Furnace nos lleva a la versión más directa de un juego de transformación con un sistema de pujas interesante. Un título de la editorial Hobby World que en castellano llegará por Maldito Games.

Furnace, La producción como elemento principal

Furnace juego de mesa

Ficha

Furnace

  • Editorial: Hobby World y Maldito Games
  • Diseñador: Ivan Lashin
  • Ilustradores: Sergey Dulin, Marta Ivanova, Ilya Konovalov, Oleg Yurkov
  • 2-4 jugadores
  • 30-60 minutos

¿De qué va?

En Furnace nos iremos a la parte más básica de la producción en la que representaremos a grandes empresarios que tratan de hacer que sus fábricas den la mayor rentabilidad posible.

Furnace es un juego de pujas en el que en vez de jugar con dinero, tendremos unas fichas con valores de 1 a 4 para realizar las pujas.

Furnace se juega en 4 rondas y al principio de cada una de ellas se sacará un número de cartas de industria que dependerá del número de jugadores (estas cartas saldrán por su lado básico).

Posteriormente los jugadores irán jugando por turnos, una ficha en una carta de su elección, siempre teniendo en cuenta que no puede haber 2 valores repetidos en la misma carta. Cuando se hayan colocado todas las fichas, se comenzará a ejecutar todas las cartas, en las que el jugador que haya puesto la ficha más alta en cada carta, se llevará dicha carta y el resto de los jugadores que hayan colocado ficha se llevarán un pequeño bonus que viene indicado en la carta (Recursos o dinero).

Posteriormente los jugadores harán una fase de producción en la que podrán activar todas sus cartas, tantas veces como le indique la carta. Todo esto sirve para establecer una línea de producción que nos permita generar recursos, transformarlos y venderlos.

En el juego también tendremos la posibilidad de mejorar nuestras cartas, que nos permitirán que su uso sea más potente.

Como añadidos, Furnace trae unos personajes con habilidades que se pueden usar o no en la partida entregando uno a cada jugador al principio de la misma.

También dispone de un modo avanzado en el que tendremos que ejecutar las cartas en el mismo orden específico en el que las hemos colocado.

Al final de las 4 rondas, el jugador con más dinero gana la partida.

Furnace juego de mesa

Escalabilidad

Tratándose de un juego con sistema de pujas, no vemos ninguna razón en la que el juego funcione mejor a pocos jugadores. Además la producción de los jugadores se puede hacer de manera simultánea lo que acorta más la duración de la partida.

Sin duda, 4 es su mejor número, perdiendo bastante a 3. A 2 no lo recomendariamos nunca.

Estética y Componentes

Luces y sombras en este apartado. Furnace es un juego que a nivel componentes, calidad de las cartas e ilustraciones funciona bastante bien. Los componentes y las cartas son de calidad y las ilustraciones del juego son sencillas pero elegantes.

En la parte negativa, una caja enorme para los componentes que trae el juego, que podría perfectamente caber en la mitad de espacio. Además, reconocer cual es el lado básico de las cartas se hace pesado, porque solo han atenuado los colores y aunque han cambiado la ilustración, no le han puesto ningún distintivo para diferenciarlos.

Furnace juego de mesa

Lo mejor y lo peor

Pros

  • El sistema de pujas, tiene una doble interacción muy interesante.
  • El modo avanzado de producción, te obliga a pensar en la gestión más a largo plazo.

Contras

  • Los personajes están desbalanceados y hay algunos que irremediablemente superan con creces a otros.
  • Pocas cartas y pocos recursos que lo dejan en un juego de poca variabilidad.

Contexto

Furnace es un juego muy sencillo de producción que se alimenta de un motor de apenas 3 recursos. Además, uno de ellos es especial y tendrá un uso menor durante la partida.

Hay que tener en cuenta que Furnace tiene dos modos de juego y si nos basamos en el avanzado que creemos que realmente es el modo interesante de jugarlo si que se vuelve un poco más exigente y solo lo recomendariamos a jugadores más experimentados.

En cambio, si lo jugamos en el modo base, no vemos ningún problema en utilizarlo en un entorno más familiar en el que tener un juego con el que empezar a conocer los sistemas de producción en los juegos de mesa.

Furnace juego de mesa

Conclusión

Furnace es un juego muy sencillo de producción que se alimenta principalmente de un sistema de pujas realmente divertido. El cambiar el tradicional dinero en las pujas por unas fichas en las que los jugadores saben exactamente que fichas tienen los demas y en el que todos partan en las mismas condiciones al comienzo de cada ronda, le da un punto de interacción adicional a la puja que le sienta genial.

Hay más marcaje entre jugadores y más tensión entre lo que puedes y no puedes hacer. Además, ganar las pujas y llevarse las cartas no es siempre la mejor opción y en algunas ocasiones nos puede interesar perderla para ganar el bonus.

En la fase de producción estamos ante un juego más sencillo, en el que tenemos una producción muy básica a la que le hubiéramos añadido más matices, para que no se convirtiera en un simple automatismo.

Es en esta parte donde decimos, que de largo el modo avanzado merece mucho más la pena, porque nos obliga a ejecutar las cartas en un orden determinado y nos añade un plus de pensamiento a largo plazo y de gestión en el que la colocación de las cartas juegan un gran papel.

El tema de los personajes vamos a dejarlo aparte, porque realmente hay personajes muy desbalanceados con respecto a otros y esto es algo que no nos gusta asegurar porque entendemos que este tipo de juegos lleva mucho testeo previo, pero es que muy desequilibrado.

Pena que un gran sistema de pujas no este tan bien acompañado como debería por esa fase de producción que se le queda un poco a la saga y dejándola en algo demasiado simplificado.

En definitiva, estamos ante un juego de pujas muy interesante que tiene una segunda fase más solitaria y descafeinada que gana cuando utilizamos su modo avanzado.

 

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

2 Comentarios

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!