Hasp es un juego de bazas con un sistema interesante de pujas que nos presenta la editorial Agie Games.

Hasp, un juego de bazas con solo 28 cartas

Hasp juego de mesa

Ficha

Hasp

  • Editorial: Agie Games
  • Autor: Dennis Kirps, Christian Kruchten
  • Ilustrador: Joseph Canouil
  • 2-4 jugadores
  • 20-30 minutos de duración

¿De qué va?

Hasp es un tradicional juego de bazas que incorpora algunos elementos originales aunque ya vistos en otros juegos de este tipo.

Para explicar un poco la idea de juego, hablaremos de partidas a 4 jugadores, que creemos que es el rango casi único en el que se debería jugar a Hasp.

La idea de Hasp es que el juego tiene presentes diferentes palos dentro de la baraja y un palo (los adultos) que es triunfo siempre.

Al inicio de cada ronda se reparten 3 cartas por jugador y el que es el jugador inicial, mira las 3 cartas del jugador de su derecha. Con estas 3 cartas, el jugador elegirá cuál va a ser el segundo palo triunfo, que quedará justo por debajo del de adultos pero superará al resto. 

Posteriormente se seguirá repartiendo cartas a los jugadores, hasta repartir 7 cartas.

Con esto, primero estableceremos el número de puntos en juego, siguiendo los siguientes parámetros:

  • Todas las rondas tienen mínimo un punto en juego.
  • Además, siguiendo el orden de turno y durante la primera baza, los jugadores podrán añadir puntos a la ronda:
    • Se puede añadir 1 punto si un jugador tiene el 7 y el 8 de las cartas de adulto.
    • Se puede añadir 1 punto si un jugador tiene el 9 de las cartas de adulto.
    • Se puede añadir dos puntos si un jugador cree que su equipo perderá todas las bazas.
    • Se puede añadir dos puntos si un jugador cree que su equipo ganara todas las bazas ( si se hace esta puja no se puede hacer la anterior y viceversa).

Una vez decidido los puntos en juego, se jugarán bazas hasta que juguemos todas las cartas.

Cuando finalizamos todas las bazas, el equipo que más puntos en cartas haya logrado, se llevará los puntos en juego. 

Solo en los casos que un equipo haya pujado por que pierde todas las bazas o porque gana todas las bazas, no se tendrán en cuenta los puntos y se jugará en base a esta puja.

Hasp juego de mesa

Estética y componentes

Hasp tiene una estética resultona, pero que no pasa de ahí. Para ser un juego de pocas cartas, apenas 28, se hubiera agradecido, que cada “palo” tuviera sus propias ilustraciones.

Esto no sucede, Hasp utiliza las mismas ilustraciones para los diferentes palos de la baraja y solo cambia para los de los adultos.

Del resto, las cartas están un poco por debajo de la calidad estándar y casi obligan a enfundarlas para un barajado cómodo.

Escalabilidad

Como podría suceder en cualquier juego de bazas, Hasp es un juego que funciona bien en su número máximo 4 jugadores. Además el juego se juega por parejas, por lo que el resto de los modos de juego, más parecen un apaño que una solución que funcione bien.

Realmente, solo lo jugaríamos a 4 jugadores, descartando jugar a 2 o 3.

Lo mejor y lo peor

Pros

  • El sistema de pujas por las bazas siempre resulta interesante en estos juegos.
  • La selección del triunfo en base a la elección de jugador, le da un plus.

Contras

  • Su escalabilidad, es un juego que aunque coge un rango de 2 a 4, solo funciona a 4.
  • No aporta nada especialmente diferente a otros juegos de bazas que ya conocemos.

Contexto

Juego de bazas bastante sencillo, pero con un giro de pujas. Habitualmente, el tema de las pujas es algo que se le da un poco peor a los más peques de la casa, por poder calcular peor o no intuir, lo que pueden hacer con su compañero.

A parte de esto, es un juego que resultará cómodo y conocido para cualquier persona que haya jugado cualquier juego de bazas tradicional.

Hasp juego de mesa

Conclusión

Hasp es una de las propuestas que presentó Agie Games durante la feria de Essen de 2019. Un juego que si bien añade algunos giros con respectos a los juegos de bazas clásicos, no es diferente a algunos de los lanzados en los últimos tiempos.

La idea de Hasp parte de dejar en mano de los jugadores, toda la táctica posible en este tipo de juegos. Esto lo hace añadiendo un sistema de pujas en el que los jugadores pueden tirar por la opción conservadora y jugar por pocos puntos o ir a por todas con opciones más radicales.

La gracia de esta puja es que al no ser simultánea, sino que, al ser por orden de turno, los jugadores pueden ir tomando información de los jugadores anteriores.

Esto digamos, dejaría un poco en volandas al jugador inicial, pero también tiene una ventaja al decidir el, el triunfo menor, de los dos posibles.

A partir de aquí que es donde radican las grandes virtudes de este Hasp, el juego se presenta como un juego de bazas bastante tradicional.

En su contra, si este sistema de pujas no te llama la atención, el resto de Hasp, no presenta nada novedoso o diferente a cualquier juego de bazas modernos. Además, de que su escalabilidad es prácticamente nula y el juego, es un título que solo vemos disfrutable en partidas a 4 jugadores.

En definitiva, un juego de bazas tradicional con un giro interesante en el sistema de pujas y que por un precio muy comodo podremos tener en casa.

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!

Más artículos
Rune juego de mesa
Rune, reseña by David