Alíen 51: El ascensor, es un filler editado por Venatus Ediciones, que nos propone una divertida propuesta para tratar de llevar a nuestros trabajadores, a su planta destino ¿Lo conseguirán?

Alien 51: El ascensor, nunca fue tan difícil ir a trabajar

Alíen 51: El ascensor juego de mesa

Ficha

Alíen 51: El ascensor

  • Editorial: Venatus Ediciones
  • Autor: Lorena Gestido y Javier Martínez
  • Ilustrador: Lorena Gestido
  • 2-4 jugadores
  • 20 minutos de duración

Cuestionario

¿De qué va?

Alíen 51: El ascensor nos pone en la tesitura de un grupo de trabajadores que, como cada día, suben al ascensor de su edificio de oficinas, para llegar a su puesto de trabajo.

Esto es una tarea fácil y hasta rápida, el edificio solo cuenta con 7 plantas y un ático, y las oficinas están entre la planta 1 y 6, pero…. El ascensor se ha vuelto loco y decide ir de un lado a otro, parando donde le da la realísima gana ¿Conseguiremos llevar a nuestros trabajadores a su planta?

Al principio del juego se dispone el edificio de oficinas, colocando las losetas en orden desde la planta 0 hasta el ático y colocando al lado derecho de la planta 0 el ascensor.

En el ascensor se colocan los 3 trabajadores de cada jugador y adicionalmente 3 jefes que son neutrales. Se dispone un mazo de cartas común para todos los jugadores.

Alíen 51: El ascensor juego de mesa

Posteriormente, los jugadores marcan las plantas objetivo para sus trabajadores, siguiendo la configuración de las reglas o eligiendo por orden donde colocar sus plantas objetivo, siempre respetando las reglas de colocación.

Al comienzo de cada turno, el jugador lanza el dado y llevara el ascensor hasta la planta indicada en el dado. Después deberá bajar del ascensor o subir al mismo, un trabajador o jefe.

Posteriormente el jugador podrá bajar una carta de su mano y resolver el efecto de la misma, acabando el turno robando una carta del mazo central.

Bajar cartas siempre es opcional, pero si al comienzo de su turno, el jugador tiene 3 cartas, deberá o bajar una carta o descartar una carta obligatoriamente.

Los jugadores irán jugando turnos, hasta que un jugador consiga tener a todos sus trabajadores en sus plantas objetivo, correspondientes. En ese momento el jugador en cuestión gana la partida.

Alíen 51: El ascensor juego de mesa

Escalabilidad

Alíen 51: El ascensor es un filler de maldad, de cortar las alas a tus enemigos e intentar evitar constantemente que lleguen a sus objetivos antes que tú.

Este tipo de juego hace, que la partida sea más divertida cuantos más jugadores haya en ella, pero sin llegar a un número loco. En esto, los diseñadores han acotado muy bien el número de jugadores, 4 es posiblemente el limite perfecto entre el control, el puteo y el descontrol que plantea el juego.

Cierto es, que Alíen 51: El ascensor escala muy bien tanto a 2 como a 3 jugadores, aunque a 2 jugadores pierde gracia, al ser un control más directo. Esto puede hacer que el juego resulte más monótono y, sobre todo, que el azar pueda influir mucho más.

Estética y componentes

Los componentes utilizados para esta reseña, son de la versión prototipo, por lo que no estaría justificado hacer una reseña, valorando componentes que no se van a utilizar en el juego final.

No obstante, el arte del juego resulta bastante divertido, con algunos guiños interesantes. Al final te terminas encariñando del alíen.

Lo mejor y lo peor

Alíen 51: El ascensor juego de mesa
Algunas plantas tienen referencias a medios de comunicación del mundo de los juegos de mesa

Pros

  • Maldad, maldad y maldad una buena cantidad de cartas para hacer el mal y eso mola.
  • La interacción entre jugadores, tratándose de un filler, le da un punto al juego muy interesante.

Contras

  • Cierto azar puede hacer que una partida dure muy poco y sin apenas poder hacer nada para evitarlo.
  • Nos hubiera gustado un elemento diferente para decidir dónde va el ascensor, el dado le da una aleatoriedad que le viene bien, pero a veces saca demasiado al jugador de la partida.

Conclusión

Alíen 51: El ascensor es un filler de muy sencillo de reglas, pero que está listo para hacer pasar un rato divertido con una buena dosis de interacción y puteo entre jugadores.

El juego de por si plantea dos mecanismos de puteo: El primero es la acción que te permite mover trabajadores de otros jugadores y el segundo y sin duda más interesante, el uso de las cartas.

Las cartas de Alíen 51: El ascensor son su elemento diferenciador. Estas plantean casi siempre un doble uso muy interesante, o las uso para favorecerme o las uso para hacer el mal.

Estas cartas permiten mover trabajadores tanto propios como ajenos de un lugar a otro sin parar. Esto nos permite ir acercándonos más rápidamente a nuestro objetivo o alejar a los demás jugadores del suyo, si vemos que están demasiado cerca.

Alien 51: El ascensor, cartas para hacer el bien… o el mal

Alíen 51: El ascensor juego de mesa

En contra, el doble azar del juego, tanto en la tirada de dados, como en las cartas que te toquen, pueden marcar el devenir de alguna partida. Parece claro, que el dado para el movimiento del ascensor quiere darle ese toque de caos, pero si lo juntamos con el azar de las cartas, sí que puede sacar a un jugador de la partida.

En definitiva, Alíen 51: El ascensor se muestra como un filler de puteo e interacción muy divertido que plantea partidas cortas e intensas. Cada turno cambiaran las circunstancias y requerirá a los jugadores adaptarse a lo que venga.

Pero sobre todo, Alíen 51: El ascensor es un juego donde hacer el mal, será muyyyy divertido.

 

Si quieres leer más reseñas y primeras impresiones, no dejes de visitar nuestra sección de reseñas

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!