Vagrantsong juego de mesa

Vagrantsong, previa del juego de Wyrd Games que lidera el Hotness de la BGG

Vagrantsong es la propuesta de Wyrd Games que se encuadra dentro de un juego de aventuras con un peculiar arte y narratividad, un título que sorprende y del que os contamos todo lo que sabemos.

Vagrantsong, salva las almas 

Vagrantsong juego de mesa

 

Ficha

Vagrantsong

  • Diseño Matt Carter, Justin Gibbs, Kyle Rowan
  • Ilustración Nguyen Mai Diem
  • 2-4 jugadores
  • 45-120 minutos
  • Wyrd Games

Introducción

En Vagrantsong nos ponemos en la piel de Vagabundos atraídos hasta un tren fantasmal por un ser de apariencia extraña. A bordo descubriréis a otros personajes que se encuentran en una situación similar a la tuya, pero apenas unos instantes después de subir al tren te das cuenta de que no viajas en un transporte cualquiera ¡Está lleno de las almas de los muertos!

¿De qué va?

Vagrantsong es un juego de campaña en el que controlaremos entre 2 y 4 de los vagabundos posibles que incluye un sistema que permite a los jugadores salir y entrar entre diferentes sesiones o incluso cambiar entre personajes.

La campaña completa dura entre 30 y 35 horas en completarse y se desarrolla en múltiples escenarios diferentes con una gran variedad de experiencias. Aunque la mayor parte de las veces te enfrentarás a un Haint y tratarás de devolverle su humanidad, no siempre es así: algunos escenarios tienen otros tipos de objetivos.

Al final del viaje, deberás entender mejor qué es el tren, quién está detrás de él y por qué estás aquí, pero la victoria final y la liberación del tren está únicamente en manos de los jugadores.

Los Vagabundos

Los Vagabundos son una serie de personajes de carácter asimétrico representados por diferentes stats:

– Humanidad (Vida)

– Capacidad de movimiento

– Capacidad de búsqueda

– Ataque

– Investigar

– Curación

Además, cada vagabundo tendrá 3 habilidades únicas, una de ellas pasiva.

Vagrantsong juego de mesa

Sistema de enemigos

Vagrantsong utiliza un sistema de equilibrio para hacer que el juego escale bien y es que después del turno de cada jugador, habrá un turno de enemigos. Por otro lado, la humanidad (vida) de cada Vagabundo varía dependiendo del número de jugadores en partida.

Como apunte personal, este sistema de turno entre jugadores puede hacer que el entreturno general se alargue demasiado pero habrá que ver si en partida esto se resuelve demasiado rápido. Aun así, de primeras parece que la experiencia de juego va a ser mejor en partidas a 2 jugadores que al número máximo de 4.

El manejo de los enemigos es a través de un sistema de cartas de evento que resolverá cada jugador tras su turno y que indicara que hace el Haint (enemigo) y que sucede alrededor de la partida.

A esto se suma una serie de eventos especiales que van acumulando fichas y cuando se rellenen se resuelven con todos los golpes y castigos hacia los jugadores.

Una de las partes más interesantes de este sistema es el control que los jugadores tienen sobre la IA de los Haint. Por ejemplo, si te quedas con todos los recursos de un tipo del escenario sabes que el Haint nunca activará un evento que requiera dichos recursos.

Además de todo esto, algunos Haints también tienen «estados de ánimo» determinados por una moneda de cara feliz; cara triste. Cuando se tiene que tirar la moneda al aire, su comportamiento cambia; a veces de forma drástica, y esto puede cambiar mucho la composición del combate.

Aspectos generales

Vagrantsong se introduce dentro de un nuevo género que está funcionando muy bien lejos de nuestras fronteras y que no tardará en llegar aquí. Ese toque narrativo mezclado con una estética de dibujos clásico hacen de estos juegos una mezcla interesante.

Vagrantsong pretende ser un juego de fácil entrada en el que viviremos esa secuencia de videojuegos que es el Boss Battling y que aquí se alimenta de la mecánica de fichas para la consecución de eventos. Esta mecánica tiene una gran ventaja que habrá que ver cómo funciona y es que permite a los jugadores controlar el flujo de lo que puede suceder y a su vez mete presión a los jugadores al ver cómo se van añadiendo fichas a los eventos.

El juego es de reglas sencillas y en espíritu va dirigido al público familiar pero su narrativa e ilustraciones tienen ese toque de gore fantasmagórico que puede resultar gracioso pero que según qué públicos puede echar para atrás.

Por último decir que el juego se presenta como una campaña de 30 horas que al finalizar podremos repetir, pero no hay tanto flujo de escenarios ni hay la posibilidad de generar escenarios sueltos.

Si quieres ver más previas de juegos de mesa, échale un ojo a nuestra sección