Imperial Struggle juego de mesa

Imperial Struggle, reseña by Toni

Imperial Struggle es la propuesta de Devir Iberia en la que reviviremos la gran rivalidad entre los imperios francés y británico, un conflicto de casi 100 años que veremos representado en el tablero.

Imperial Struggle, una rivalidad de casi cien años

Imperial Struggle juego de mesa

Ficha

Imperial Struggle

  • Editorial: Devir, GMT Games
  • Diseño: Jason Matthews y Ananda Gupta
  • Dirección artística: Terry Leeds
  • Adaptación edición española: Antonio Catalán
  • 2 jugadores
  • 150-300 minutos

¿De qué va?

Imperial Struggle trata la rivalidad entre el imperio francés y el británico durante el siglo XVIII desde 1697 hasta 1789. A lo largo de la partida se sucederán varias guerras, la Guerra de Sucesión Española, la Guerra de Sucesión Austriaca, la Guerra de los Siete Años y la Revolución Americana, los jugadores irán utilizando la diplomacia, la economía y su fuerza militar durante los periodos de paz para posicionarse en las reglas y lograr que su bando las gane y sea la potencia más influyente del mundo antes de que llegue el fin del Antiguo Régimen en 1789 y termine la partida.


La Cueva Roja


¿Cómo se juega?

Es difícil explicar en unas pocas líneas explicar cómo se juega, pero voy a daros alguna pista. Ante nosotros tenemos un tablero muy bonito que representa las zonas del mundo en las que se va a desarrollar la partida, Europa, América del Norte, Caribe y África-India. Se asemeja a un tablero punto a punto puesto que tenemos diversas casillas conectadas por líneas, la forma de estos espacios (redondo, hexagonal o cuadrado) nos va a indicar si es una casilla económica, militar o diplomática y el tipo de acción que tendremos que hacer para lograr su conquista.

También se ve el marcador de puntos de victoria y el track de turnos con seis turnos de paz y cuatro guerras: entre los turnos 1 y 2 la Guerra de Sucesión Española, entre el 3 y el 4 la Guerra de Sucesión Austriaca, entre el 4 y el 5 la Guerra de los Siete Años y entre el 5 y el 6 la Guerra de Independencia de los Estados Unidos.

En cada turno de paz vamos a sacar al azar 9 Fichas de Empresa de la reserva de 24 que serán las que vamos a jugar este turno, cada una de ellas indica una acción principal y una secundaria con los puntos de acción asignados a cada una de ellas. Los jugadores por turnos escogen una de estas fichas y la resuelven (realizan las 2 acciones) hasta que cada uno haya realizado 4 rondas de acción y entonces termina el turno.

Imperial Struggle juego de mesa

También disponemos de unas cartas de evento que podemos jugar si la Ficha de Empresa escogida lo permite y de 2 cartas Ministeriales que nos darán alguna ventaja o mejora. Y con todo esto trataremos de colocar nuestra influencia, de dominar los mercados y el comercio y de conquistar las plazas fuertes y controlar los océanos con nuestras flotas para posicionarnos lo mejor posible de cara a la guerra siguiente.

En todo momento los jugadores saben qué producto comercial se va a puntuar al final del turno y cuantos puntos otorga cada una de las zonas así que la lucha no es a ciegas y hay una lucha continua por posicionarse en los lugares clave. En las guerras si hay información oculta puesto que los jugadores asignan sus tropas boca abajo y sólo se revelan al resolver la guerra, aunque sí es público que espacios del tablero nos proporcionan apoyos. Cada guerra está dividida en cuatro teatros de operaciones que se resolverán en orden, calculamos nuestra fuerza en cada uno de ellos teniendo en cuenta lo siguiente: las tropas que tenemos ocultas, los espacios del tablero que controlamos y tienen influencia en la batalla y el apoyo que nos puedan proporcionar nuestras cartas ministeriales.

El jugador con más fuerza habrá ganado y conseguirá recompensas en función de la diferencia con el otro bando. Si un jugador gana una guerra en los 4 teatros por la mayor diferencia posible, habrá ganado la partida, si esto no ha ocurrido continuaremos con el siguiente turno de paz. Aparte de ganar arrasando en la guerra hay otras formas de victoria automática, si el marcador de ùntos retrocede a 0 o llega a 30 en la fase de comprobación de victoria de alguno de los turnos el jugador correspondiente habrá ganado la partida y si un jugador logra vencer en las 4 regiones y en los 3 mercados en un turno también será el vencedor.

Si nada de esto sucede iremos a una puntuación final al terminar el séptimo turno, con un resultado de 16 o más ganará Francia y con 14 o menos ganará Gran Bretaña.

Componentes y diseño

Como siempre que Devir adapta un juego de GMT al español, la producción es impecable. El tablero montado, las cartas, las fichas, las hojas de ayuda y el reglamento son de gran calidad. Se han respetado las ilustraciones y el aspecto gráfico del juego original que creo que es muy bueno y acorde a la época que representa.

La iconografía está muy conseguida y ayuda a que la partida fluya bien sin constantes consultas a las reglas. En esté aspecto sólo queda felicitar a GMT y a Devir por el buen trabajo realizado.

