Stockpile juego de mesa

Stockpile, reseña by David

Stockpile nos convierte en tiburones del mercado de valores que haremos lo que haga falta por amasar fortuna, un juego de Arrakis Games que no tiene piedad con nadie.

Stockpile, un mercado de grandes depredadores

Stockpile juego de mesa

Las fotos de esta reseña son cedidas por Doctor Meeple, web de referencia en el mundo lúdico que os animamos a visitar

Stockpile

  • Editorial: Arrakis Games
  • Autor: Brett Sobol, Seth Van Orden
  • Ilustrador: Jacqui Davis, Ian O’Toole
  • 2-5 jugadores
  • 45 minutos de duración

¿De qué va?

Stockpile es un juego basado en el mercado de valores donde los jugadores deberán gestionar su cartera de acciones sacándole el mayor rendimiento posible.

La fluctuación del mercado y la información de la que dispondrán los jugadores formarán el eje fundamental de un juego donde mentiremos como bellacos.

Cada partida se juega a lo largo de un número de rondas que viene determinado por el número de jugadores presentes en la partida.

Estas rondas seguirán siempre la misma secuencia.

Al inicio de la ronda cada uno de los jugadores recibirá una información sobre una de las 6 compañías presentes en la partida. Esta información nos puede decir que las acciones de la compañía subirán, bajarán o generarán beneficios, muy importante esta información es oculta. Además siempre habrá una información que será visible para todos los jugadores y puede que haya alguna información (depende del número de jugadores) que sea oculta para todos.

Luego habrá una fase de oferta donde se establecerán tantos mazos de puja como jugadores haya en la partida. Estos mazos siempre tendrán una carta visible sacada al azar y posteriormente cada uno de los jugadores roban 2 cartas de las cuales colocará una boca arriba en el mazo que quiera y otra boca abajo en el mazo que quiera, como veis esto puede dejar mazos totalmente asimétricos.

Posteriormente los jugadores comenzarán una subasta donde iremos pujando dinero por uno de los mazos, si en algún momento nos superan deberemos repujar o trasladarnos a otro mazo. Cuando todos los jugadores estén solos en un mazo, cada uno se lleva el suyo y paga lo que haya pujado.

Stockpile juego de mesa

Estos mazos pueden contener acciones de las compañías, pagos que tengamos que hacer a la banca o interacciones que podemos hacer sobre la compañía que elijamos.

Una vez hecho todos los jugadores pueden decidir vender las acciones que quieran al precio que marca el mercado.

Cuando todas las ventas se hayan hecho es el momento de revelar las cartas de información recibidas al principio de la ronda y efectuar las acciones que vienen indicadas en dichas cartas.

En este momento es posible que suceda que el marcador de una compañía llegue al máximo o al mínimo, si esto sucede se va a liar, os contamos cómo.

  • Si el marcador de una compañía llega a 0 todos los jugadores que tengan acciones de esa compañía deberán descartarlas sin ganar ni un duro, luego la compañía vuelve a valor 5.
  • Si el marcador de una compañía llega al valor máximo, todos los jugadores que tengan acciones de esa compañía las ponen en el marcador de x2, esto quiere decir que todas esas acciones ahora valen por dos acciones. Posteriormente volvemos a poner el marcador de la compañía en 5.

Con esta secuencia iremos jugando cada una de las rondas y al final de la última ronda  se repartirá un bono por las mayorías en cada una de las compañías y se venderán todas las acciones al valor que estén en ese momento.

El jugador con más dinero, será el ganador.

Es importante decir, que la explicación que hemos dado es del juego base. Esta edición de Stockpile contiene un montón de expansiones de las que hablaremos cuando hayamos jugado las suficientes partidas.

Stockpile juego de mesa

Escalabilidad

Stockpile es un juego de competición en el mercado de valores donde los jugadores influyen sobre lo que sucede en cada una de las compañías. El hecho de que en cada una de las rondas cada jugador tenga cierta información oculta y que podamos comprar en las pujas elementos que influyan en el mercado, hace que el juego siempre mejore cuantos más jugadores haya en la partida.

Stockpile es un juego con poco control y en el que la diversión se basa en este pequeño caos, mientras ejercemos nuestra influencia para intentar controlar lo que pasa.

Esto hace que su mejor número sea a 5 jugadores, donde además toda la información oculta que va a suceder en la partida está repartida entre los jugadores y no deja nada de uso común.


La Cueva Roja


Estética y componentes

Aunque esta nueva edición épica ha retocado cosas de la estética de Stockpile, no es que estemos para tirar cohetes. A nosotros nos parece que podría haber subido mal el nivel y realmente es un juego muy espartano y que aunque cumple su misión es bastante simplón.

