Ex Libris nos lleva a la biblioteca más famosa del reino, un lugar donde lucharemos por convertirnos en el honorable bibliotecario, de la mano de Devir Iberia.

Ex Libris, el honor se encuentra entre los tomos de la biblioteca

Ex Libris juego de mesa

Ficha

Ex Libris

  • Editorial: Devir Iberia
  • Autor: Adam P. McIver
  • Ilustrador: Jacqui Davis, Adam P. McIver, Anita Osburn
  • 1-4 jugadores
  • 45 minutos de duración

¿De qué va?

Explicar Ex Libris debe ser bajo un prisma muy por encima, porque una de las virtudes del juego es que se compone de un tablero “modular” que puede variar en cada partida.

Ex Libris es un juego de colocación de trabajadores en el que deberemos tratar de componer la Biblioteca más eficiente del reino, para ello, a lo largo de diferentes rondas iremos utilizando nuestros trabajadores para realizar acciones.

La primera de las premisas de Ex Libris, es que podremos trabajar con 3 trabajadores totalmente iguales para todos los jugadores o que podremos elegir la opción de dos trabajadores simétricos y uno que tendrá una habilidad que solo tendremos nosotros.

De aquí parte una de las asimetrías de Ex Libris, porque el juego incluye una gran cantidad de personajes, cada uno de ellos con su propia habilidad.

La idea es que iremos jugando estos trabajadores en una serie de localizaciones que habrá sobre la mesa. Estas localizaciones se dividirán a su vez, en localizaciones instantáneas (se resuelven en el momento de colocar el trabajador) y acciones normales (estas se resolverán al final de cada ronda y siguiendo el orden de las localizaciones).

Con esto, nuestro objetivo principal será conseguir establecer una biblioteca que nos de la mayor cantidad de puntos posibles.

Para ello, todas las acciones del juego van encaminadas principalmente a colocar, mover, reemplazar… las cartas de estantería que nos permitan obtener la mayor puntuación posible.

La norma fundamental de Ex Libris es que toda la biblioteca debe estar colocada en orden alfabético y dentro de los distintos tomos que tengan la misma letra de inicio, estén colocados en orden numérico.

Al final de la partida, conseguiremos puntos por la composición de la biblioteca, obteniendo bonus por nuestro tipo de libros objetivo, por el tipo de libro objetivo de la partida en general y estaremos puntos por el tipo de libros prohibido.

Esta es la idea general de Ex Libris, que como decíamos tiene muchos más detalles, debido a la gran cantidad de variedad de localizaciones y personajes con habilidades específicas que contiene el juego.

Ex Libris juego de mesa

Estética y componentes

Obra maestra, no me quedo corto en los comentarios sobre la producción diseño y arte de este Ex Libris.

Hay varios trabajos que hacen que Ex Libris tenga este apelativo en su estética y componentes. El primero de ellos es su increíble producción de componentes y calidad de los mismos, que sin duda viene acompañado de una estética genial.

Pero es que no acaba aquí la historia, mi doble aplauso para Renegade por dedicarse expresamente a ponerle un título original a cada uno de los libros de las cartas y el otro a Devir por no limitarse a hacer una traducción de los mismos, si no trabajar con el humor propio del castellano para hacer una traducción que trabajara el mismo tipo de humor.

Sin duda, uno de esos trabajos de diseño que lucen poco, pero que hacen grande a una editorial, en este caso a dos.

Escalabilidad

El concepto de Ex Libris, trabaja sobre una mecánica de colocación de trabajadores muy rápida y directa. 

Acciones atómicas que se resuelven en nada y que le dan al juego un toque de ligereza genial.

Ex Libris además plantea en la partida una carta objetivo que nos otorga más puntos en función de lo que hagamos. Esta carta representa uno de los tipos de libro que salen en el juego y que si jugamos a cuatro jugadores se repartirán todos, dado que, habrá 2 en el tablero principal y el resto estarán entre los jugadores.

Este detalle añada un punto de control y de interacción a los jugadores que hace que las partidas a 4 le sienten muy bien, pero no deja de ser un juego que escala bien en cualquiera de sus rangos.

Ex Libris juego de mesa

Lo mejor y lo peor

Pros

  • La infinita variabilidad que da el juego con la gran cantidad de personajes y localizaciones que contiene.
  • Enamorados de la producción y diseño del juego, en especial el trabajo de guión realizado sobre cada uno de los libros representados en el juego.

Contras

  • Está justo en un punto donde es difícil definir si es un familiar o si se le puede hacer difícil al público más casual.

Contexto

El contexto de Ex Libris es complicado, de entrada parece un juego muy familiar con acciones directas y atómicas, en la que los jugadores más casuales se lo podrían pasar genial.

Además, su estética y producción ayudan mucho a que el juego sea llamativo y resultón.

El problema es que cuando lo juegas, ves que la profundidad va un poco más allá y que hay ciertas cosas que al público más casual se le puede hacer bola.

No obstante, con unas primeras partidas más guiadas, Ex Libris les funcionara bien.

Para el público más experimentado, Ex Libris aporta una cosa que les convencerá, una rejugabilidad enorme, difícil de encontrar en los juegos de hoy en día.

Ex Libris juego de mesa

Conclusión

Larga se ha hecho al espera de este Ex Libris, pero por fin podemos tener en castellano el juego que tanto ha peleado Devir, con la siempre complicada Renegade.

Ex Libris es uno de esos juegos que cuando los visitas por primera vez, lo encajas en un juego familiar con profundidad medida y con toma de decisiones ligera, pero no.

Más allá de esa primera toma de contacto, hay varios factores que le meten más profundidad y más interacción al juego de la que se presuponía.

Recomendación absoluta, jugar partidas a 4 jugadores donde todos los tipos de tomo están presentes en la partida, ya sea para bien o para mal (lo puede tener un jugador como tomó objetivo, puede estar el tablero principal como objetivo común o puede estar en el tablero principal como penalizador común).

Es en ese número de jugadores, donde vas a ver mucha de la maldad de Ex Libris y donde podemos ver, como con un pequeño detalle, añadimos una capa de profundidad al juego que le sienta muy bien.

Además, otro de los factores en los que Ex Libris se siente cómodo, es su gran variabilidad, con multitud de personajes (meeples personalizados incluidos) y localizaciones que harán que te apetezca explorar una y otra vez las posibilidades del juego.

Vamos cerrando el Club que hay que limpiar, en definitiva, Ex Libris es uno de esos títulos que propone cosas diferentes en todos sus aspectos y que cuida enormemente los detalles (ya el solo hecho de pasar un rato leyendo el humor presente en todos los títulos de los libros, merece la pena).

Un título en el que te gustará explorar las habilidades de los diferentes y en el que cada partida será diferente a la anterior. Ándate con ojo, porque su amable aspecto visual lleva a engaños y aunque no es un juego complejo, si puede asustar a más de uno, si no andamos con cuidado a la hora de presentarlo.

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!