6 jugadores
  • 20-30 minutos de duración

¿De qué va?

En Lanzeloth reviviremos las épicas batallas de justas, auténticos torneos entre caballeros donde te lo jugabas todo.

Lanzeloth se juega a lo largo de una serie de torneos en los que iremos consiguiendo puntos de victoria, hasta que lleguemos al objetivo de puntuación que marca el rango de jugadores.

Al principio de cada ronda, los jugadores toman una carta de caballo al azar, que les otorgará una habilidad y posteriormente robaran una carta por cada una de las partes del cuerpo de los caballeros (5) y las colocara boca abajo en frente suyo, formando el cuerpo del caballero.El resto de cartas las pondremos boca abajo formando un mazo.

Estas cartas contienen acciones para realizar y tipos de armadura que van de los valores 0 a 5.

La idea es que tendremos que intentar componer el caballero más fuerte para enfrentarlo en la justa.

En su turno, el jugador activo puede coger una carta del mazo y ejecutar la acción que ponga la carta o equipar la carta en el caballero, sustituyendo a la carta correspondiente. Es decir, si cogemos las piernas pues las sustituimos por las piernas de nuestro caballero.

También podría coger la carta del descarte, pero en este caso no podría ejecutar la acción y solo podría equiparla.

Con esta mecánica tan sencilla, jugaremos a Lanzeloth, teniendo en cuenta que una de las partes más interesantes del juego, es que las cartas permanecen ocultas hasta que se lanza el torneo.

Hay acciones, que nos permiten mirar nuestras cartas, las de los rivales, intercambiar cartas, etc.

Un montón de acciones diferentes que le dan ese puntillo de interés, gracia y maldad que tiene este juego.

Cuando un jugador cree que tiene el caballero más poderoso, advierte a los demás, de que se va a las justas y los demás podrán jugar una acción más.

En ese momento se revelan las cartas de todos los caballeros y el más poderoso ganará puntos de victoria.

lanzeloth juego de mesa

Estética y componentes

Los juegos de Mogel se caracterizan por una estética muy personal, que o la amas o la odias. Juegos como Bar Bestial, Banana Bandido y muchos otros son una pequeña muestra de cómo se las gastan estos editores.

Lanzeloth no es una excepción, sus ilustraciones son cómicamente locas y abigarradas. Con unos dibujos que en ocasiones podríamos relacionar con los cómics más castizos de años atrás.

Lo dicho, las amas o las odias, en nuestro caso nos gustan y nos parecen más que adecuadas para este filler de cartas, pero habrá quien no las pueda ni ver.

Por suerte, Games 4 Gamers cambio la portada, porque ahí si habían traspasado el límite.

 

Escalabilidad

Lanzeloth es un juego de grupos grandes, digamos que las partidas a números pequeños de jugadores (2 ó 3), quedan demasiado controladas y la gracia de jugársela a lo que puedan tener los rivales, pierde su encanto.

Aunque la idea sea controlar, que armadura tienen nuestros rivales, si podemos controlarlo al 100%, el juego pierde gracia y se vuelve más monótono.

Es en grupos más grandes, donde el juego brilla más porque se une, el control de la situación, con una dosis de cierto riesgo, en la toma de iniciativa. de 4 a 6 es su mejor número.

Lo mejor y lo peor

Pros

  • La toma de decisión a jugártela o no, da momentos muy divertidos.
  • Su duración, una mecánica tan sencilla pide rondas muy vertiginosas.

Contras

  • Su escalabilidad, a 2 ó 3 jugadores pierde gracia.
  • El factor azar está bastante marcado.

Contexto

Lanzeloth cabalga a medias entre los filler y los partys, con una explicación de apenas un par de minutos y con una profundidad bastante baja.

Esto unido a sus cómicas ilustraciones, dirigen a Lanzeloth directamente a los grupos familiares, de gente con poca experiencia y a los más experimentados que quieran reírse un rato, sin pensar mucho.

Un juego de esos apto para todos los públicos.

Lanzeloth juego de mesa

Conclusión

Lanzeloth es la desenfadada propuesta de Games 4 Gamers, la editorial que ha apostado por los siempre histriónicos juegos de Mogel.

En esta ocasión Lanzeloth no falla en su propuesta habitual: juego sencillo de reglas, con una alta dosis de humor y unas ilustraciones cuestionables… y cuando digo cuestionables es porque son tan peculiares como cómicas.

La idea de Lanzeloth es clara, nos vamos a las justas a pegarnos de ostias, con unos caballeros la mar de equipados. Como equipamos a nuestros caballeros, pues con un sistema de cartas muy simple, que apela a una cierta dosis de azar, para que siempre haya esa épica de… me la juego!

Sin medias tintas y directos al grano, que esto va de reírse y al final el resultado es lo de menos. Esto es lo que propone Mogel y casi siempre consigue ¿En esta ocasión lo hace? Pues si, vuelve a sacarnos una sonrisa con un juego que tiene de todo para no funcionar, pero que funciona porque hace de sus defectos, sus mejores virtudes.

Lanzeloth es un juego con azar, con algo de épica y con algo de aquí estoy yo y me atrevo a jugármela… aunque no tenga ni idea.

En estas donde el juego divierte y funciona, porque lo normal es que cuando llegues al torneo no tengas control sobre quién gana, si una intuición pero hasta ahí.

En su contra, pues como decíamos, sus defectos son sus virtudes, el juego tiene una gran dosis de azar, que lo hace poco controlable y si esto no te gusta, sal de aquí corriendo.

En definitiva, Lanzeloth es una propuesta muy directa, que nos da partidas rápidas y locas, en las que el humor siempre está presente… irte a las justas y darte cuenta de que vas sin casco o medio descalzo, no tiene precio.

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

 

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!