Hungry Shark es un juego familiar de la editorial Atomo Games enfocado a la agilidad visual, a ver que nos traen estos hambrientos tiburones.

Hungry Shark, huyendo del hambriento tiburón

hungry shark juego de mesaFicha

Hungry Shark

Cuestionario

¿Qué?

Hungry Shark es un juego encaminado hacia el público más familiar y aunque su temática puede asustar un poco de entrada a los más peques, las ilustraciones del juego ayudan a diluir ese posible mal trago.

En Hungry Shark los jugadores deben trabajar su agilidad visual e intentar averiguar cuantos peces hay en las cartas reveladas.

Para esto, en cada ronda se sacarán 3 cartas de la baraja y se colocarán a la vez bocarriba encima de la mesa, el primer jugador que acierte cuantos peces hay dibujados en las cartas se llevara dichas cartas.

Cuando se hayan jugado todas las cartas, el jugador que más cartas haya ganado, será el vencedor de la partida.

Existen dos modos de juego adicionales que le añaden un plus de dificultad:

  • El primero de ellos debe tener en cuenta unos pulpos policías y a los tiburones: todos los peces que vea el tiburón serán comidos por lo que no se cuentan y todos los peces que vea el pulpo están protegidos por lo que, aunque el tiburón los vea, se siguen contando.
  • El segundo añade una regla al conteo en la parte superior, en cada caso tendremos que seguir la regla indicada en la carta.

En todo caso, siguiendo estas normas, el ganador seguirá siendo igualmente el que más cartas logre.

Hungry Shark propone un divertido juego familiar que trabaja la agilidad visual

 hungry shark juego de mesa

Escalabilidad

Hungry Shark depende toda su experiencia de la agilidad visual de los jugadores y de determinar que jugador ha dicho la cantidad correcta primero.

Siguiendo estos parámetros el juego es muy recomendable de 2 a 4 jugadores, para 5 y 6 jugadores, es muy complicado saber quien ha dicho la cantidad correcta primero y puede estropear la experiencia.

De 2 a 4 jugadores es para nosotros la cantidad ideal.

Estética y componentes

Hungry Shark es un juego compuesto de una baraja de cartas de tamaño tarot. Tratándose de un juego en el que prima la agilidad visual es posiblemente el tamaño más adecuado y se agradece.

Para las ilustraciones, Ramses Bosque ha utilizado una estética que nos puede recordar a los peces de Buscando a Nemo, familiar y divertida a la par, un gran acierto.

Rejugabilidad

Partidas cortas y 3 modos de juegos diferentes le dan muchas posibilidades. Es posible que con el modo de juego más básico nos aburramos pronto y no le echemos más de 2 o 3 partidas. A nuestro modo de ver el modo más divertido es el intermedio y el que mas invita a repetir.

Lo mejor y lo peor

Pros

  • Las ilustraciones, geniales y divertidas para el tipo de juego que es.
  • Un juego de agilidad visual con partidas cortas y tensas, en su justa medida.

Contras

  • A 6 jugadores puede ser muy locura el tener que decidir quien ha hablado primero.
  • El último modo dificultad, se hace cuesta arriba para los más peques.

Conclusión

Hungry Shark es una propuesta dirigida directamente al público infantil y que goza de la suficiente jugabilidad como para que el adulto disfrute también de la partida.

Estamos hablando de un juego de agilidad visual, de partidas muy cortas, muy rápidas y muy aceleradas; todos los detalles que hacen mantener al peque con los ojos en las cartas.

A parte de esto, las ilustraciones ayudan, teniendo un tono alegre y bastante desenfadado, que ayudan a suavizar el tema (lo de tiburones comiendo peces, no lo acabamos de ver para los niños, pero las ilustraciones hacen que se vuelva hasta gracioso).

Como nota discordante, hay 3 modos de dificultad, siendo el primero de ellos demasiado sencillo, aunque divertido y el tercero de ellos, demasiado enrevesado para según que edades. Nuestra recomendación es el segundo nivel que tiene un equilibrio genial para hacer trabajar la mente de los pequeños sin frustrarles.

En definitiva, Hungry Shark es una divertida propuesta familiar que integra muy bien a adultos y pequeños en unas partidas en las que, los primeros se divertirán y los segundos se divertirán a la par que trabajarán los números y la agilidad visual.

Por último, decir que no lo he llegado a probar con nuestros abuelos pero tiene pinta de que podría ser un título muy interesante para ayudarles a trabajar y estimular su agudeza visual y su rapidez mental.

Si lo dirigimos a jugar con los más peques de la casa su nota subiria a…

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!