Electropolis juego de mesa

Electropolis, reseña by David

Electropolis nos sitúa a los mandos de compañías de electricidad que deben construir sus infraestructuras manteniendo contentos al pueblo. Un juego de Doit Games que sorprende por su caja pequeña.

Electropolis, un emporio de abastecimiento eléctrico

Electropolis juego de mesa

Ficha

Electropolis

  • Editorial: Doit Games
  • Diseño: Chang Yu Di, Ku Chun Wei, Wang Liang
  • Ilustración: Freepik, Masha Tace
  • 2 a 4 jugadores
  • 50-70 minutos de duración
  • +12 años

¿De qué va?

En Electropolis forjaremos nuestro imperio de centrales eléctricas tratando de ser el que más electricidad aporte. Pero el pueblo no lleva muy bien todo esto y deberemos aportar nuevas construcciones de servicios sociales que acallen a las masas.

Electropolis se juega a lo largo de 8 rondas durante las cuales seguiremos diferentes fases. El objetivo final es lograr puntos de victoria a través de la generación de electricidad, de las cartas de objetivo que logremos durante la partida y de los objetivos comunes.

Estamos ante un juego de colocación de losetas que iremos colocando en nuestro tablero personal. Estas losetas representarán diferentes tipos de centrales que deberemos abastecer con sus recursos, edificios de control de polución y edificios de servicios sociales que nos ayuden a subir nuestro nivel de popularidad.

En cada una de las rondas seguiremos las siguientes fases:

  • Fase 1. Siguiendo el orden de turno colocaremos el marcador en el tablero que indica cuántas losetas vamos a coger.
  • Fase 2. Según se han ido colocando los jugadores, el que se ha puesto en la posición más a la izquierda (la que menos losetas coge), cogerá una carta que puede darle un beneficio instantáneo o una puntuación de final de partida y determinara en que cuadrículas puede colocar las losetas que coge.
  • Fase 3. Siguiendo el mismo orden de turno dicho jugador cogerá el número de losetas que le correspondan teniendo en cuenta que las losetas que coja deben estar adyacentes entre sí y al colocarlas debe hacerlo siguiendo las reglas de la carta y colocándolas adyacentes al menos a una loseta. Luego devolverá el marcador a la posición más a la izquierda del orden de turno, lo que lo convertirá en el jugador inicial de la siguiente ronda.

Cuando hagamos todos estos pasos, retiraremos las losetas sobrantes y comenzaremos una nueva ronda.

Como añadido hay que tener en cuenta que las losetas de recursos no se colocan en el tablero si no que van aparte.

Al final de la partida, las diferentes centrales nos darán puntos si están abastecidas y teniendo una puntuación mayor si están adyacentes entre sí. 

Además tendremos que revisar la polución, si esta es mayor que el nivel de contento de nuestro pueblo cada punto de diferencia serán puntos negativos multiplicados al cuadrado. Como ejemplo si tenemos 10 de polución y 4 de contento del pueblo, tendremos una diferencia de 6 que multiplicada por sí mismo son -36 puntos ¡casi nada!

Electropolis juego de mesa

Escalabilidad

Electropolis es un juego en el que compites e interactúas de una manera o de otra en casi todas las fases del juego. Desde la elección de posición, pasando por el mercado de cartas y acabando con el de losetas, todo requiere que los jugadores tengan puestos mil ojos en los demás.

Esto hace que el juego pida jugadores como pan, siendo su mejor número sin duda a 4 jugadores. A 3 jugadores las sensaciones se pierden un poco pero no son malas y a 2 jugadores no lo recomendaríamos, porque deja de ser un juego de interacción, para convertirse en un juego exclusivamente de puzle y reto de puntuación sin apenas interacción.


La Cueva Roja


Estética y componentes

Lo más austero del juego, diseño funcional sin alardes y que la verdad no le sienta muy bien. A destacar la caja con un formato pequeño lleno hasta arriba que se agradece.

