Alma Mater nos traslada hasta el Siglo XV, época en la que nos pondremos en la piel de reputados Directores de Universidad, en este juego de Eggertspiele.

Alma Mater, el futuro de los jóvenes está en tus manos

Alma Mater juego de mesa

Ficha

Alma Mater

  • Editorial: Eggertspiele
  • Autor: Acchittocca, Flaminia Brasini, Virginio Gigli, Stefano Luperto, Antonio Tinto
  • Ilustrador: Chris Quilliams
  • 2-4 jugadores
  • 90-150 minutos de duración

¿De qué va?

Alma Mater es un juego de corte eurogame diseñado por el estudio Acchittocca y que en esta ocasión se traslada de la gestión de trabajadados a la colocación de trabajadores y gestión de cartas.

Alma Mater se juega a  lo largo de 6 rondas en cada una de las cuales los jugadores irán alternando acciones hasta que todos los jugadores hayan pasado. En ese momento se produce la fase de mantenimiento donde reactivaremos zonas, recuperaremos trabajadores, reactivaremos cartas y cobraremos algunos beneficios.

En nuestro turno, podremos realizar una acción colocando uno o varios trabajadores o podremos activar una de nuestras cartas.

Las acciones presentes en el tablero nos permitirán:

Coger dinero en función del número de trabajadores que utilicemos.
Comprar libros a otros jugadores o comprar libros amarillos.
Subir en el track de tecnología (track que nos dará beneficios cuando alcancemos ciertos tramos).
Comprar libros a la banca.
Ganar puntos de victoria a cambio de dinero.
Adquirir personajes que nos llevaremos a nuestro tablero individual (estos personajes nos podrán dar acciones exclusivas, beneficios pasivos o puntos de victoria).
Comprar cartas que nos servirán como acciones que no necesitarán trabajadores para ejecutarlas.

Además, hay 3 tipos de objetivos que si los logramos podremos reclamar sus beneficios y las habilidades pasivas de los personajes asociados.

Esta sería la base de un juego, que utiliza solo dos tipos de recursos (aunque los libros sean de varios colores) y un número de acciones muy contenidas que harán que la partida siempre vaya ajustada.

Alma Mater juego de mesa

Estética y componentes

Alma Mater vuelve a ser un recurrente en cuanto a su aspecto físico y componentes. El juego recuerda en su aspecto visual a Coimbra, su predecesor en la línea de Eggertspiele.

Un aspecto muy colorido, con una calidad de componentes bastante alta y un inserto maravilloso en el que todo encaja a la perfección.

Tras Coimbra, este Alma Mater vuelve a enamorarnos en cuanto al cuidado de su imagen y componentes.

Escalabilidad

Alma Mater es un juego que bajo nuestra impresión, solo debería jugarse a 3 o 4 jugadores. El juego utiliza un bot en las partidas a 2 jugadores, para crear algo más de competencia en el tablero, siendo este un verdadero horror de manejar y de mantenimiento.

Sin duda, Alma Mater por su concepto de colocación de trabajadores y por lo mal ejecutado que está el funcionamiento a 2 jugadores, es un juego de partidas a 3 jugadores o a 4 donde por la competencia en las acciones, es como creemos que mejor funciona.

Lo mejor y lo peor

Pros

  • La interacción que proporciona el juego con el sistema de compra a los demás jugadores.
  • La versatilidad y profundidad con solo 2 recursos en juego.

Contras

  • A 2 jugadores no funciona, utiliza un bot bastante molesto de llevar.
  • La preparación del juego es algo tediosa porque utiliza diferentes tipos de cartas y losetas que debemos distribuir en función del número de jugadores.

Contexto

Alma Mater es un juego de corte eurogame tipo medio, muy en la línea de lo que viene siendo cualquier juego de la escuela italiana.

Dentro de este tipo de juegos encontramos cosas como Marco Polo, Tzolkin, Lorenzo el Magnifico, Coimbra y es en ese rango donde se movería este Alma Mater que sin duda no llega la dificultad de Barrage, por ejemplo.

Alma Mater juego de mesa

Conclusión

La escuela italiana y más concretamente los chicos del Estudio Acchittocca dejan de lado sus tradicionales juegos de dados para apostar por una mecánica que no siendo original, si es algo que estos diseñadores no están acostumbrados a usar.

Lo que si vemos reforzado en Alma Mater, es el uso de las cartas que cada vez va cogiendo más peso en sus juegos.

Alma Mater es un juego de colocación de trabajadores y gestión de cartas, que utiliza un sistema de colocación de trabajadores al alza para ejecutar las acciones. Cada acción que requiere trabajadores (a excepción de dos acciones concretas), requerirá siempre un trabajador más de los que haya puesto nuestro antecesor en la acción y además, no podremos repetir acciones en ninguna de las 6 rondas del juego (salvo excepciones por el uso de habilidades o cartas).

Alma Mater es un juego puro de la escuela italiana, donde desde la primera partida ya vemos que nunca vamos a llegar a todo lo que queremos. Sus diferentes caminos hacia la victoria, siempre están plagados de escollos y dificultades en las que nos faltan cosas y eso que el juego solo utiliza dos tipos de recursos, los libros y el dinero.

Una de las gratas sorpresas de este Alma Mater es los dos tipos de interacción que nos vamos a encontrar, la primera de ellas por la siempre puñetera colocación de trabajadores y su bloqueo de las acciones, aquí no las bloqueamos pero aumentamos su coste de trabajadores que son bastante escasos. 

La otra, es que para llegar a conseguir libros del color de otros jugadores, casi siempre será más interesante comprarselos, a nivel económico nos saldrá más barato y pueden darnos puntos de victoria, pero en contra le pagamos dinero a nuestros rivales… difícil decisión.

El juego divide el tablero en 3 tipos de localizaciones bien definidas: acciones para ganar recursos de manera inmediata, acciones para conseguir potenciadores y acciones para conseguir bonificadores que nos den puntos de victoria.

Dentro de los potenciadores el uso de las cartas se torna fundamental, ya que al haber tan pocos trabajadores, tener una carta que nos permita ejecutar acciones adicionales pagando libros, es un bien muy preciado que requiere de esfuerzos bastante grandes, pero que es necesario para poder tener alguna opción.

Si tengo que ponerle un pero y es importante, es que en un juego de interacción entre jugadores y necesaria competencia, la manera que tiene de compensar esto en partidas a 2 jugadores, es utilizar un bot que es bastante incordio de manejar y que hace que el desarrollo del juego pierda su fluidez.

Esto y el setup inicial que es algo largo, son las dos pegas de un juego que tiene muchas virtudes para seguir la línea de buenos juegos de la escuela italiana, pero sin usar dados en esta ocasión.

En definitiva, Alma Mater no se parece en nada a Coimbra como algunos querían pensar, pero si es un juego con muchas virtudes que le hacen mantener un muy buen nivel con respecto a lo que nos dio Coimbra. Vas ajustado, no llegas a todo y hay una interacción interesante en el tablero, que sin ser agresiva, funciona muy bien.

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

2 Comentarios

  1. Hola David.
    Excelente reseña como siempre. ¿Hay alguna información sobre la salida del juego en español?¿Es muy dependiente del idioma?
    Muchas gracias y un saludo.

    David Manzanedo.

    • Hola Tocayo,
      En teoría esto es de Asmodee y es prácticamente seguro que lo sacaran, pero no han dado ninguna información. En cuanto al idioma, es totalmente independiente, solo manual.

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!