Azul Juego de mesa

Azul, reseña by David

Nunca llegó a darse la oportunidad de reseñar Azul, no es que hubiera falta de ganas y es que es un título al que he podido jugar más de 30 partidas en físico y se cuentan por centenas las partidas en digital.

Así que, aprovechamos el lanzamiento de Azul Mini, para darle un meneo a este título que tenemos en castellano bajo el sello de Asmodee.

Azul, el esplendor del Palacio

Azul Juego de mesa

Las fotos de esta reseña son cedidas por Doctor Meeple, web de referencia en el mundo lúdico que os animamos a visitar

Ficha

Azul

  • Diseño Michael Kiesling
  • Ilustración Philippe Guérin, Chris Quilliams
  • Asmodee
  • 2-4 Jugadores
  • 30-45 Minutos
  • +8 años

¿De qué va?

En Azul seremos los encargados de hacer que el afamado Palacio de Évora en Portugal luzca con esplendor gracias a las paredes de azulejos que conformaremos.

Azul es un juego de reglas extremadamente sencillas que se puede jugar en partidas de apenas 30 minutos, algo más dependiendo del rango de jugadores.

En él los jugadores dispondrán de un tablero personal en el que iremos conformando nuestra pared de azulejos.

La secuencia de juego es bastante sencilla y es que al inicio de cada ronda conformamos una especie de mercado de azulejos que irá dispuesto en losetas de 4 azulejos cada una.

Estos azulejos tienen diferentes patrones que son los que nos servirán para ir llenando nuestro tablero. El turno de juego es realmente sencillo, en su turno el jugador activo deberá obligatoriamente coger de un lugar de la zona central todos los azulejos de un mismo tipo disponibles.

Si los cogemos de una de las losetas disponibles tendremos que llevar el resto de los azulejos que hubiera en la loseta a la zona central. Esto irá añadiendo azulejos a la zona central, de la cual también podremos hacer la misma acción.

Azul Juego de mesa

La salvedad es que el primer jugador que coja de la zona central se convertirá en el jugador inicial de la siguiente ronda.

Los azulejos que cojamos tenemos que llevarlos a uno de los carriles de nuestro tablero, no podremos dividir lo que hacer con los azulejos, todos a un mismo sitio. Si al hacerlo llenamos el carril y nos sobran, el restante se irá a la zona de puntuación negativa.

La ronda de juego se acabará cuando todos y cada uno de los azulejos se agoten, momento en el cual procederemos a puntuar.

La puntuación es realmente sencilla, de cada carril que hemos llenado cogeremos un azulejo y lo llevaremos a la zona de puntuación el resto se descarta.

Este azulejo puntuará por la fila y la columna teniendo en cuenta el grupo que conforme tanto en la fila como en la columna (por ejemplo si al colocar el azulejo tenemos una fila de 4 azulejos tendremos 4 puntos y si este mismo azulejo conforma una columna de 2 azulejos pues dos puntos).

Además cada uno de los azulejos que se han ido a la zona negativa, incluido el de jugador inicial, nos darán puntos negativos.

Con esta forma de juego iremos jugando turnos hasta que al menos un jugador tenga una fila completa, esto siempre se produce al final de la ronda, haremos las puntuaciones que falten y procederemos a la puntuación final.

La puntuación final nos dará puntos adicionales por cada:

  • Fila completa
  • Columna completa
  • Set completo de azulejos

El Jugador con más puntos gana la partida.

Estética y componentes

Azul se dispone ahora en varias versiones y vamos a aprovechar esta reseña para hablar de algunas de ellas.

Cabe destacar que si hablamos del juego principal sus componentes son una preciosidad siendo las fichas de baquelita que hacen de azulejos el aspecto más destacado. Su colorido y diseño hacen que el juego en mesa quede especialmente bonito.

En cuanto al diseño de tableros y demás, estamos hablando de materiales de buena calidad que no desmerecen para nada al resto del juego.

La nota negativa es el marcador de puntuación que se coloca en la parte superior de nuestro tablero y es lo suficientemente pequeño e inestable como para que cada vez que vayamos a coger azulejos podamos moverlo sin querer, un incordio.

Aparte de esta edición existe una edición con ambientación de chocolate que es una verdadera preciosidad y en la que si los bombones son tu perdición y no tienes ninguna, no lo dejes escapar.

Estas dos versiones son exactamente iguales solo cambiando la ambientación e ilustraciones.

La tercera versión es Azul mini, una edición de viaje que te encajará perfectamente en dos casos, si eres un amante del juego y quieres llevártelo a cualquier lugar o si no tienes ninguno y te gusta una versión de viaje.

