El Mortal, un juego de cartas diferente que alcanzo el éxito en campaña de Verkami, volverá a ver la luz, gracias al acuerdo entre el autor y Atomo Games.

Tras un tortuoso camino de si diseñador Victor, el juego podrá volver a conseguirse a través de su lanzamiento en tiendas.

El Mortal es un juego de cartas, que utiliza a la muerta como un elemento de diversión para la partida, un filler de cartas que se juega en 20 minutos.

Como la historia de este juego de mesa es bastante atípica, nos hemos propuesto que sea el propio Victor Hernandez, quien nos cuenta la historia y de que va EL MORTAL.

El Mortal, una historia de Victor Hernández

el mortal juego de mesa

La historia de El Mortal comenzó una tarde que estaba en mi habitación y dije como al que se le enciende una bombilla, voy a hacer un juego de cartas con 100 cartas totalmente diferentes en el que haya que esquivar literalmente a la muerte, y ala, me dio esa locura.

Me puse esa misma tarde super convencido de que lo haría. Cuando llevaba 72 cartas y con el cerebro a punto de mudarse de cabeza.

Dije bueno… 72 están muy bien.

Ya le añadiré en otro momento. Luego las pasé a cartulina, les hice unas reglas y hasta una cajita con la cartulina sobrante. (Tengo fotos jaja) Entonces fui muy contento a casa de unos amigos a jugarlo y mientras jugué dije eeestooo… NO.

Volví a casa con ganas de seguir con el juego. Reduje el número de cartas a 53 diferentes y añadí la cantidad de muertes actual. En total 120 cartas de juego.el mortal juego de mesa

Ahora sí, lo probamos y dijimos “Hostia, pues está muy chulo” Y así (en un periodo de 2-3 días) nació la versión casi definitiva de El mortal. Ahora llegaba la parte dura. Llevar el juego al mundo.

Inocente de mí y tonto por no informarme de cómo iba el tema de los protos, directamente me fui a buscar a un ilustrador (Que aquí ya entra en escena Jonathan Cañamero).

Yo pensaba que para enseñar el juego no bastaba con mi versión cutre en cartulina, así que contacte con él, le gustó el proyecto e hizo la parte gráfica.

Pero oye, ahora me alegro muchísimo de haber tomado esa decisión, ya que el juego es un amor estéticamente gracias a él.

Ahí empecé a plantear el verkami, incluso pedí la página para ir rellenándola (otro error de novato pensar que en poco tiempo lo podía haber lanzado, por suerte esperé).

Tras unos meses de trabajo de ilustración, promoción, etc… lo llevé al primer festival donde se enseñó el juego, Zona lúdica de 2017.

Ahí le llego la primera hostia de realidad al juego. ¿Eliminatorias? ZASCA El juego gustaba, la gente se reía, pero tenía eliminación de jugadores y eso por X hacía que la partida se alargase pudiendo hacerse eterna al primer eliminado, pero por supuesto todo eso no me molestó. Me ayudó un montón ya que gracias a eso y a todas las personas que me ayudaron aquel día, al llegar a mí casa cambié las reglas quitándole la eliminación de jugadores y haciendo que las partidas durasen 20 minutos.

Entonces ahí nació la versión final de El Mortal, porque sí, Ha tenido ligeros cambios desde entonces siempre intentando mejorar lo que nos decía la gente:

  • Como agrandar el texto
  • Añadir iconos para reducir la cantidad del mismo o reducir el “poder” de alguna carta que era demasiado destructiva.

Pero no ha cambiado nada jugablemente. Y ya volviendo a la actualidad…

¿Qué es El Mortal?

Es un filler de cartas sencillo de aprender, pero con mucha “chicha” al jugar, gracias a la cantidad de cartas diferentes que al final son 67 con las desbloqueadas del verkami (y ni una reciclada de las desechadas aquel primer día. Todas inventadas de cero en el verkami para la versión final), donde tienes que evitar a la muerte como puedas, aunque sea empujando a tus amigos a ella.

Para jugar de 2 a 6 jugadores, a partir de 10 años y con una duración de 20 minutos.

el mortal

¿Como se juega?

Pues es muy fácil, al principio separa las cartas de muertes y reparte tres cartas de juego a cada jugador.

Entonces procedemos a preparar el mazo, depende del número de jugadores pones 5-6 cartas de juego boca abajo y una carta de muerte (estas son iguales por ambos lados. Por lo que siempre las verás llegar), repite el proceso hasta que esté todo el mazo montado. En un minutillo o dos está listo.

Entonces empieza el juego, cada jugador en su turno debe jugar obligatoriamente una carta, luego decide opcionalmente jugar otra o pasar, más de dos no podrá jugar.

Al final del turno debe robar hasta tener de nuevo 3 cartas. Muy sencillo ¿Verdad? Pero ahí entra el problema…

Si al robar, te toca robar una muerte se queda delante de ti sobre la mesa. Y los efectos de las cartas harán que cada turno sea diferente, ahí es donde radica la chicha del juego.

Cartas directas, cartas que podrás jugar fuera de tu turno, cartas que se quedan sobre la mesa haciendo efectos permanentes, cartas para mover muertes, para obligar a otro a robar por ti, etc… Tienes que jugar muy bien tu mano e intentar que sean los demás los que roben la siguiente muerte. ¡Ah! Y no olvides cuantas cartas de juego quedan hasta la muerte… ¿eran 3?

Cuando un jugador tenga delante de si 3 cartas de muerte se acaba automáticamente el juego. En ese momento el jugador con menos muertes se convierte en ganador.

Cuando pruebas el juego y ves todas las cartas diferentes te das cuenta de que tiene más de lo que parece en una simple explicación en papel. Si puedes, echa una partida al juego e intenta evitar a la muerte.

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!