London es el “nuevo” título de Maldito Games, que supone la segunda edición de uno de los grandes clásicos de Martin Wallace.

London, reconstruyendo Londres

London juego de mesa

Ficha

London

  • Editorial: Maldito Games
  • Autor: Martin Wallace
  • Ilustrador: Mike Atkinson, Natalia Borek, Przemysław Sobiecki
  • 2-4 jugadores
  • 60-90 minutos de duración

¿De qué va?

London nos traslada al Londres de 1666, un devastador incendio a destruido la ciudad y deberemos reconstruirla a partir de sus propias cenizas.

London es un juego basado principalmente en la mecánica de cartas, a lo largo de la partida iremos realizando diferentes acciones que nos sirvan para nuestras construcciones y creaciones, pero mucho cuidado, deberemos cuidar mucho nuestro índice de pobreza.

En London, los jugadores irán realizando una acción por turno, de 4 posibles:

  • Bajar cartas de nuestra mano y construirlas en nuestra zona de juego.
  • Comprar una carta especial de barrio y llevárnosla a nuestra zona de juego.
  • Robar 3 cartas del mazo.
  • Activar las cartas que hayamos bajado.

Al final de cada turno comprobaremos nuestro limite de mano y continuará el siguiente jugador.

Así se irán realizando rondas, hasta que se acabe el mazo de cartas y se produzca el final de partida.

La idea principal de London es ir consiguiendo una gestión y uso de las cartas que nos otorgue los máximos puntos posibles, pero en el caso de este juego, hay un recurso negativo, que es la pobreza. Este nos dará al final de la partida, una serie de puntos negativos en función de cuantos tengamos.

El recurso de la pobreza siempre está presente en el juego, por lo que su gestión y los riesgos que asumamos con el, marcaran nuestra puntuación final.

London juego de mesa

Estética y componentes

La edición que nos trae Maldito Games, contiene un nuevo y renovado diseño llevado a cargo por Osprey Games.

Desde el diseño de la caja en formato libro, hasta la calidad e ilustraciones de las cartas, todo en London está a una altura maravillosa.

Además, esta segunda edición contiene un tablero que hace mucho más cómodo el desarrollo de la partida.

Sin duda, esta edición de London es una auténtica joya de la producción.

Escalabilidad

London es un juego de cartas ágil y rápido, aunque con una pequeña dosis de AP, en la decisión de que cartas usar.

Aun así, las partidas no llevan a una gran duración, por lo que, no es algo que sea determinante.

Uno de los factores que más nos gusta de London, es su velocidad dentro de un juego con mucho que pensar. Es por esto que posiblemente, nuestro numero preferido sea a 3 jugadores, aunque funciona muy bien al resto de números.

London juego de mesa

Lo mejor y lo peor

Pros

  • Su gran producción, un auténtico lujo.
  • La gestión de la pobreza, una idea original e interesante.

Contras

  • El azar de la toma de cartas y mercado.
  • Un desarrollo ligeramente dirigido.

Contexto

Aunque London no es un juego excesivamente complicado, si requiere de una gestión lo suficientemente importante como para que se le haga bola a los jugadores menos habituales.

Un título que encaja más dentro de los jugadores con una buena cantidad de partidas a sus espaldas y que gusten de juegos con cierto tipo de gestión.

Conclusión

Casi es vox populi que Martin Wallace tiene dos tipos de juego, los que realiza por gusto propio y los que realiza por encargo.

Cuando pasa lo primero, la mano del diseñador se nota, sobretodo porque el juego nace de una temática que le atrae trasladándolo a la mesa de manera genial.

London podría catalogarse como un juego con cierto parecido a Terraforming Mars, Race for the Galaxy y otros juegos del género. Juegos en los que la idea es crear un motor de cartas que nos de suficiente autonomía y progresión como para luchar de tú a tú contra nuestros rivales, pero una de las diferencias que ya presenta este London es que las cartas son de un único uso.

El juego se presenta con dos factores diferenciales que representan la parte más atractiva, por un lado el uso de las cartas como pago y como construcción, lo que hace que tengamos que tomar decisiones constantes entre qué cartas quedarnos y que cartas utilizar como pago; por otro lado, la gestión de la pobreza, una especie de recurso negativo, que usaremos constantemente y que deberemos vigilar si no queremos que represente una losa infranqueable.

Para ir finalizando, London es una de esos buenos diseños del autor Martin Wallace que gustará y mucho, a los amantes de los juegos donde la gestión de las cartas y los combos (aunque London no tiene muchos), representen una parte importante del juego.

Como único elemento negativo, podría estar el azar siempre presente en este tipo de juegos y el ligero encorsetamiento en cuanto a los caminos a seguir. Si bien es cierto, que esto último no se nota apenas, debido a la corta duración de las partidas y a que normalmente estaremos más atentos a la gestión de la pobreza.

 

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!