Doggerland juego de mesa

Doggerland, reseña by Toni

Doggerland, desde los comienzos…

Doggerland juego de mesa

Ficha

Doggerland

  • Editorial: Eclipse Editorial
  • Diseñador: Laurent Guilbert, Jérôme Daniel Snowrchoff
  • Diseño gráfico: Emmanuel Roudier, Yvan «Gawain» Villeneuve
  • 1-4 jugadores
  • 60-150 minutos

¿De qué va?

Doggerland era una gran masa de tierra al sur del Mar del Norte que conectaba Gran Bretaña con el resto del continente europeo. Se extendía desde la costa este británica y frente a la actual costa de los Países Bajos hasta las costas occidentales de Alemania y Dinamarca, quedó sumergida tras la última glaciación alrededor del 6500 AD.

Se cree que era una tierra fértil con abundantes recursos y caza según los hallazgos de restos de animales y armas y herramientas prehistóricas que se han producido desde los años 30 del siglo pasado.

En el juego vas a controlar una tribu asentada en Doggerland, vas a crecer y a expandirte, a pintar frescos en las cuevas, a construir megalitos para honrar a los dioses… ¿serán los restos de tu tribu los que encuentren los arqueólogos de los siglos XX y XXI? No lo sabemos pero debes poner todo tu empeño en dejar rastro para el futuro.

Doggerland juego de mesa

¿Cómo se juega?

Desplegando el juego tendremos ante nosotros un tablero que representa la tierra sobre la que vamos a jugar y en el que iremos colocando las losetas de terreno que la irán formando. Cada jugador también dispone de un tablero personal en el que tiene las características de su tribu, el campamento en el que construir las chozas para albergar a sus miembros y espacio para recursos y comida.

Las mecánicas principales de Doggerland son la programación de acciones y la colocación de trabajadores, al principio disponemos de seis trabajadores: el jefe de nuestro clan, el chamán y 4 otros miembros de la tribu, más adelante podremos aumentar esa cantidad.

En nuestro tablero de tribu empezamos con dos chozas en las que caben los seis componentes iniciales del clan, tenemos algunos recursos y comida para alimentarlos y tres marcadores que nos indicarán el nivel de nuestras habilidades: movimiento, transporte y fabricación de herramientas.

La partida dura ocho rondas (hay una variante para partidas cortas que dura 6 rondas) alternando estaciones cálidas y frías y cada una de las rondas se divide en 5 fases:

  • Fase 1: Programar las acciones colocando los trabajadores
  • Fase 2: Añadir losetas nuevas de terreno al tablero
  • Fase 3: Resolver las acciones programadas
  • Fase 4: Migración de los animales que queden en el tablero
  • Fase 5: Final de ronda

Antes de explicaros las acciones, que es donde está el meollo, aclarar que primero todos los jugadores las programan de una en una por turnos y una vez ya están todas programadas se resuelven de forma simultánea en el orden que cada uno quiera, es decir que en el mismo turno podemos conseguir recursos en una acción y gastarlos en otra.

Como siempre, voy a explicar un poco por encima como se juega, basándome en la descripción de esas acciones y poco más. Quien quiera todos los detalles que se lea las reglas en las que todo está magníficamente explicado, hasta con un cómic ilustrándolo.

Recapitulando, empezando por el jugador inicial, los jugadores van eligiendo qué acciones harán ese turno colocando miembros de su tribu en los espacios correspondientes.

Antes he mencionado a dos figuras especiales, el jefe de la tribu y el chamán, el primero nos otorga ventajas al utilizarlo para las acciones, y el segundo tiene ocho lugares en los que sólo se puede colocar él, y como máximo una vez por partida en cada uno.

Primero tendremos que gastar recursos al colocar a los trabajadores, normalmente herramientas y pieles en invierno, y después pagaremos el coste de lo que realicemos en la fase tres al resolver las acciones. Como en muchos juegos con esta mecánica, en casi todos los espacios sólo cabe un trabajador lo que implica que quitar el sitio a los demás es uno de los focos de diversión de este juego.

Voy a dividir las acciones disponibles en dos grupos, las que se realizan en el tablero común y las que hacemos en nuestro tablero de jugador. Empezando por las del tablero, sólo hay una localización que permite albergar un número ilimitado de miembros de la tribu, el sitio de construcción de chozas, vamos con una breve explicación de las acciones:

  • Construir chozas: podemos enviar miembros de la tribu a construir una cabaña sencilla para albergar a tres personas o una más ornamentada en la que sólo cabe un individuo.
  • Producir artesanía: sólo podemos colocar un trabajador por turno en esta sección, usaremos recursos para fabricar collares u otras piezas decorativas.
  • Pintar un fresco: nos permite pintar en una cueva uno de los animales que previamente hayamos cazado y esté en la memoria colectiva de nuestra tribu. También Está limitada a un trabajador por turno.
  • Salir de expedición: hay de dos tipos de expediciones, las de recolección y caza menor en las que que con un número limitado de miembros de la tribu obtendremos recursos o comida, y las de caza mayor en las que normalmente con un grupo numeroso de cazadores podremos llevar al campamento grandes animales que nos aportarán más comida y pieles además de permitirnos dibujarlos en un fresco.
Doggerland juego de mesa

Y las acciones que podemos realizar en nuestro tablero son:

  • Reproducirnos: podemos utilizar dos trabajadores para que tengan un bebé, no será necesario dar de comer este turno al recién nacido, pero ojo, hay que tener suficiente espacio en las chozas para alojarlo.
  • Mejorar las habilidades antes mencionadas, pagando los recursos correspondientes podemos aumentar la distancia a la que podemos hacer expediciones desde dos hasta cuatro losetas, mejorar la capacidad de transporte de nuestros hombres desde dos hasta cuatro recursos cada uno y podemos subir la fabricación de herramientas de tres a cinco unidades.

