Dungeon Raiders juego de mesa

Dungeon Raiders, reseña by Gixmo

Dungeon Raiders nos sumerge en una mazmorra donde deberemos explorar cada habitación en busca de tesoros, un lugar sombrio pero divertido que nos trae Devir Iberia.

Dungeon Raiders, solo una oportunidad

Dungeon Raiders juego de mesa

Ficha

Dungeon Raiders

  • Diseño Phil Walker-Harding
  • Ilustración Albert Monteys
  • Devir Iberia
  • 3-5 Jugadores
  • 20-30 minutos
  • +8 años

Introducción

No, no vamos a montarnos en algo y echar a correr por medio de un Dungeon a lo Corredor del Laberinto, sino que, en Dungeon Raiders, vamos a coger un personaje, entrar en una mazmorra y empezar a luchar contra muchos peligros y monstruos para ser el jugador más rico al final de la partida.

Estética y componentes

De esto va Dungeon Raiders, y lo tenemos en una cajita de tamaño pequeño, aunque algo más grande que el tamaño original, pero que es de las que se agradece. Dentro de la caja vamos a tener un montón de cartas de calidad, con dibujitos de monstruos, personajes, utensilios, trampas y demás…, y unas cuantas fichas de daño para nuestros personajes al igual que un montón de fichas de oro para ver quien gana.

¿De qué va?

Como decíamos, vamos a entrar en una mazmorra o Dungeon (me he encontrado con gente que ha disfrutado el juego, pero no sabe lo que es un Dungeon), es decir, una especie de túnel o cueva donde vamos a encontrarnos con trampas, tesoros y monstruos, y que vamos a intentar llegar al final para encontrar grandes tesoros.

Todo esto lo vamos a tener con cartas, ya que empezamos con una carta que será nuestro personaje y nos indicará con qué empezamos la partida.

Para jugar vamos a hacer el Dungeon a base de cartas, este tendrá varios niveles, y en cada uno de ellos habrá cinco habitaciones. La carta de nivel nos indicará si las cartas de habitación van a estar boca arriba, viendo ya con que nos vamos a encontrar, o boca abajo, arriesgándose cuando lleguemos a ella. No, no pienses mucho, no hay opción de volverte atrás.

La última carta del juego será siempre un monstruo final, todo un clásico, que marcará el final de la partida y será cuando miremos quien es el ganador.

Para jugar, aparte de nuestro personaje que nos indicará con que empezamos, vamos a contar con cinco cartas, que van numeradas del 1 al 5, y que serán las que usemos para resolver cada habitación. Es importante resaltar en este momento que las cartas se van gastando en cada habitación y solo las recuperaremos al final del nivel.

Así mismo podremos encontrarnos con algunos objetos, como una antorcha, espada, bola de cristal o llave que nos ayudarán en la resolución de niveles. Algunas para darnos alguna ventaja respecto a los rivales y otras que serán un equivalente a las cartas numéricas que tenemos, pero para determinadas habitaciones.


La Cueva Roja


La mecánica de resolución de cada habitación en Dungeon Raiders es muy sencilla, entramos en la habitación y, en ese momento, todos los jugadores jugarán una carta boca debajo de forma simultánea. Una vez hecho se resuelve el resultado, descartamos la carta hasta final del nivel y continuamos para bingo.

¿Y qué tipos de habitaciones hay? Pues vamos a tener habitaciones de monstruos, donde vamos a tener que sumar determinado valor entre todos para derrotarlo, el jugador que menos valor juegue, en caso de no derrotarlo, se llevará heridas. Vamos a tener tesoros donde pujaremos por llevarnos dinero con la carta más alta jugada. Vamos a tener habitaciones con trampa donde pasará un efecto según la carta más baja jugada, o vamos a tener habitaciones donde podremos conseguir cosas según la carta que juguemos.

Y esto es Dungeon Raiders, sobre la mecánica poco más podemos decir, vamos a repetir esa acción en cada habitación hasta que nos encontremos con el monstruo final. En ese momento tendremos que mirar quien es el jugador que ha recibido más heridas de todos, ese jugador se queda KO y no va a poder participar de la victoria, ¡como me gustan estas reglas! De entre los que queden, el que más monedas tenga será el ganador.

