Tuareg juego de mesa

Tuareg, reseña by David

Tuareg vuelve a las mesas con esta nueva impresión de una de las joyas de Kosmos para 2 jugadores. En nuestra tierra Devir Iberia ha sido la encargada de su llegada.

Tuareg, comerciantes del desierto

Tuareg juego de mesa

Ficha

Tuareg

  • Diseño Andreas Steiger
  • Ilustración Taira Akitsu, Franz Vohwinkel
  • Devir Iberia
  • 2 Jugadores
  • 60 Minutos
  • +12 años

¿De qué va?

En Tuareg nos pondremos en la piel de dos jefes rivales que tratarán de sacar los mejores tratos mediante el comercio de dátiles, pimienta y sal.

Tuareg se mueve bajo un original sistema de colocación de trabajadores que realizaremos en una cuadrícula de 5×5. Cada jugador dispondrá de 3 trabajadores y dos peones, cada uno de los trabajadores se irá colocando en el tablero de manera alterna, siempre teniendo en cuenta ciertas limitaciones:

Solo se pueden colocar en el borde del tablero.
Nunca se pueden colocar en el mismo espacio del marcador de ronda.
Nunca se pueden colocar enfrente de un trabajador rival.
No se pueden colocar en las casillas de las esquinas.

Estos trabajadores al ser colocados nos servirán para crear líneas imaginarias en el tablero de tal manera que la carta donde coincida la línea de dos nuestros trabajadores es donde colocaremos el peón y he aquí una de las gracias del juego, ya que si no estamos atentos, puede ser que no podamos colocar nuestros dos peones.

Cuando han sido colocados los trabajadores y los peones, el jugador inicial realizará todas las acciones de las cartas sobre las que se ha colocado siguiendo el orden que él prefiera.

Nos vamos a encontrar 3 tipos de cartas en el juego:

Cartas de mercancía que nos indican que recursos o monedas recolectamos.
Cartas de localización, estas cartas podremos comprarlas pagando los recursos necesarios y colocándolas en nuestra zona de juego.
Las cartas de los bordes, aquí tendremos cartas de diferentes tipos que nos propondrán recolectar recursos, realizar diferentes acciones incluyendo acciones de mercadeo.

cada carta del centro que de localización que retiremos o de mercancía que utilicemos se sustituye por una carta del otro tipo.

Hay que tener en cuenta que las cartas de localización que vayamos consiguiendo tenemos que ponerlas en nuestra zona de juego, de tal manera que cada carta nueva debe ser colocada adyacente al menos a otra carta y respetando que como máximo formemos una cuadrícula de 3 de alto por 4 de largo.

Con esta simple mecánica iremos jugando a lo largo de las diferentes rondas hasta que el marcador de ronda llegue a la casilla final o hasta que un jugador rellene completamente su zona de juego con una cuadrícula de cartas de 3×4, en ese momento se acaba la partida y se puntúa.

Estética y componentes

Aunque Tuareg ha tenido una revisión de ilustraciones no esperéis grandes cambios a nivel componentes, ni a nivel visual. Si he de decir que la primera versión de Tuareg era bastante horrible casi odiosa donde el dibujo de la figura de la portada era de los que te persigue por las noches.

Ahora la cosa en este sentido ha cambiado bastante, tenemos una portada muy llamativa con esa mirada tan bien ilustrada, pero ya.


La Cueva Roja


No esperéis grandes alardes, Tuareg reúne una calidad de componentes bastante normal y a nivel ilustraciones aunque ha mejorado en un 1000% sigue siendo un juego que se nota clásico, no tanto en su portada como en sus componentes interiores e ilustraciones.

A nivel jugable es cómodo y tiene el detalle de que las cartas de la zona exterior están a doble cara con un lado para la representación iconográfica de las acciones y la otra con el texto directo donde te explican la carta.

