Notre Dame nos presenta un título en el que tendremos que estar vigilando constantemente a nuestros enemigos. Un título de Maldito Games que escala de maravilla. 

Notre Dame, cuidado con la peste que asola la ciudad

Notre Dame juego de mesa

Ficha

Notre Dame

  • Editorial: Maldito Games
  • Autor: Stefan Feld
  • Ilustrador: Harald Lieske
  • 2-5 jugadores
  • 45-75 minutos de duración

¿De qué va?

En Notre Dame deberemos movernos por los diferentes distritos de la ciudad de París, comerciando y negociando mientras sobrevivimos a los estertores de una dura plaga.

La idea fundamental del juego es relativamente sencilla. Cada jugador cuenta con su propio mazo de cartas y dentro del tablero de juego tiene su propia zona de juego.

Notre Dame se juega a lo largo de 9 rondas divididas en 3 eras. Cada ronda de juego se divide en varias fases.

Una fase de draft de cartas, en la que robaremos 3 cartas de nuestro mazo y a partir de ahí, se hace un draft de cartas hasta quedarnos con 3 cartas. De las cartas, jugaremos solo 2 y la tercera la descartaremos. Para hacer dichas acciones utilizaremos unos cubos y en alguna ocasión un peón, de los cuales empezamos con 4 y deberemos conseguir los demás.

Las acciones que podemos hacer nos permitirán conseguir más cubos, conseguir dinero, contrarrestar la peste, ganar puntos de victoria y otras acciones que combinan entre sí.

Cuando hayamos hecho las acciones, podremos ejecutar pagando una moneda, una carta de una zona de tres cartas. Estas cartas son comunes y normalmente tienen acciones más potentes que las nuestras.

Al final de cada ronda, si no conseguimos compensar la peste, sufriremos penalizaciones.

Así, jugaremos hasta nueve rondas y al final de la partida, el jugador con más puntos de victoria ganará la partida.

Notre Dame juego de mesa

Estética y componentes

Lo de Alea en este sentido, ya va siendo para que se lo miren. El arte ha tenido un cambio gracias a la mano que le ha metido Maldito Games, y que por cierto le ha venido muy bien.

En cambio, los componentes siguen con la línea de Alea y eso significa troquel muy fino y cartas de relativa baja calidad.

Una pena, porque la línea de Alea con Maldito Games está dejando juegos de mucha calidad.

Escalabilidad

Notre Dame es un juego principalmente de draft de cartas y además su draft es de solo 3 cartas, esto reduce bastante la duración del juego.

La gran ventaja de esto, es que se encuadra en un grupo donde las partidas a 5 jugadores son de una duración bastante contenida para las sensaciones de juego.

Por otro lado, salvo el draft y las acciones del carruaje, hay poca interacción entre jugadores y la que hay tampoco es muy importante, por lo que su número ideal de jugadores, se encuadra de 3 a 5 con sensaciones muy similares.

Notre Dame juego de mesa

Lo mejor y lo peor

Pros

  • La presión constante que mete la peste, hace que los jugadores tengan que medir sus movimientos. Nos recuerda un poco a las penurias de En el año del Dragón.
  • Al ser un juego de draft y corto (3 cartas), su velocidad de juego hace que escale de maravilla a cualquier número de jugadores.

Contras

  • El draft de cartas, al ser tan corto, puede sacar a un jugador de la partida.
  • Los componentes, en la línea de Alea. Troquel demasiado fino, que no se corresponde con las ediciones actuales. Sabemos que Maldito Games poco puede hacer aquí, pero Alea ya debería actualizarse.

Contexto

Eurogame de corte medio que se acerca bastante a un familiar. Quizás la presión que mete el juego de manera constante con el tema de la peste y el draft de cartas en el que podemos actuar de manera muy puñetera, lo haga menos familiar, pero no por sus reglas, sino por lo que pueden hacer los jugadores en si.

Notre Dame juego de mesa

Conclusión

Siempre que hablamos de Feld, se habla del autor de juegos de las ensaladas de puntos. Pocos títulos de este diseñador se conciben con puntuaciones cortas o con pocas formas de puntuación.

En cambio, cada vez que hablamos del Feld, menos Feld, por tener una puntuación más sencilla y directa, siempre viene a la mente En el año del Dragón y es menos conocido este Notre Dame.

Notre Dame, es un título de los más directos y ligeros del diseñador, que en algunas sensaciones de juegos nos recuerda al comentado En el año del Dragón. 

No son juegos que se parezcan, realmente las mecánicas son muy diferentes pero hay sensaciones que si nos lo recuerdan: La peste con respecto a las crisis de En el año del Dragón, el draft con la selección de losetas y alguna cosa más.

Si nos referimos directamente al juego y sin comparaciones, Notre Dame es un juego de draft ligero, con una interacción indirecta en el uso de las cartas que le da un punto de puteo control, interesante.

El juego no penaliza gravemente, dado que te deja elegir primero de tu propio mazo de cartas, pero si que hace que tu segunda acción dependa exclusivamente de lo que te hagan llegar el resto de los jugadores.

Esto unido al tema de la peste, hace que sea un juego en el que siempre vas justo y con presión detrás. Es cierto que las pérdidas de puntos no son graves, pero al ser un juego de puntuación corta, si que tienes que estar siempre pendiente de minimizar los riesgos.

Además, se encuadra dentro de los juegos para 5 jugadores, que no son fillers y que se pueden sacar perfectamente a la mesa sin que la partida se haga larga ni tediosa. Todo lo contrario, las sensaciones de juego que deja son de toma de decisiones, interacción y un buen funcionamiento.

En su contra, los componentes de Alea, que siguen siendo de una línea que ya debería haber quedado en el siglo pasado. 

En definitiva, Notre Dame es un juego que funciona a un muy buen nivel y que nos sorprende que sea un juego de los menos reconocidos de Feld. 

Una vez jugado, nos deja muy buenas sensaciones que para nosotros lo sitúa entre sus grandes diseños, sobre todo porque no necesita grandes mecanismos y complicaciones para funcionar como un reloj.

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!