Dungeon Raiders juego de mesa

Conclusiones

Dicho esto, hay un límite al número de monedas que podemos tener, ya que no podemos tener más de 20, siendo cierto que no es mayor problema por el número que es, no le veo mucho sentido a poner un límite en el concepto que te va a dar la victoria, insisto, no he visto problema en llegar a ese número, ya que es difícil, pero para que limitarlo.

Con lo que hemos contado te podrá parecer repetitivo, ya que entramos en habitación, jugamos carta, resolvemos, y repetimos. Nada más lejos de la realidad, es importante saber que cartas se van descartando los demás jugadores para saber que puede suceder, hay que arriesgar en que cartas vas a jugar intentando adivinar qué es lo que quieren los demás, e, incluso, puede que ya no te quede opción de jugar carta y te veas realmente perjudicado. Además, la regla de que el que más heridas tiene al final de la partida se queda fuera, le da una chicha guapa que me encanta.

Interacción

Y aquí entra en la interacción entre los jugadores, vale que no vamos a sacar nuestra espada o a lanzar nuestro conjuro y dejar a otro jugador KO, pero sí que vamos a intentar ver cómo van los demás de monedas y de heridas y jugar cartas para fastidiar, si hay un monstruo, a ver si juego esta carta, no derrotamos al monstruo, pero eres tú el que se come las heridas.

Genera mucha maldad en estos casos y da lugar a mucha charla durante la partida.

Charla que no va en detrimento de la duración de la partida, esta la podemos terminar en menos de 30 minutos, igual 45 a lo máximo, pero ya en casos extremos. Así que tenemos un gran juego divertido que no dura nada.

¿Decisiones? Si, el juego nos hace tomar decisiones, no solo para leer la mente de los rivales, sino que es lo que nos interesa y que habitaciones quedan por resolver, ¿Qué están boca abajo? Bueno, igual tenemos una antorcha y podemos ver lo que hay boca abajo sin que lo sepan los demás. Igual tenemos que jugar ahora una espada para matar al monstruo o esperamos y ya daremos la sorpresa más adelante.

Dungeon Raiders juego de mesa

Escalabilidad

Sobre la escalabilidad, el juego va de 3 a 5 jugadores. Escala bastante bien (los monstruos tienen diferentes puntos de vida según el número de jugadores), pero yo lo jugaría principalmente a 4, y, sobre todo, 5 jugadores, para que haya más movimiento de cartas, más pelea en que se va a jugar, más maldiciones contra otros jugadores porque han jugado una carta y no otra.

Hombre, podría suceder que un jugador se nos escape con el número de monedas y que veamos que no lo podemos coger, pues habrá que intentar que sea el que más heridas se lleve y así quede fuera, o intentar forzar más en otras habitaciones. Podría suceder, pero no lo veo mayor problema y difícil de que suceda.

También tenemos una variante que llaman más estratégica, se trata de jugar con una carta de mapa, esta va a ir cambiando de jugador a jugador, y lo que hace es que los jugadores vayan jugando las cartas en orden. Si te gusta tenerlo todo controlado, vale, juega con ella, pero, desde mi punto de vista, le quita toda la gracia al juego, pierdes esa pelea, esa charla, ese intento de manipular a los demás.

Dungeon Raiders es un juego rápido y sencillo que te va a hacer pasar un muy buen rato intentando conseguir más cosas que tus rivales, mientras les engañas con las cartas que vas a jugar. Es una representación bastante buena de lo que significa entrar en una mazmorra a conseguir un buen tesoro con un puñado de héroes que cada uno busca lo mejor para sí.

Valoración Subjetiva

Sello Web Buen Juego

Dungeon Raiders juego de mesa
DUNGEON RAIDERS
CONCLUSIÓN FINAL
Dungeon Raiders es un juego rápido y sencillo que te va a hacer pasar un muy buen rato intentando conseguir más cosas que tus rivales, mientras les engañas con las cartas que vas a jugar. Es una representación bastante buena de lo que significa entrar en una mazmorra a conseguir un buen tesoro con un puñado de héroes que cada uno busca lo mejor para sí.
MECÁNICAS
75
ESCALABILIDAD
70
ESTÉTICA Y COMPONENTES
80
REJUGABILIDAD
75
Nota de lectores2 Votos
81
PROS
Reglas muy sencillas y buena duración de partida
Buena interacción, ya solo con la charla durante la partida
Diversión con los efectos de cada habitación
CONTRAS
La última habitación no suele tener decisión, aunque ya las has tomado antes
El aumento de caja con respecto a la versión original
75
COMPRALO EN

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!