Por otro lado a nivel componentes, hay que agradecerle a Arrakis Games que haya traído esta caja que incluye todo el contenido publicado del juego, con todas sus expansiones a un precio muy muy contenido.

Contexto

La temática de Stockpile puede dar a entender que tenemos ante nosotros un juego desafiante, duro de reglas y con muchos recovecos en el que tendremos que estrujarnos el cerebro… vale pues nada más lejos de la realidad.

Stockpile (en sus reglas básicas)es un juego muy sencillo que juega con dos elementos fundamentales: el faroleo y la economía.

Este tipo de elementos hacen que saquemos rápidamente a los niños de la ecuación, pero a partir de los 12 años aproximadamente, tenemos un juego muy ágil, rápido y puñetero que podremos jugar tanto con un público más familiar como con jugadores más experimentados.

Stockpile juego de mesa

Conclusión

Stockpile se lanza al mercado en una caja que contiene el juego base y todas sus expansiones. En esta reseña os vamos a hablar del juego base y las sensaciones que nos ha producido.

Intentaremos hablar más adelante de lo que aportan las expansiones que vienen en la caja, pero para ello, necesitamos haberle dado un número de partidas importante.

Stockpile puede parecer de antemano un juego durete y de reglas profundas donde el control y el manejo del mercado nos freirán el cerebro. Este prejuicio se empieza a desvanecer en cuanto vemos las ilustraciones de la caja que ya nos van diciendo que lo que hay ahí dentro, es un juego del mercado de valores sí, pero de duro tiene más bien poco y su intención va más por ser un juego divertido, que provoque piques y en el que la picaresca y el faroleo reinen.

Sabiendo esto, partamos de un juego de información oculta en el que los jugadores querrán sacar el mayor beneficio posible a través de sus inversiones en las diferentes compañías.

Esto nos va dejando una serie de situaciones, bastante tensas durante la partida. De estas en las que sabemos parte de la información que hay en la mesa, pero en la que queremos hacer nuestros sucios negocios sin que los demás se den cuenta de lo que sabemos.

Estas situaciones de las que hablábamos tienen 3 momentos culminantes: 

  • Al principio de cada ronda, cuando recibimos la información de algo que va a suceder con alguna compañía, información privilegiada que deberemos saber manejar pero que ojo, resulta que todos los demás tienen también alguna información, así que, el juego de engaños y faroleo está servido.

 

  • La segunda situación es cuando colocamos las cartas sobre las diferentes pujas y empieza la subasta que tiene cierta información disponible, pero que vuelve a tener información oculta, con lo que podemos saber “en parte” por lo que estamos pujando”.
  • Por último y no menos importante, es lo que iremos haciendo con las acciones que hayamos ganado en las pujas, que nos permitirán desde hacer que una compañía se dispare, hasta que entre en la más mísera quiebra.

Este cóctel de sensaciones y situaciones hacen de las partidas de Stockpile una montaña rusa de posibilidades en las que va a haber muchísimo caos y si esto no nos gusta, lo vamos a sufrir, pero en las que el juego vuela por la tensión constante de lo que va sucediendo en la partida.

VALORACIÓN SUBJETIVA

Excelente juego

Stockpile juego de mesa
STOCKPILE
CONCLUSIÓN FINAL
En definitiva, Stockpile se alimenta de nuestro corazón y de las múltiples posibilidades que hay en cada ronda. Un juego donde mentiremos vilmente con tal de conseguir el mayor beneficio posible. Cada ronda se vive en constante tensión provocada por una valiosa información oculta y por las posibles incidencias de los jugadores sobre las compañías. Si quieres un juego muy rápido de partidas que te tenga en vilo toda la partida, aquí está Stockpile.
MECÁNICAS
87
ESCALABILIDAD
75
ESTÉTICA Y COMPONENTES
70
REJUGABILIDAD
88
Nota de lectores0 Votos
0
PROS
Juego que alimenta la tensión y la sorpresa constante. La información oculta es determinante en casi todas las rondas, pero lo que haga cada jugador puede darte pistas sobre lo que ha visto.
La colección de telas, lejos de ser un simple set collection mete un punto adicional.
CONTRAS
Poco control sobre lo que sucede en el tablero, aunque para nosotros esa es la magia del juego, habrá quien esto le eche para atrás.
El sistema de equilibrios para partidas a menos de 5 jugadores deja la información demasiado en el aire.
80
COMPRALO EN

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!

Más artículos
Coyote juego de mesa
Coyote, reseña by David