Trainsilvania es la nueva propuesta dirigida al público infantil que ha diseñado Paco Yanez y que gracias a la edición de Zacatrus podemos disfrutar.

Trainsilvania, sube al Terror Express y deja a los Monstruos en casa

Trainsilvania juego de mesa

Ficha

Trainsilvania

Cuestionario

¿Qué?

Trainsilvania es la nueva propuesta de Zacatrus para el público infantil, un juego en el que seremos los trabajadores del tren Terror Express y tendremos que hacer llegar a los monstruos a sus casas, después de un duro día de rodaje en Monsterwood.

En Trainsilvania cada jugador contara con 4 peones de monstruo (Frankenstein, la Momia, Drácula y el Hombre Lobo) y un mazo de cartas que es igual para todos los jugadores.

Al comienzo de la partida se sitúa el tren en la casilla del Castillo de Drácula, de un tablero que tiene 4 casillas (Las casas de Drácula, Frankenstein, El Hombre Lobo y la Momia).

Cada jugador barajara su mazo de cartas y robara 3 cartas.

Cada jugador por orden de turno, podrá hacer una de dos posibles acciones:

  • Bajar una carta de su mano, ejecutar una de las acciones impresas en la carta y luego robar una carta para volver a tener 3 cartas en la mano.
  • Robar la primera carta del mazo desvelarla y ejecutar una de las acciones impresas en la carta, en este caso no robara una nueva carta.

Las acciones impresas en las cartas son:

  • Avanzar el tren hasta X casillas.
  • Subir un Monstruo al tren.
  • Bajar un Monstruo del tren.
  • Adelantar posiciones en el tren.
  • Carta comodín.

Con estas acciones los jugadores irán jugando turnos hasta que un jugador tenga a todos sus monstruos en alguna de las casas.

En ese momento se finaliza la partida y el jugador con más puntos de victoria ganara la partida. Puntuaremos 3 puntos por cada monstruo que este en la casa que le corresponde y 1 punto por cada monstruo que tengamos en el tren, el resto de los monstruos no puntúan.

Trainsilvania juego de mesa

Escalabilidad

En un tren con solo 3 huecos para pasajeros la competición entre jugadores se hace más divertida cuantos más jugadores jueguen, es por esto que Trainsilvania funciona mejor a 3 o 4 jugadores, aunque se vuelve un poco más loco.

A 2 jugadores, Trainsilvania bloquea uno de los asientos del tren para añadirle más tensión y aunque funciona bien y es divertido, se pierde parte de la tensión y la gracia.

Rejugabilidad

El juego es tan rápido y vertiginoso que es muy fácil que le caigan varias partidas seguidas, estamos hablando de un título que se puede jugar en apenas 15 minutos y en el que pasan muchísimas cosas durante esos 15 minutos.

Quizás, añadirle algún detalle más, como un segundo tablero o similar le hubiera añadido un plus interesante, porque lo que si se nota es que es un juego que rotaras con algunos otros porque no va a haber mucha variedad.

Cuando lo saques a la mesa, es muy posible que le eches un par de partidas seguidas, pero luego le darás un día de descanso para luego volverlo a sacar.

Trainsilvania juego de mesa

Estética y componentes

Pros y contra en estas ilustraciones. El tablero, la portada y las pegatinas de los monstruos son de lo más gracioso que hemos visto en tiempo y resultan muy adecuadas para hacer llegar a los niños estos simpáticos “malvados”. Imposible no encariñarse con ellos.

Donde no nos ha convencido tanto, es en la ilustración de las cartas, algo espartanas, se echa de menos unas ilustraciones más acordes con el juego y más divertidas.

En cuanto a los componentes, a destacar el tren para pasear a los monstruos, un añadido que ayuda a que los más peques disfruten más de la partida, aunque algo incomodo a la hora de subir y bajar pasajeros.

Lo mejor y lo peorTrainsilvania juego de mesa

Pros

  • Lo que hace pensar a los más peques en un juego de duración tan contenida.
  • Las ilustraciones, con estos monstruos cualquiera no loes coge cariño.

Contras

  • El azar, puede ser que te bajen del tren y caigas justo en la casilla que necesitas.
  • El Tren, se hace un pelín incomodo subir y bajar a los monstruos.

Conclusión

Trainsilvania es un juego dirigido directamente al público infantil, es por esto que tenemos que tener en cuenta que los jugadores más adultos, se divertirán en una partida de este título pero que no encontraran un gran recorrido.

La gracia de este Trainsilvania es que inicia a los más peques en una mecánica de gestión de mano muy sencilla pero que ya les pide realizar cálculos y tener en consideración las posibles jugadas de los demás.

Esto se podría tornar en algo pesado a la larga en una partida, pero la partida es tan corta, que para cuando se vengan a dar cuenta ya se ha acabado.

La gracia de esto, es que los peques pueden gestionar algo, pero la interacción entre jugadores es tan directa, que los sube y baja del tren serán constantes, lo que ayuda a la diversión por el ahora te subo o ahora te bajo del tren.

En contra, puede ser que te bajen del tren y tengas la suerte de que justo caigas en la casa que te correspondía, lo que le da el juego algo de azar que podría haber estado rematado de otra manera y aunque no molesta, le resta algo de gracia.

Para ir terminando, Paco Yanez se ha sacado de la manga un juego con mucha interacción entre jugadores, divertido y con un punto alocado que a los más peques les encantara y que perfectamente podrán jugar con los más grandes de la casa.

Nuestro pulgar arriba a las ilustraciones de esos monstruos a los que Amelia Sales ha hecho que les cojamos cariño.

Si quieres leer más reseñas y primeras impresiones, no dejes de visitar nuestra sección de reseñas

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!