En El Tesoro de los Dragones, los adorables bichejos buscan aglutinar tesoros en sus cuevas. Un push your luck de Tranjis Games dispuesto a mantenernos en tensión toda la partida.

El Tesoro de los Dragones, en el riesgo está el premio

El Tesoro de los Dragones juego de mesa

Ficha

El Tesoro de los Dragones

  • Editorial: Tranjis Games
  • Autor: Bruno Faidutti
  • Ilustrador: David Cochard
  • 3-6 jugadores
  • 30 minutos de duración

¿De qué va?

En El Tesoro de los Dragones representaremos a unos adorables Dragones que intentarán hacerse con la mayor cantidad de tesoros posibles. Pero estos dragones resulta que son algo quisquillosos y quieren tener sus tesoros completos y ordenados.

El Tesoro de los dragones se explica en poco más de 2 minutos y ya está listo para salir a la mesa.

Al principio de la partida se separa el mazo de cartas principal en varios mazos independientes, el número de mazos en el que se separa va a depender del número de jugadores.

Después se darán la vuelta a tantas caras como jugadores haya en la partida colocándolas independientemente, estas cartas representan los diferentes montones, de los cuales cada jugador se va a llevar uno en cada ronda.

La partida se desarrolla de manera muy sencilla, cada ronda se saca uno de los mazos.

En su turno cada jugador solo puede hacer una, de dos acciones posibles:

  • Sacar una carta del mazo y colocarla encima de cualquiera de los montones.
  • Elegir uno de los montones y llevárnoslo a nuestra zona.

El Tesoro de los Dragones juego de mesa

Así se irá jugando hasta que todos los jugadores tengan su montón, el que quedó en último lugar, se llevará las cartas del montón que quedo y si quedan cartas en el mazo en juego también se las llevara.

Se jugará una nueva ronda por cada mazo en juego y cuando se hayan jugado todos los mazos se procede a puntuar.

La base del juego está en que las cartas tienen diferentes tesoros que puntuarán de maneras diferentes según consigamos unos set collection u otros y además, tendremos que tener en cuenta que algunas cartas tienen representadas vacas y ovejas.

Estas vacas y ovejas, representan el factor eliminación del juego, ya que, al final de la partida, el jugador que tenga menos vacas y ovejas, quedará eliminado de la puntuación final.

Cuando la partida es a números altos de jugadores, se elimina al jugador que menos vacas tenga y al jugador que menos ovejas tenga.

Una vez eliminado el jugador o jugadores indicados, se procede a puntuar y el jugador con más puntos de victoria, gana la partida.

Estética y componentes

El punto más flojo de este juego viene por su estética que no por sus componentes. El Tesoro de los Dragones es algo contradictorio en sus ilustraciones, porque aunque viene con unos tokens gigantes de dragones muy llamativos y con unas ilustraciones muy divertidas, sus cartas son bastante espartanas e incluso parecen hechas por otro ilustrador.

Es cierto, que a nivel funcional, las cartas se ven de manera clara, que es lo importante. Pero, visualmente no son nada llamativas y sí bastante frías.El Tesoro de los Dragones juego de mesa

Escalabilidad

El Tesoro de los Dragones es un juego de mecánicas sencillas, de hecho tiene dos mecánicas. Esto facilita su comprensión y también su control sobre los aspectos del juego.

Esto supone un factor favorable a su escalabilidad, ya que, este título escala bien a cualquier rango de jugadores. 

Lo único importante que cambia según el rango de jugadores es que determina qué jugador o jugadores no puntúan al final de la partida.

Por todo esto, su escalabilidad es buena a cualquier rango de jugadores.

 

Lo mejor y lo peor

Pros

  • Muy buena escalabilidad que unido a su duración lo hacen un juego muy fácil de ver mesa.
  • La tensión que crea por el efecto eliminación.

Contras

  • Las ilustraciones son bastante espartanas y aunque hacen que el juego se vea claro, quedan sosas.
  • Pena que no haya un modo a dos jugadores.

Conclusión

Hay juegos que extrañamente son tan simples que con 4 cosas consiguen unas sensaciones de partida muy agradables.

Este es el caso de El Tesoro de los Dragones, un título que cuando lees las reglas piensas que no hay nada detrás de él. No es el caso, o por lo menos, las sensaciones que nos han dado a nosotros son otras.

El Tesoro de los Dragones es un juego que basa todo en una mecánica, el push your luck, una mecánica que siempre basa su atractivo en la tensión que crea en las partidas.

Al final, es un juego que si le quitamos ese elemento de tentar la suerte, nos queda un simple set collection para ver quien hace más puntos. En cambio, el push your luck y el factor eliminación le otorgan mucha tensión y jugadas de risa floja.

Jugárnosla por esperar conseguir mayor premio a sabiendas que corremos peligro por las pocas vacas o ovejas que tenemos, no tiene precio.

En su contra, hay dos factores:

  • Uno de ellos son sus ilustraciones de las cartas, que aunque sabemos que lo importante es que se vean claras, pero es cierto que un arte más alegre le hubiera venido de fábula.
  • El otro factor, es que el juego es tan extremadamente sencillo, que es de esos títulos que necesita descanso para no quemarlo. Un título de esos que alternas con otros grandes fillers y que vas sacando a mesa en diferentes ocasiones.

En definitiva, El Tesoro de los Dragones es una propuesta que va al grano, sin adornos, coge la tensión del Push your luck y lo explota al máximo.

Si quieres leer más reseñas y primeras impresiones, no dejes de visitar nuestra sección de reseñas

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!