Imperial Struggle juego de mesa

Opinión

No puedo negar que estamos ante un gran juego con una legión de seguidores por todo el mundo como refleja la puntuación de 8,3 en BoardGameGeek que le han dado los más de 2.100 aficionados que han votado por él, pero a mi me ha dejado bastante frío. Creo que lo mejor es probar el juego para crearte tu propio criterio, pero estoy aquí para daros mi opinión.

Jason Matthews y Ananda Gupta se volvieron a reunir para intentar reeditar el pelotazo que fue Twilight Struggle y no lo han conseguido, y creo que ha sido un error el repetir “Struggle” en el título puesto que no puede haber dos juegos más diferentes. Imperial Struggle nos lleva unas tres horas colocando y quitando fichas en el tablero sin prácticamente ningún elemento que introduzca sorpresas o épica en lo que nos están vendiendo que fue una lucha a muerte entre los dos imperios más poderosos de la época y sus aliados.

Estamos gestionando los recursos de cada una de las dos potencias como quien administra una granja o una fábrica, y esto no es que sea malo, es que no es lo que opino que debería ser un juego con esta temática. Las mecánicas funcionan bien, no tiene fallos ni puntos muertos, pero basta con pagar el precio correspondiente en puntos de acción para conquistar un fuerte o atraer a tu bando una nación europea.

Además considero que es largo para lo que ofrece, repetimos lo mismo una y otra vez con la única diferencia de que cada turno cambian los espacios que nos dan puntos de victoria. Las cartas de evento nos dan alguna alegría pero no son lo suficientemente importantes en el juego como para decidir nada. Y hasta aquí mi opinión que es tan válida como la tuya, pruébalo y cuéntame lo que te parece.

Imperial Struggle juego de mesa

Conclusión

Nunca me canso de agradecer a Devir que adapte al español traiga estos juegos, éxitos a nivel internacional que no hacen más que enriquecer la oferta de juegos de mesa en español, aunque esta vez no hayan acertado conmigo. Puedo concluir que Imperial Struggle es un eurogame de dificultad media / alta (por la cantidad de detalles, no por su aplicación) que hará las delicias de cualquier jugador que busque la gestión con poca información oculta y que le atraiga la planificación de acciones siempre con un ojo puesto en lo que pasará en el siguiente turno.

Pero si buscas épica, si quieres un juego de guerra en el que se enfrentan las flotas y los ejércitos de Francia y Gran Bretaña, este no lo es. Para mi gusto le falta tensión por todos los lados, y aunque las condiciones de victoria automática sean difíciles de cumplir, lo normal es que la puntuación final la gane el que parece que va a ganar.

Valoración Subjetiva

Buen juego

Imperial Struggle juego de mesa
IMPERIAL STRUGGLE
CONCLUSIÓN FINAL
Nunca me canso de agradecer a Devir que adapte al español traiga estos juegos, éxitos a nivel internacional que no hacen más que enriquecer la oferta de juegos de mesa en español, aunque esta vez no hayan acertado conmigo. Puedo concluir que Imperial Struggle es un eurogame de dificultad media / alta (por la cantidad de detalles, no por su aplicación) que hará las delicias de cualquier jugador que busque la gestión con poca información oculta y que le atraiga la planificación de acciones siempre con un ojo puesto en lo que pasará en el siguiente turno. Pero si buscas épica, si quieres un juego de guerra en el que se enfrentan las flotas y los ejércitos de Francia y Gran Bretaña, este no lo es. Para mi gusto le falta tensión por todos los lados, y aunque las condiciones de victoria automática sean difíciles de cumplir, lo normal es que la puntuación final la gane el que parece que va a ganar.
MECÁNICAS
60
ESTÉTICA Y COMPONENTES
90
REJUGABILIDAD
60
Nota de lectores3 Votos
75
PROS
Producción impecable.
Las mecánicas funcionan muy bien.
Ha tenido un gran éxito de ventas y de crítica.
CONTRAS
Frío, poca tensión
Largo y repetitivo para lo que propone.
Pierde la comparación con su antecesor, Twilight Struggle.
70

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

  1. Imperial Struggle tiene una rejugabilidad infinita, conseguir los puntos de victoria es totalmente aleatorio, teniendo que improvisar continuamente, por la puntuación de las materias primas y escenarios.
    Con un sistema novedoso donde el motor está en las fichas de empresa, que también son aleatorias, estas se pueden jugar con cartas de evento y a su vez recibir bonificaciones con las cartas ministeriales.
    Todo esto sin hablar de las guerras, que pueden determinar las partida conquistando un territorio o una fortaleza importante.
    Parece difícil pero en un par de turnos se aprende.
    Gran juego que genera una tensión enorme.

  2. Me lo trajeron los Reyes y todavía no lo he estrenado aunque lo estoy deseando. Lo que más me a atraído es el escenario histórico (me pirro por la Historia), la estética y que fuera secuela del Twilight Struggle, pero tras llevar 40 años como «wargamero», para mí, este tipo de juegos no son wargames, aunque esto no obsta para que puedas disfrutar muchísimo con la partida.

  3. Pruébalo y disfruta con él. Pero no te equivoques, no se parece en nada al Twilight Struggle y la experiencia de juego es completamente diferente.

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!