Papaya Monkeys es la propuesta que el novel autor Alfonso Ferrero Sanz trajo al Evento de Protos y Tipos de la Asociación Ludo.

Es habitual encontrar títulos de corte infantil en el evento de Protos y Tipos, pero pocas veces me he encontrado con uno tan cerrado como este.

Papaya Monkeys, una propuesta infantil casi lista para despegue

Papaya MonkeysAlfonso Ferrero presentó un juego sencillo, como debe ser al tratarse de uno infantil, pero con la suficiente carga táctica como para no caer en el error de hacer una mecánica demasiado simple.

Cada jugador posee 4 monos que debe hacer trepar a árboles formados por cartas que los propios jugadores irán levantando jugando una cada turno. Las cartas pueden tener representadas ramas con papayas, animales, o simplemente el tronco desnudo.

El jugador roba dos cartas, juega una sobre el tronco de un árbol ya colocado (que puede ser otro tronco o la copa, dando por terminado dicho árbol) y descarta la otra carta. Debe decidir entonces si colocar uno de sus monos sobre una rama de la carta que acaba de colocar, mover un espacio un mono que ya esté en el tablero, atacar o no hacer nada más.

Cada mono controla las papayas que tiene debajo de él y esas serán las que puntúe al acabar el juego.

Ahora bien, en las cartas también hay animales que interactúan ahuyentando a los monos o evitando que vean una mayor cantidad de fruta al interrumpir su visión.

Alfonso también tiene preparadas una serie de cartas de acción extra que aumentarían las posibilidades y los modos de juego y que debido a la falta de tiempo no pudimos probar, pero que apuntaban hacia una mayor interacción entre jugadores con la posibilidad de poner trampas y eliminar parte de los troncos ya colocados en el tablero.

Todos los que jugamos coincidimos en que era un prototipo al que no podíamos poner ninguna pega y espero que este autor novel tenga suerte y alguna editorial se fije en su trabajo.

Si quieres leer más articulos sobre prototipos no dejes de visitar nuestra sección

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!