Dungeon Drop juego de mesa

Dungeon Drop, reseña by David

Dungeon Drop nos invita a adentrarnos en una mazmorra algo caótica, de entre la nada aparecerán las columnas que sustentarán este juego de TCG Factory.

Dungeon Drop, una mazmorra de altos vuelos

Dungeon Drop Juego de mesa

Ficha

Dungeon Drop

  • Editorial: TCG Factory
  • Diseño: Scott R. Smith
  • Ilustración: Marília Nascimento
  • 1-4 jugadores
  • 10-20 minutos de duración
  • +8 años

¿De qué va?

En Dungeon Drop jugaremos a lo largo de 3 rondas en las que tendremos que recolectar tesoros mientras atacamos y nos defendemos de los monstruos que acechan en la caverna, entre ellos un Dragón Rojo con mucha mala leche.

Dungeon Drop es un juego en el que destaca la habilidad visual para componer la situación que tenemos delante.

Al principio de la partida tendremos que conformar la mazmorra, para ello cogeremos todos los cubos pequeños de la caja y los lanzaremos sobre la mesa desde una altura de entre 10 y 15 centímetros, esto hará que los cubos queden desperdigados.

Una vez hecho esto tendremos que repartirá a cada jugador un personaje, un atributo y una carta de puntuación personal.

Con esto ya podemos empezar la partida.

El turno de cada jugador es muy sencillo, primero cogeremos un número de cubos grandes de la caja que dependerá del número de jugadores y lo lanzaremos en la mazmorra añadiendo con ello más elementos.

Cada jugador dispondrá de dos habilidades una de su personaje y una de su atributo, al principio de su turno podrá utilizar una de estas dos.

Posteriormente haremos la acción de adentrarnos en la mazmorra, esto indica que observaremos todos los cubos que hay en la mesa y deberemos conformar un triángulo imaginario entre 3 columnas (cubos grises), colocaremos nuestro personaje en el medio de este triángulo y nos llevaremos todo lo que hay dentro de él.

Los cubos pueden representar pociones curativas, escudos de defensa, oro, gemas ( Pueden ser blancas, rojas o azules), cofres, llaves y enemigos.

Básicamente los efectos son:

  • Gemas, otorgan puntos según indique nuestra carta objetivo.
  • Oro, otorga puntos.
  • Enemigos, nos hacen daño y siempre tenemos que tener en cuenta que no podemos coger una cantidad de enemigos que haga que nuestra vida baje a cero.
  • Pociones, nos curan daño.
  • Escudos, nos defienden del daño.
  • Cofres, son puntos de un valor al azar (Tirando el dado) pero que necesitaremos una llave por cada cofre para poder abrirlos.

Con estos elementos jugaremos las 3 rondas y al final de la tercera revelaremos nuestras cartas de objetivo y puntuaremos.

Dungeon Drop Juego de mesa

Escalabilidad

Dungeon Drop juega con el elemento de recoger el mayor número de tesoros posible y como el número de cubos iniciales es siempre el mismo afecta a la estructura de la mazmorra.

Digamos que la configuración inicial es la misma para cualquier rango de jugadores y lo que cambia es el número de cubos que se añaden en cada ronda. Que sucede con esto, pues que cuantos más jugadores más se desvalija la mazmorra y eso hace que en la ronda final quede bastante menos que pescar.

Por la configuración del juego y por cómo sucede todo, dos jugadores es el número ideal. Aunque a más jugadores no vamos a notar excesivas diferencias, es más es el detalle que comentamos antes.


La Cueva Roja


Estética y componentes

Dungeon Drop nos contenta con una estética muy animada que coloca el juego en el rango que le toca, un desenfadado juego familiar al que le viene muy bien esas ilustraciones tan coloridas y hasta una caja en forma cúbica que es un dolor para guardarla pero que realmente luce bien.