Me faltan las ocho acciones especiales reservadas al chamán:

  • Pintar un fresco perfecto, podemos pintar uno o dos animales iguales siempre que los tengamos en nuestra memoria colectiva.
  • Emprender un largo viaje, esta acción reserva para nosotros una loseta a la que podremos enviar una expedición el turno siguiente por muy lejos que esté de nuestro campamento.
  • Erigir un Megalito, con un gasto de grandes cantidades de recursos y herramientas construiremos estas grandes figuras que quedarán para la posteridad a mayor gloria de nuestra tribu. Podemos erigir hasta tres monumentos diferentes.
  • Convertirse en jugador inicial para el turno siguiente.
  • Intercambiar recursos con tribus distantes, si ponemos aquí a nuestro chamán, al precio de dos por uno, podemos intercambiar todo lo que queramos, sin límite.
  • Invocar para el nacimiento de gemelos, nuestro chamán ayudará a un miembro de la tribu a tener dos bebés, como cuando nos reproducimos, no será necesario alimentarlos este turno pero sí darles cobijo.

Una vez resueltas todas las acciones, descubriremos nuevos territorios colocando losetas adyacentes a todos los espacios a los que hayan llegado los jugadores, luego migrarán los animales que no hayan sido cazados y sigan en el tablero y finalmente alimentaremos a nuestra tribu y decidiremos si queremos mover nuestro campamento al agotarse los recursos de las zonas más cercanas a este.

Si no hemos llegado al final de la partida el marcador de jugador inicial pasa al siguiente y vuelta a empezar.

Tras las ocho rondas contaremos los puntos y quién haya sabido usar mejor sus recursos para dejar huella en la historia ganará la partida.

Doggerland juego de mesa

Estética y componentes

Ya sabéis que mi especialidad son los wargames y que los euros “de mi época” no tenían producciones espectaculares como los de ahora, así que soy fácil de contentar.

Creo que este juego es muy bonito que que la calidad de sus componentes es sobresaliente, todas las piezas de madera (animales, recursos, trabajadores, etc.) están muy bien trabajadas, el tablero viene a doble cara para utilizar una o la otra según en número de jugadores, los tableros de jugador tienen doble troquelado para que no se muevan los marcadores y además trae un bloc para ayudarnos a contar los puntos y dos cajas de cartón en las que guardar los recursos.

Las hojas de ayuda son funcionales y útiles y el reglamento es muy completo, perfectamente ilustrado con un cómic que nos ayuda a representar lo que las reglas nos indican. Muy bien redactado explicando todos los detalles que necesitamos.

Mathom juego de mesa

Opinión

Me ha gustado mucho, hace un tiempo que me alejé de los euros porque me quedaba con la sensación de que todos eran un refrito de algo anterior, y sin mejorarlo.

Pues en este caso me he encontrado con un juego ágil, original aunque no invente nada y en el que todo encaja a la perfección. El tema está muy bien integrado en las mecánicas y puedes perfectamente hacer un relato de la andadura de tu tribu por las tierras de Doggerland.

Podemos reconocer elementos que ya están presentes en otros juegos, pero magníficamente integrados para que el conjunto no parezca una copia de algo. Me alegra ver que se siguen haciendo juegos en los que lo importante no es mezclar las cosas hasta abrumar a los jugadores, lo importante es que todo funcione y que tras varias horas de partida queden ganas de volver a jugarlo.

Doggerland juego de mesa

Conclusiones

Doggerland es de lo mejor que he probado últimamente, diría que tiene una dificultad media pero incluso un jugador novato con interés y tras una atenta lectura de las reglas puede disfrutarlo como el que más desde la primera partida.

No es un juego muy complicado aunque sí que hay que fijarse en los detalles.

Si te gustan los juegos de gestión de recursos y de colocación de trabajadores, este no te lo puedes perder, te encantará. Y si no te gustan, pues es el momento de dar una oportunidad a ese genero porque este no te defraudará. Un juego redondo que tiene cabida en todas las colecciones.

Valoración Subjetiva

Sello Web Excelente
Doggerland juego de mesa
DOGGERLAND
CONCLUSIÓN FINAL
Doggerland es de lo mejor que he probado últimamente, diría que tiene una dificultad media pero incluso un jugador novato con interés y tras una atenta lectura de las reglas puede disfrutarlo como el que más desde la primera partida. No es un juego muy complicado aunque sí que hay que fijarse en los detalles. Si te gustan los juegos de gestión de recursos y de colocación de trabajadores, este no te lo puedes perder, te encantará. Y si no te gustan, pues es el momento de dar una oportunidad a ese genero porque este no te defraudará. Un juego redondo que tiene cabida en todas las colecciones.
MECÁNICAS
80
ESCALABILIDAD
90
ESTÉTICA Y COMPONENTES
85
REJUGABILIDAD
85
Nota de lectores2 Votos
91
PROS
Desafiante, exigente, te obliga a optimizar tus decisiones.
Muy temático, todas las acciones y decisiones están muy bien integradas en el juego.
Modo solitario en el que hay que cumplir objetivos, no ir a por puntos.
CONTRAS
Tal vez un poco largo, aunque tenemos la opción de jugar una partida corta.
Las cajas de cartón para los recursos son un poco endebles.
85
COMPRALO EN

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!