Gloobz es un juego publicado en 2014 de Alexandre Droit (autor de juegos del estilo, como Visual Panic) por la editorial Gigamic, propuesto para de 2 a 6 jugadores y 20 minutos de duración.

Gloobz, ¿Eres el más hábil?

gloobz juego de mesa
La mecánica fundamental es la de “reconocimiento de patrones” lo que consiste básicamente en presentar una carta con información, en este caso dibujos de unos simpáticos muñecotes, y reconocer una determinada información (cantidad, color, forma…), y coger un elemento que en este juego serán los Gloobz, los simpáticos muñecotes ilustrados por Maxim Cyr.

En psicología (que me corrijan por favor los profesionales) a esto lo denominan “tiempo de latencia de respuesta”, y que se complica al introducir distractores, como por ejemplo información con alguna ambigüedad o reglas que compiten entre ellas (p.e. estímulos parecidos como muñecos que se diferencian en pocos elementos) lo que implica parcialmente otras capacidades cognitivas superiores.

A muchos este juego os recordará a “Fantasma Blitz” o “jungle speed”, salvando las distancias.

Deteniéndonos brevemente en las reglas, el juego consiste en voltear una carta en la que aparecerán varios dibujos de Gloobzs y habrá que coger el “muñeco” (o los muñecos en caso de empate) que más aparezca y también el “cubo de pintura” del color (o colores en caso de empate) que más aparezca.

De forma que cada carta dará varios puntos a cada jugador (que se apuntará en unos marcadores de cartón muy vistosos y, quizá, sobreproducidos y con los números muy pequeños para lo grandes que son).


A esta mecánica tan sencilla se le pueden introducir varios elementos que complican el juego:

1) Existe un muñeco especial que anula todas las normas y hace que haya que cogerle solo a él.
2) Si en la carta aparece una lupa se anulan todas las normas (incluso la anterior) y hay que coger todos los muñecos que se pueda.
3) Antes de dar la vuelta a la carta el jugador puede decir “el que más” o “el que menos” y por tanto habrá que coger los muñecos o colores que más o menos aparezcan.

En resumen, otro nuevo simpático juego relacionado con las capacidades perceptivas y atencionales. No supone ninguna “revolución” respecto a cosas ya conocidas pero seguro que será bien recibido por todos a los que nos gustan en este tipo de juegos.

gloobz juego de mesa

Lo mejor y lo peor

A favor

El juego funciona muy bien, los componentes, especialmente los muñecos, son muy vistosos y tiene reglas que permiten adaptarlo a distintos tipos de jugadores (incluyendo niños). El coste (PVP 16.50€) es bastante ajustado para lo que trae y las horas que puede dar de juego.

En contra

No suponen una gran novedad respecto a lo conocido, los muñecos de color blanco tienen toda la pinta que tras unas cuantas partidas irán cogiendo un color “sucio” poco deseable.

Ustedes lo jueguen bien.

 

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!