Si es cierto que el elemento espacial del juego le hubiera sentado muy bien que los cubos fueran más grandes para darle mayor presencia sobre la mesa y sobre todo para que fuera más fácil ver los diferentes elementos. Además al añadirle peso a estos cubos haría que estos cayeran con más peso a la mesa, y es que hay veces que algún cubo se va a Tijuana.

Para los más coleccionistas la caja será un dolor de cabeza para guardarla, pero tener en cuenta que esto es un juego familiar y que esa forma tipo torre del castillo a ojos de los más peques es muy resultona.

Dungeon Drop Juego de mesa

Conclusión

Ha llegado el momento de las conclusiones y es que este Dungeon Drop no ha pasado desapercibido en el club desde que ha llegado.

Estamos ante un concepto original a la par que sencillo que ya de por sí llama la atención, lanzar cubitos formando una mazmorra donde meternos a recoger tesoros y enfrentarnos con enemigos.

La idea es divertida y está bien acompañada por las ilustraciones de la caja ¡Pero ojo! cuando nos metemos en el juego se abstrae bastante de lo que nos propone, quizas algun troquel para ambientar la mazmorra le hubiera dado un plus que no hubiera subido mucho su precio y que serviría para ambientar.

Hay que tener en cuenta que una vez que lanzamos los cubitos, esto es lo que vamos a ver y claro un montón de cubos no representan una mazmorra. También os digo que alguna forma personalizada cuadraría bien, al final los vamos a lanzar y no va a cambiar mucho la dinámica de lo que suceda si la forma es personalizada, por ejemplo “El Dragón”.

Salvando este escollo, estamos ante un filler familiar que se adapta muy bien a jugar con los más peques, si te emocionaste mucho con buscarle una gran profundidad a esto no la vas a encontrar, reglas sencillas y directas al igual que la toma de decisiones.

Además el concepto se viene que ni al pelo para jugar con los más peques y es que abres la caja repartes 3 cartas (Personaje, atributo, puntuación) tiras los cubos iniciales y ya estás jugando, para un juego que apenas dura 10 minutos. En estas si que se le agradece la variedad de personajes y atributos no es enorme, pero sí suficiente y como se combinan pues tienes múltiples posibilidades.

Entrando en materia Dungeon Drop es un juego de Visión espacial, en el que tendremos que ver como es la situación de la mazmorra para poder ganar a esto, las habilidades ayudan pero si eres como yo, que me cuesta ver el dibujo ahí que te quedas. 

Creo firmemente que es un juego más para 2 que para un número mayor de jugadores, cuantos más jugadores hay en la partida más se vacía la mazmorra en primeras rondas, por mucho que se vayan añadiendo nuevos cubos no son suficientes para parar el expolio. Pero a 2 o como mucho 3 la pelea dura hasta el final y se nota más el uso de las habilidades.

Por ir terminando y teniendo en cuenta el tipo de juego que es nos hubiera gustado más habilidades de flicking que le encajan mejor y le otorgan un punto divertido al juego.

Para ir terminando, estamos ante un curioso juego de visión espacial que tiene una original puesta en escena, te sorprenderá por muchos de sus aspectos más destacados siempre que no vayas buscando un juego experimentado.

 

Valoración Subjetiva

Dungeon Drop juego de mesa
DUNGEON DROP
CONCLUSIÓN FINAL
Dungeon Drop es un original concepto de juego en el que nuestra visión espacial jugará un papel fundamental. Un título hecho para jugar en familia y con los más peques que se abstrae de su temática pero que se recupera bien a través de las ilustraciones.
MECÁNICAS
70
ESCALABILIDAD
55
ESTÉTICA Y COMPONENTES
73
REJUGABILIDAD
75
Nota de lectores0 Votos
0
PROS
Su originalidad, no tendrás nada igual en tu colección.
Las múltiples combinaciones entre héroes y atributos.
Su estética desenfadada le va como anillo al dedo para el público al que va dirigido.
CONTRAS
El Tamaño de los cubos, algo más grandes hubiera sido bastante mejor.
Su escalabilidad, tendría que haber mayor cantidad de cubos iniciales a mayor rango de jugadores.
68

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!