Tuareg juego de mesa

Conclusiones

A fechas de esta reseña Tuareg está volviendo a las tiendas en una reimpresión bastante esperada. Estamos ante un diseño dentro de la línea de Kosmos de caja pequeña que es uno de los títulos más representativos y con mejores críticas.

Ahora volvemos a tener opción de disfrutar de él, gracias a la reimpresión de Devir Iberia.

Tuareg es un juego para dos jugadores que de primeras engaña bastante, su apariencia de caja pequeña y pocos componentes te hacen presagiar un juego relativamente sencillo y de duración contenida. Aunque en cuanto a reglas no andamos muy alejados, a la hora de disfrutarlo en mesa vemos que debajo esconde bastante más.

La mecánica de intersecciones de Tuareg es uno de sus grandes atractivos, un juego que da un giro a la colocación de trabajadores añadiendo bloqueos en otras casillas del tablero y delimitando nuestros propios movimientos si queremos sacarle partido a los marcadores.

El giro de Tuareg es el gran responsable de su éxito y es que con una regla tan sencilla aportamos una gran profundidad al juego. Pensemos que por ronda, podremos disfrutar de 5 acciones y que si no medimos bien nuestros movimientos o si el rival anda avispado perderemos acciones, pudiendo quedarnos incluso con 3.

En cada ronda tendremos 12 localizaciones posibles para un total de 6 trabajadores entre los dos jugadores. Si a eso le añadimos la restricción de que no puedes colocar un trabajador enfrente del de un rival, ni donde está el marcador de ronda y que si lo colocamos enfrente de uno nuestro perderemos la opción de colocar uno de los marcadores ¡Imaginaros la sangría!

Esto es la esencia que a posterior es un juego de desarrollo sencillo, una recolección de recursos normal que intercambiaremos por localizaciones o por puntos, pero que tiene todo lo necesario para que se convierta en un toma y daca constante.

Tuareg juego de mesa

Este bloqueo de acciones tiene su incidencia muy directamente en qué localizaciones logramos alcanzar, conseguir los recursos en cierta manera no es lo más difícil, pero si la lucha por las localizaciones donde hay mucho en juego.

Estas localizaciones dan puntos, habilidades y si gestionamos bien como colocarlas en nuestra zona tendremos una bonificación adicional de puntos.

Sería interesante que el juego escondiera algo más tras la transformación de los recursos, lo que vamos a hacer durante toda la partida es conseguir recursos para entregarlos. No obstante, la propia mecánica del juego ya tira lo suficiente como para que no le demandes mucho más.

Pena que Kosmos no le de un lavado de cara y sobre todo una actualización de las ilustraciones, algo que cada vez vemos con más asiduidad.

En definitiva, Tuareg es uno de los títulos de la serie de Kosmos de caja pequeña que mejor funcionan. El giro de tuerca que le da a la mecánica de colocación de trabajadores le añade un punto de mala baba bastante fino. Un duelo realmente interesante en el que puedes buscar tus acciones más efectivas a la vez que intercedes en los planes de tu rival.

Valoración Subjetiva

Excelente

Tuareg juego de mesa
TUAREG
CONCLUSIÓN FINAL
En definitiva, Tuareg es uno de los títulos de la serie de Kosmos de caja pequeña que mejor funcionan. El giro de tuerca que le da a la mecánica de colocación de trabajadores le añade un punto de mala baba bastante fino. Un duelo realmente interesante en el que puedes buscar tus acciones más efectivas a la vez que intercedes en los planes de tu rival.
MECÁNICAS
80
ESTÉTICA Y COMPONENTES
65
REJUGABILIDAD
85
Nota de lectores2 Votos
88
PROS
Un original giro de la mecánica de colocación de trabajadores
El bloqueo sibilino que se produce con las acciones
La doble puntuación posible de las cartas de localización
CONTRAS
Aunque se ha aprovechado para actualizar el arte, más allá de la portada el resto del juego es bastante clasicote.
Debajo de la mecánica el juego tiene una recolección y entrega de recursos muy básica.
76

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!