Esta versión más pequeña estéticamente es menos bonita y los materiales bajan de calidad pero su cometido es otro y es que añade unos soportes que hacen que todo en el juego no se mueva de ninguna manera. Hasta las losetas del mercado tienen un soporte para que no se muevan.

Sin duda como edición de viaje está muy bien pensada y es que la podrás jugar en cualquier lugar incluso con movimiento.


La Cueva Roja


Escalabilidad

Hay una cosa muy clara en Azul, cuando juegas las primeras partidas no lo notas pero conforme avanzas notas que las diferencias a según qué rango de jugadores son más grandes.

Azul es un juego más táctico cuanto más alto es el rango de jugadores, a 4 te tienes que adaptar a lo que viene y casi cada turno es ir esperando a que te llegue para ver lo que hay e intervenir. Todo cambia de un turno a otro y no puedes pensar mucho más allá de ver lo que te viene bien en el momento y en lo que puedes influir al siguiente jugador.

Cuando bajas de rango de jugadores y especialmente a 2, la cosa cambia enormemente y es que el planteamiento de juego empieza a subir enteros y profundidad siendo un juego que sube muchos enteros.

Azul a dos jugadores empieza a plantearse desde el momento en el que tienes el setup, marcando el ritmo no solo por lo que te viene bien sino casi que en mayor medida por lo que puedes afectar a tu rival.

Cerrarle posibles salidas, obligarle a puntuar negativamente o bloquearle algún carril son entre otras posibles estrategias para ir a por la partida.

Sin duda a 2 el nivel de profundidad y toma de decisiones sube muchos enteros.

 

Azul Juego de mesa

Conclusiones

Vamos terminando con la reseña de este Azul hablando de nuestra opinión sobre el mismo. Michael Kiesling autor de sobra conocido por sus títulos coronó su carrera con el diseño de este título. Un juego que reúne todos los requisitos necesarios como para convertirse en un bestseller.

No descubro nada nuevo cuando hablo de Azul, juego sencillo con profundidad relativa dependiendo del rango de jugadores y que crece enormemente si la partida es a 2 o como mucho a 3 jugadores.

A Azul se le puede echar poco en cara, posiblemente el azar del robo de la bolsa es su “mayor problema”, algo a lo que debes adaptarte y que incluso el bueno de Kiesling controla haciendo que nada se reponga hasta que han salido todos los azulejos.

Salvando esa distancia Azul es un juego que cumple muy bien adaptándose al tipo de jugador que tiene delante ya sea familiar o más experimentado. Eso sí, si mezclas ambos tipos de jugador y son pocos jugadores, el jugador con experiencia puede hacer trizas al más novel.

La gracia está en ver cómo este título tan “familiar” se vuelve más agresivo si hacemos la mezcla de jugadores experimentados con un rango de jugadores bajo, volviéndose un juego mucho más agresivo en el que incluso cobran muchísima relevancia las puntuaciones negativas.

Escojas la versión que escojas, Azul es de esos títulos que van a funcionar siempre. Un evergreen que tiene una estructura brillante para que casi cualquiera lo disfrute enormemente y tengas ganas de más.

Valoración Subjetiva

Sello Web Boom

Azul Juego de mesa
AZUL
CONCLUSIÓN FINAL
Aunque a lo largo del tiempo Michael Kiesling ha aprovechado el lanzamiento de este título para sacar nuevos giros con mayor o menor éxito. Lo cierto es que este primero sigue siendo el juego referencia. Azul es un juego bastante redondo en su funcionamiento que tiene la rara habilidad de adaptarse muy bien al jugador que tiene delante. Familiar y sencillo cuando el público es amable pero despiadado si los jugadores lo conocen. Un título referente que no debería faltar en ninguna ludoteca.
MECÁNICAS
85
ESCALABILIDAD
80
ESTÉTICA Y COMPONENTES
90
REJUGABILIDAD
89
Nota de lectores10 Votos
49
PROS
Se adapta de manera maravillosa al tipo de jugador que tiene delante
A nivel componentes y estética es precioso
Su interacción indirecta es increíble pudiendo hacer que los demás jugadores desboquen su partida
CONTRAS
El azar en el robo de la bolsa en cada ronda puede marcar el devenir de la partida.
En la versión grande el marcador de puntuación esta demasiado a la mano haciendo que pueda moverse con facilidad.
86
COMPRALO EN

Si quieres leer más reseñas, no dejes de visitar nuestra sección