Ishtar es la propuesta de corte abstracto, que nos trae Bruno Cathala, un precioso diseño, que en español nos trae Devir Iberia.

Ishtar, un mágico jardín de gemas y misterios

Ishtar juego de mesa

Ficha

Ishtar

  • Editorial: Devir Iberia
  • Autor: Bruno Cathala, Evan Singh
  • Ilustrador: Biboun
  • 2-4 jugadores
  • 45 minutos de duración

¿De qué va?

Ishtar nos traslada al desierto, en el que encarnaremos a hábiles jardineros, con la tarea de crear los maravillosos Jardines Colgantes de Babilonia.

Ishtar es un juego relativamente complicado de plasmar en una explicación escrita, más si cabe, en nuestro caso, que no explicamos el juego, sino que queremos daros unas pinceladas por encima de lo que ofrece.

Pero, vamos allá!

Ishtar es un juego que se basa como mecánica principal en la colocación de losetas sobre un tablero modular. Estas losetas estarán en un mercado circular, por el que los jugadores irán moviendo una regadera que marcará el lugar de donde se puede coger la losetas.

Al colocar las losetas sobre el desierto, nos llevaremos las gemas que tapemos y si la loseta tiene un activador de habilidad, la activaremos.

  • Podremos activar la colocación de uno de nuestros personajes, en la loseta que vamos a colocar.
  • Podremos activar una habilidad de nuestro tablero y para ello deberemos pagar 2 gemas.
  • Podremos activar un comodín, que nos permitirá hacer cualquiera de las dos acciones anteriores.

Con esta mecánica el juego se basa en una colocación de losetas que irá componiendo jardines (representados por las flores que hay impresas en las losetas) y territorios (los territorios representan todas las losetas conectadas, tengan flores o no).

Teniendo en cuenta las diferentes habilidades, esto nos permitirá ir haciendo nuestras acciones para lograr la mayor cantidad de puntos posibles, que siempre van a ir determinados por:

  • Las flores que controlemos con uno de nuestros personajes (Cada personaje controla todas las flores conectadas entre sí, en las que hay colocado uno de nuestros personajes).
  • Las fuentes que controlemos con uno de nuestros personajes (dominada por el territorio adyacente a la fuente controlado por un personaje).
  • Las habilidades que activemos.
  • Las cartas de árbol que hayamos recolectado.

En cada ronda podremos cumplir una de las cartas de árbol que haya en el mercado, entregando las gemas que nos piden. Estas cartas no darán puntos.

Las diferentes habilidades, que es donde radica, parte de la estrategia del juego, nos permiten realizar acciones más potentes o desbloquear nuevas formas de puntuar.

Con esto, iremos jugando turnos alternos, hasta que dos de los mercados de losetas se queden vacíos, que provocará el final de partida.

Ishtar juego de mesa

Estética

Si hay algo en lo que Iello trabaja a destajo en cada uno de sus títulos, es en el diseño artístico y componentes de sus juegos.

Ishtar es una preciosidad de juego, que cuida al máximo todos y cada uno de los detalles.

Mira que Cathala no se lo ha puesto fácil, el juego trae un montón de componentes diferentes, que podrían haberse emulado con componentes de menor calidad, pero que Iello ha trabajado para que brillen.

Desde la cuna personalizada (una de las mejores que hemos visto en mucho tiempo), pasando por las gemas, árboles, fuentes y demás componentes.

Un lujo que desplegado en mesa llama la atención.

Escalabilidad

Ishtar es de esos juegos que cuidan la escalabilidad. Para ello, utiliza un tablero modular y un setup de juego que se adecua al rango de jugadores.

En función del número de jugadores, se utilizaran un número de losetas y de tableros, esto ajusta la competición, aunque la sensaciones de juego varían un poco.

Normalmente cuando el juego va a 2 jugadores, se ve un poco más de holgura, esto hace que los jugadores tienden más a montar su chiringuito e interactúan menos con el resto de jugadores.

Teniendo en cuenta esto y que el juego tiene una buena fluidez de turno, recomendamos las partidas a 4 jugadores, donde hay más interacción.

Ishtar juego de mesa

Lo mejor y lo peor

Pros

  • El juego de posicionamientos en el tablero, en el que puedes buscar beneficios o perjudicar a tus rivales, además de otras consecuencias.
  • Juego ajustado que no te permite, hacer ni la mitad de tu tablero personal, lo que te obliga a tomar decisiones de bonus importantes.

Contras

  • El Setup, hay tantos componentes diferentes en el juego, que montarlo lleva un tiempo importante, más si tenemos en cuenta la duración del juego.
  • La puntuación del juego, aunque es interesante y aporta al juego, varios posibles caminos, en algunos momentos (sobretodo en el tablero) puede resultar algo confusa.

Contexto

Ishtar es un juego que montado en mesa, podría engañarnos como un juego familiar y aunque su explicación no es excesivamente larga, si tiene conceptos que hay que vigilar y tener muy en cuenta.

Es posible, que Ishtar de un paso más allá de los juegos de corte familiar. Nos recuerda a otros diseños de Bruno Cathala, como Yamatai, que podían engañar por su apariencia, pero que luego escondían un juego más profundo de lo que aparentaban.

Aun así, estamos hablando de un juego no muy complicado, de reglas relativamente sencillas, pero con detalles.

Recomendable a nuestro querido sector de euroblandengues. Juego de explicación rápida, pero con toma de decisiones y cierta profundidad.

Conclusión

Bruno Cathala es uno de esos autores tan prolíficos, que no tenemos muy claro, si su fama es por la gran cantidad de títulos que han diseñado o por la calidad de los mismos.

Cierto es, que hay que ponerse en pie, para decir, que este autor es el diseñador de títulos como Five Tribes y esto, ya merece un reconocimiento.

Pero también es cierto, que nuestro querido Bruno, tiene una larga lista de títulos que siendo grandes ideas, no terminan de cuajar en su resultado final.

En esta ocasión, tenemos al Cathala bueno, con un juego trabajado y de diseño muy interesante que nos deja muy buenas sensaciones de partida.

Por momentos, ves más a un autor como Reiner Knizia en este diseño, pero no, es de Cathala.

¿Porque? pues básicamente porque la definición más clara de este título, es la de un juego de reglas sencillas, pero con una buena toma de decisiones y una interesante profundidad.

¡Ojo! no estamos ante un euro de gran profundidad, estamos ante un título con tendencia a ser ligero, pero con detalles y decisiones muy interesantes.

Ishtar es un juego de colocación de losetas, que nos obliga a buscar el posicionamiento constante, a elegir, si ganar más o menos por obtener otros beneficios, si pensar en nosotros o bloquear a los demás, si diversificar nuestra estrategia o centrarnos en un camino. Todo esto, es lo que hace a Ishtar un juego muy a tener en cuenta.

Además, el juego va ajustado y nunca da tiempo a hacer todo lo que propone. Puedes centrarte en una de las diferentes estrategias o diversificar entre todas, pero no da tiempo a todo.

Hay tal cantidad de posibilidades, que aunque parezca extraño en un juego de este tipo, existen caminos que te permiten luchar por la victoria, sin haber conseguido ningún punto en el tablero.

En su defecto, un setup engorroso, que es el duro peaje a tener montado en mesa un juego tan vistoso.

En definitiva, estamos ante el que sería el “este si” de Bruno Cathala. Un juego rápido, fluido, tenso y con múltiples caminos a la victoria, que te dará buenas sensaciones de juego.

 

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!