Heat juego de mesa

Heat, reseña by David

Heat es la nueva propuesta de Days of Wonder con la que pretende recuperar el trono perdido, un juego de carreras en modo Arcade que en castellano nos trae Asmodee.

Heat, velocidad pura

Heat juego de mesa

Ficha

Heat

  • Diseño Asger Harding Granerud, Daniel Skjold Pedersen
  • Ilustración Vincent Dutrait
  • Days of Wonder, Asmodee
  • 1-6 Jugadores
  • 30-60 Minutos
  • +10 años

En Heat, los jugadores representan a los pilotos de una carrera de Fórmula 1 situada en la década de los 60. Bajo un sistema de cartas trataremos de ser el piloto más veloz para llevarnos la victoria sin tener ningún percance por el camino.

Heat, utiliza un sistema realmente sencillo en el cual los jugadores realizarán una serie de pasos simultáneos y luego en orden de posición irán resolviendo el resto de la secuencia.

Hay que tener en cuenta que cada carrera se juega con un mazo de cartas que incluye:

  • Cartas de velocidad que indican un número de casillas a mover.
  • Cartas de stress que nos obligan a sacar cartas del mazo para saber cuánto movemos (estas cartas no se pueden descartar)
  • Cartas de forzar motor, empezamos la partida con una en nuestro mazo y el resto en el tablero (la cantidad la determina la pista). Estas cartas no se pueden descartar salvo con la acción de enfriar el motor.

Al comienzo de cada turno de manera simultánea los jugadores:

  • Elegirán si suben o bajan marcha (esto determina el número de cartas a jugar).
  • Luego en función de la marcha elegida, los jugadores bajaron de su mano tantas cartas como la marcha en la que están, colocándolas boca abajo delante suya.

Heat juego de mesa

Una vez realizado estos pasos los jugadores irán resolviendo su turno por orden de posición, siguiendo estos pasos:

  • Revelaremos cartas que indican el número de casillas a mover, en el caso de que hayamos jugado una carta de stress, tendremos que revelar cartas del mazo hasta que salga una carta de velocidad y aplicaremos esa velocidad al total.
  • Miraremos si podemos enfriar el motor, lo que nos permite bajar de nuestra mano cartas de forzar motor y añadirlas a nuestro tablero.
  • Si hemos forzado el motor, deberemos pasar cartas de forzar motor de nuestro tablero a nuestra zona de descarte.
  • Posteriormente moveremos tantas casillas como el valor de las cartas jugadas y revisaremos si hemos hecho un paso por curva.
  • En caso de que hayamos pasado por una curva tendremos que ver si la velocidad a la que vamos es igual o inferior a la de la curva, si es superior tendremos que pagar en cartas de forzar motor y si no podemos ¡trompo!
  • Si hemos acabado nuestro movimiento justo detrás o al lado de un rival podremos avanzar dos casillas más como acción de rebufo.
  • Dependiendo del número de jugadores, los jugadores en últimas posiciones pueden tener un bonificador de movimiento y un bonificador de enfriamiento.
  • Al final del turno podremos descartar cartas y reponer nuestra mano hasta 7 cartas.

Como dato añadido, si en algún momento no tenemos cartas suficientes para jugar porque nuestra mano está llena de cartas de forzar motor (que ensucian la mano), ostión que te pego.

Esta es la base del juego aunque hay que tener en cuenta que Heat añade un buen puñado de módulos que incluyen nuevas cartas, formas para jugar campeonato, módulo meteorológico y hasta un sistema de bots.

Además, la caja base incluye 4 circuitos.

Heat juego de mesa

Escalabilidad

Ohhhhh sorpresa! Heat tiene una escalabilidad brutal, es increíble que un juego de carreras pueda funcionar tan bien a cualquier rango de jugadores, pero la realidad es que los bots están tan bien hechos que se puede jugar incluso en solitario.

Esto no quita que siempre sea mejor ver las caras de nuestros rivales, pero es cierto que el sistema de bots es difícil, bastante duro de pelar y tendrás que vértelas canutas para hacerte con la victoria.

No dudes en meter bots a tus partidas, lo disfrutaras.

En cuanto a jugadores, para que la partida sea ágil hasta 4 va bien sin ningún problema, a partir de ahí se te puede hacer algo lento y es que la gran virtud de este Heat es que las carreras vuelan.


