Lacrimosa, primeras impresiones by David

Ya hace un tiempo que jugamos la partida a Lacrimosa, el juego con el que Devir Iberia pretende repetir el gran éxito que Bitoku cosechó durante la feria de Essen 2021 ¿Lo conseguirá?

Hoy toca hablar de Lacrimosa tras esa primera partida que jugamos gracias a la presentación de Devir Iberia, un “evento” que siempre hemos recomendado a otras editoriales hacer y por el cual, los medios podemos tener una visión del juego antes de que vea la luz.

¿Implica este evento algún tipo de responsabilidad por parte nuestra? Pues sin lugar a dudas, NO. Devir Iberia es posiblemente la editorial con mayor músculo económico en España y fruto de esto se encarga de hacer este tipo de presentaciones, esto no implica para nada una opinión sesgada del juego, si hay algo que nos caracteriza es que nuestra opinión siempre es completamente cristalina y eso es una de las marcas de la casa que nos ha permitido situarnos en el lugar en el que estamos.

Lacrimosa, vida y muerte de un genio

Ficha

Lacrimosa

  • Diseño Gerard Ascensi, Ferran Renalias
  • Ilustración Jared Blando, Enrique Corominas
  • Devir Iberia
  •  1-4 jugadores
  • 90 minutos
  • +14 años

Introducción

Lacrimosa es un juego de mesa que se basa en la vida y muerte del compositor Mozart. El juego utiliza parte de su vida y lo acontecido después de su muerte para alimentar la temática del juego, en este aspecto hay que destacar el trabajo del autor quien utilizó sus conocimientos y un amplio estudio de Mozart para ambientar este título.

¿De qué va?

Lacrimosa es un juego de corte eurogame con un claro y definido motor de cartas, es muy posible que cuando lo juegues te recuerde en su uso de las cartas a Lisboa aunque aquí el sistema está más simplificado.

A lo largo de los turnos de los jugadores, tendremos que decidir siempre el uso de dos cartas las cuales irán una de ellas por la parte alta de nuestro tablero y otra por la parte baja, como imaginareis la carta que va arriba perderemos la parte baja y viceversa. Estas cartas representan una acción (carta alta) y un beneficio al final de ronda (carta baja).

Estas cartas representan el eje del juego que alimentamos con un mazo inicial y el que podremos ir mejorando cada ronda con un mercado que nos va proporcionando cartas cada vez más potentes.

Una de las cosas importantes del juego es que a pesar de que podamos comprar cartas nunca dispondremos de más de 9 cartas y es que nuestro mazo se mejora con las compras pero nos obliga siempre a sustituir.

Cada ronda de juego está constituida por 4 turnos por cada jugador, en el que usaremos 2 cartas por turno sobrándonos una al final de la ronda que podremos usar en la ronda posterior.

Lacrimosa juego de mesa

Acciones

Las cartas nos servirán para realizar diferentes tipos de acción:

Comprar cartas

  • Cartas de acción, cuando vayamos al mercado uno de los tipos de cartas que podremos comprar son las cartas de acción que mejoran las que vienen como mazo inicial en el juego.
  • Cartas de obra, son un segundo tipo de cartas encaminadas a obtener puntos de victoria o dinero con ellas.

 

Viajar

Al más puro estilo Los Viajes de Marco Polo, Lacrimosa nos ofrece un mapa por el que podremos movernos y activar las diferentes localizaciones a las que lleguemos.

La gracia está en que a diferencia de otros juegos en Lacrimosa tendremos un único meeple común que moveremos entre los jugadores y del cual nos llevaremos beneficios cuando seamos nosotros el que lo movamos ¡Imaginaos la sangría!

Una cosa importante es que las localizaciones que no visitemos mejoran sus beneficios para la siguiente ronda haciendo más atractivo visitarlas.

Lacrimosa juego de mesa

El Requiem

Esta es la parte donde está el mayor jugo del juego, una sección de lucha de mayorías y mejora del motor del juego que iremos visitando cada vez que podamos.

En El Réquiem los jugadores piden ayuda a diferentes autores para intentar acabar las obras inconclusas de Mozart.

Esto nos hace añadir una serie de marcadores a cada una de las obras que como hemos dicho nos sirven para puntuar en un sistema de mayorías y para generar un motor de beneficios con unas losetas que iremos consiguiendo cada vez que pongamos un marcador.

Estética y componentes

Ya hemos hablado en diversas ocasiones del trabajo de David Esbri en las producciones de Devir Iberia y aunque pueda parecer que nada puede sorprendernos, llega el bueno de Esbri y se saca un nuevo as de la manga.

El elemento más llamativo del juego es sin duda el tablero personal, representación de un cuaderno de partituras que se abre como un cuaderno y nos presenta un tablero de triple capa.

Si unimos esto a la calidad ilustrativa del mismo, tenemos la joya de la corona, un elemento que hace que el juego resalte.

Además, el tablero tiene una funcionalidad muy bien pensada tanto en el uso de las cartas que necesita esas pestañas para colocarlas, así como en lugar para guardar recursos o situar los diferentes tracks.

Lacrimosa juego de mesa

Primeras Impresiones

Se que a donde queréis llegar es a la pregunta fácil ¿Es mejor Lacrimosa que Bitoku? En una primera partida esta pregunta es imposible de responder y habrá que esperar a la reseña para responderla, de momento os podemos decir que son juegos completamente diferentes que no juegan en la misma liga.

Lacrimosa tiene a bien ser un juego tipo euro medio que encaja y se desarrolla con fluidez. Un tipo de título que en apenas dos partidas ya manejas en sus mecánicas pero al que intentarás explotarle todas sus posibilidades.

Es difícil decir el recorrido del juego hasta el momento, pero sí que de primeras se le ven múltiples caminos a explotar. 

En la comparación con Bitoku, no hay tal comparación y es que Bitoku es un juego algo más duro y potente con una capa de profundidad para dominarlo mayor. En cambio Lacrimosa nos puede recordar en sensaciones que no en tipo de juego a la renombrada escuela italiana, juego fluido y sencillo de reglas que sacaras a mesa con mucha facilidad y el que intentaras exprimir partida tras partida.

La mecánica de cartas es atractiva y aunque su toma de decisiones es importante (en cada turno escogemos y eliminamos), el juego fluye y con las partidas veremos como es un título de 90 minutos incluso menos.

El Requiem es el elemento alrededor del que gira gran parte de la acción, ya sea por su sistema de mayorías donde hay una buena ración de puntos, como por las mejoras que podemos conseguir en él. Un elemento de interacción entre jugadores en el que estará mucha de la chica del juego.

Mucho por ver de la nueva propuesta de Devir que de momento mantiene todo su esplendor y que nos deja con muchas ganas de repetir partida, pero eso tardara un poco más.

Si quieres leer más reseñas y primeras impresiones, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!