Electropolis es un juego bastante sobrio, no vamos a ver diseños refinados ni nada por el estilo. Todas sus ilustraciones son bastante básicas y la verdad que se hubiera agradecido algo más de trabajo.

Además, en la elección de colores hay dos tipos de central que se parecen bastante, la naranja y la roja, que hubiera sido mucho mejor elegir colores que se parezcan menos.

En su favor, decir que este diseño tan espartano le permite ser bastante entendible, con una iconografía que se ve a la primera y que entiendes con facilidad.

Contexto

Electropolis puede parecer un juego complejo cuando te acercas a él, pero en realidad su forma de funcionar es bastante sencilla.

Al final lo que tenemos es un juego de mercado de losetas y construcción en el que tendremos que ir gestionando la colocación para obtener la mayor puntuación posible sin acabar ahogados por la polución.

El mayor de los problemas para acercarlo a un público más familiar es su aspecto, que no invita a sentarse a la mesa. Pero, si superamos este escollo podemos tener un juego accesible con un puzle interesante.

Aun con todo, creemos que su público mayoritario será el jugador más experimentado que disfrutara más de la interacción y del ahogo de la polución.

Electropolis juego de mesa

Conclusión

Electropolis llega como una agradable sorpresa que ya vaticinaba cosas interesantes en su participación durante Essen 2019 y que las ha consagrado una vez en mesa.

Estamos ante un juego que va de menos a más y que tiene como peor enemigo, su aspecto visual, bastante austero, aunque con una caja muy resultona.

Electropolis es un juego que nos recuerda a Alta Tensión en su concepción de la interacción entre jugadores. Cada una de las fases del juego va a influir en los demás jugadores, dándole un toque muy interesante.

No hay una interacción agresiva o muy directa, pero si de la que va incomodando y de la que obliga a adaptarse en cada nuevo movimiento.

Hay que tener en cuenta que empiezas la partida en negativo y que durante el desarrollo del juego, vas a estar en constante sufrimiento por la presión de la polución. Vamos que un turno puede darte mas tristezas que alegrías como te manejes mal.

Esto puede ser que a  ciertos jugadores no les resulte interesante, pero a nosotros cuando esta interacción está bien hecha (como es el caso), deja sensaciones de partida “puñetera”.

La gran pena de este juego es su escalabilidad que al pedir tanta interacción y tanto marcaje hace que sea un juego casi diseñado para 4 jugadores que pierde fuelle a medida que desciende el rango.

Por lo demás, una caja que es alegría por su tamaño y lo llena que va, para un juego en el que debes ir remando a contracorriente toda la partida.

VALORACIÓN SUBJETIVA

Gran Juego

Electropolis juego de mesa
ELECTROPOLIS
CONCLUSIÓN FINAL
En definitiva, Electropolis es un juego de reglas sencillas marcado por una interacción bien ajustada y medida. No es agresiva pero nos obliga a marcarnos en cada uno de los movimientos. Un juego que más allá del puzzle de puntuaciones que podíamos ver en juegos como Between two cities pero agrandado por la necesidad del abastecimiento, sube el nivel con un sistema de puntuación negativa que nos observa como la espada de Damocles.
MECÁNICAS
85
ESCALABILIDAD
65
ESTÉTICA Y COMPONENTES
55
REJUGABILIDAD
80
Nota de lectores0 Votos
0
PROS
Su interacción a lo largo de la partida, simple pero elegante. De hecho nos recuerda a la que sucede en Alta Tensión, otro juego de misma temática que resuelve la interacción de una manera genial.
La gestión de la contaminación con la felicidad del pueblo, una presión muy interesante que te aprieta y puede sacarte de la partida.
CONTRAS
Su diseño gráfico, demasiado austero y poco vistoso.
Su escalabilidad, un juego que brilla a 4 jugadores y que se desinfla a menos.
71
COMPRALO EN

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!

Más artículos
Cielos de metal juego de mesa
Cielos de Metal, reseña by Montse