La Cueva Roja


Estética y componentes

La mano de Vincent Dutrait siempre nos deja un gusto en el paladar increíble. Esta vez no ha sido menos y si añadimos a la producción de Days of Wonder las ilustraciones de Dutrait tenemos una mezcla maravillosa que nos deja un juego precioso en mesa.

Como nota negativa, la caja es grande de más y viene con espacio adicional para dos coches más (el huequito de la expansión). Eso sí, teniendo en cuenta los tiempos que corren y los precios actuales se agradece que ya tengamos 4 circuitos en la caja y tanto contenido adicional.

Heat juego de mesa

Conclusiones

Los juegos de carreras son una rara avis en el mundo de los juegos de mesa, no hay muchos diseños reconocibles que funcionen bien y que se mantengan en una ludoteca.

Siempre he pensado que una de las grandes joyas de este sector es 1500M, un título que en otras circunstancias hubiera sido un best seller.

Pero hablemos de Heat, este nuevo título de Days of Wonder hace para bien varias cosas. La primera de ellas es recuperar a Days of Wonder, editorial sumida últimamente en algunas malas decisiones y en juegos que no pasaban el corte.

Ahora, los autores de Flamme Rouge han recuperado todo lo bueno que hicieron en este y lo han amplificado con algunos cambios para bien y otros no tanto.

Heat es la esencia de un juego arcade de carreras, no vamos a encontrar aquí prácticamente nada de simulación y si un título que va muy de frente. Cada carrera se juega en apenas 60 minutos, duración que muchas veces le pedimos a este tipo de juegos y que aquí va como un reloj a pesar de tener cierta toma de decisiones.

Pero es Heat la esencia de la Fórmula 1, no lo es pero si que es la esencia del clásico videojuego de carreras arcade. Hay más de toma de decisiones por riesgo que por estrategia.

Heat nos pone al límite y en cada tramo estás decidiendo si arriesgar o ser conservador, si ha llegado el momento de recuperarte y hacer que tu mano no se destroce o si por el contrario arriesgas hasta el final con el peligro de inmolarte.

Heat es eso y en esa parte funciona muy bien, no busques un simulador de carreras porque aquí no lo encontrarás.

Como detalles importantes y que juegan muy bien con la propuesta del juego, nos encontramos un montón de contenido adicional que no cambia la experiencia. 

  • El modo torneo se implementa de manera bastante fácil y notas evolución en el mazo.
  • El módulo meteorológico hace que las carreras cambien evitando que acabes por aprenderte los circuitos.
  • Los bots tienen un gran diseño, representan un reto durísimo y a su vez son fáciles de manejar.

En la parte negativa de Heat está el siempre consabido azar, Heat es menos controlable que Flamme Rouge y te lleva más al límite en ese sentido. Digamos que el juego busca ese punto de manera consciente para intentar meter esa adrenalina, pero claro si eres jugador de controlar la situación aquí no lo vas a tener.

Por otro lado, Flamme Rouge te permitía manejar dos ciclistas a la vez y cada uno con una configuración diferente, es algo que aquí echamos de menos y que se podía haber implementado.

En definitiva, Heat es una gran propuesta de juego de carreras arcade. Es sincero y mantiene su forma de funcionar con o sin módulos adicionales.

Un título que ocupa un hueco muy interesante en el sector.

Valoración Subjetiva

Excelente

Heat juego de mesa
HEAT
CONCLUSIÓN FINAL
Heat bebe de su antecesor Flamme Rouge y casi que se podría considerar una bigbox de este. Si ya conoces Flamme Rouge notarás ciertos cambios pero en muchos aspectos serán para mejor. Un juego de carreras que si hiciéramos el símil con los videojuegos, hablariamos de un arcade en toda regla donde se juntan muy bien, la adrenalina de las carreras con un juego muy rápido de jugar.
MECÁNICAS
81
ESCALABILIDAD
85
ESTÉTICA Y COMPONENTES
85
REJUGABILIDAD
80
Nota de lectores5 Votos
75
PROS
Los bots, muy bien trabajados.
La duración de las partidas es perfecta para un juego de este estilo.
La cantidad de contenido extra que trae el juego, 4 circuitos es un plus.
La sensación de arcade.
CONTRAS
La caja es demasiado grande y el detalle de traer el hueco para dos coches más es para matar a alguien.
Si eres muy amante de Flamme Rouge, echaras de menos el segundo piloto.
Que puedas atravesar los coches rivales le resta credibilidad.
El azar esta presente en ese push your luck que tiene el juego
82

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!